eldiario.es

Menú

Cultura

El 'noir' según Michel Bussi

El escritor francés, que participa en el BCNegra, espera que la novela negra francesa tenga el mismo éxito que la novela nórdica y explica las características esenciales de los autores de uno y otro país

También ha presentado su último libro, No lo olvides jamás, que ha vendido 150.000 ejemplares en Francia

- PUBLICIDAD -
Bussi: En el género negro francés hay más fantasía y poesía que en el nórdico

Michel Bussi

El escritor francés Michel Bussi, que participa en el festival BCNegra, considera que el género negro de su país, que ha reemplazado la atención que en otro tiempo tuvieron los autores nórdicos, tiene peculiaridades como el recurso a la fantasía y la poesía.

Bussi espera que el "polar" francés, como se conoce el género en Francia, tenga el mismo éxito que los autores nórdicos, que "siguen vendiendo y seduciendo a los lectores". También cree que "en los libros de suspense franceses hay más fantasía, un toque más poético, irracional, un vínculo entre lo social y lo fantástico, como se puede encontrar en las páginas de Fred Vargas, Bertrand Minier o Pierre Lemaître, sea 'thriller' o policíaco, que tiene menor presencia en los nórdicos".

Y esas dos dimensiones, fantasía y lirismo, "se utilizan mucho en la novela francesa, seguramente por la influencia del surrealismo y de los poetas franceses". El escritor, que es geógrafo y politólogo de profesión, ha llegado con su última novela publicada en España, No lo olvides jamás (DeBolsillo), que ha vendido unos 150.000 ejemplares en Francia y sus derechos a 30 países. La novela presenta a Jamal, un joven de origen magrebí con una discapacidad física, que se entrena duro para que su prótesis en la pierna no interfiera en su vida y que sale a correr por los acantilados normandos de Yport.

Un joven que manipula al lector

"Quería un protagonista héroe, pero al mismo tiempo chivo expiatorio, es decir, alguien sin suerte en su vida, pero con coraje, valor, encanto y empatía", apunta el autor, para quien "el lector es aquí una especie de jurado, que delibera en función de sus emociones y que no sabe hasta qué punto es manipulado por el propio Jamal, que quizá aprovecha su discapacidad para granjearse la simpatía". Bussi insiste en que "la cuestión racista o su origen humilde no es el motor de la historia".

Michel Bussi, invitado de lujo en el BCNegra

'No lo olvides jamás', de Michel Bussi

El principal reto al que se enfrentó el escritor con esta novela fue "la dificultad de conseguir un ritmo en espiral, es decir, que se acelerara permanentemente y sin tiempo muerto, con una escena cada vez más sorprendente que la anterior, sin llegar al punto de que el lector piense que Jamal está loco de atar". Para que el lector no acabe tirando la toalla, añade Bussi, debe encontrar en el texto elementos que lo vinculen a la realidad.

No ve conexiones entre su profesión de profesor de geografía o de politólogo con la narrativa: "Siempre quise escribir, mucho antes de ser profesor o geógrafo, y acabé en la novela casi por azar". De hecho, Bussi intenta "mantener separadas su dedicación a analizar la política y su vocación literaria, un género que siempre le ha gustado, como demuestra su debilidad por Hitchcock y en particular por su película Vértigo. Sin embargo, no descarta que en un futuro acabe escribiendo sobre el mundo de la universidad o de la política.

Bussi no percibe una evolución en su narrativa desde que debutara con Code Lupin en 2006. "La dificultad para un escritor que no tiene un protagonista que se va repitiendo es explorar nuevos campos, nuevos mundos", y esa dinámica le ha llevado en su última novela, aún inédita en España, Maman a tort ( Mamá se equivoca), a meterse "en la cabeza de un niño de 3 años para construir una novela negra".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha