eldiario.es

9
Menú

Cultura

Cora Novoa... o la música electrónica con acento gallego en Europa y América

- PUBLICIDAD -
Cora Novoa... o la música electrónica con acento gallego en Europa y América

Cora Novoa... o la música electrónica con acento gallego en Europa y América

La ourensana Cora Novoa, compositora de música electrónica, es una joven artista reconocida y reclamada tanto en Europa como en América Latina que, a sus 29 años y tras compartir proyectos con 'djs' reconocidos a nivel internacional, asegura en una entrevista con Efe que disfruta con diferentes tipos de estilos, entre los que no podían faltar los acordes de Galicia.

Fue cursando Informática cuando esta mujer descubrió que se podía crear música con ordenadores y que aquello posiblemente era lo suyo, así que, una vez terminado el ciclo que estudiaba, hizo la maleta y emprendió el camino a Madrid, donde se formó en sonido, "lo que verdaderamente quería".

Sus primeros pasos laborales los dio en un mundo "algo más" clásico, puesto que estudió flauta travesera en el conservatorio tres años y medio.

Una vez finalizada su etapa en la capital española, trabajó como técnico en distintas empresas, pero enseguida vio que necesitaba un cambio porque estaba bloqueada.

Berlín fue la elección, y la ciudad que le proporcionó esos nuevos aires que anhelaba.

"Tuvo que ser ya en Alemania cuando una agencia de artistas de España se interesó por mí y así empecé a trabajar y comenzaron a salir bolos... hasta hoy. En todo este tiempo he ido evolucionando y conociéndome como artista", detalla.

En la actualidad, tiene un "nombre" en la música como compositora y 'dj'.

Las colaboraciones con otros referentes del género las agradece.

Cita a Henry Saiz, con el que trabaja mucho y del que admira su carrera.

Cora Novoa actúa en México, Argentina, Alemania, Grecia, y en 2010 tuvo el "privilegio" de clausurar el festival Sónar en A Coruña y Barcelona.

Es un talento femenino en un mundo que sigue siendo "muy masculino", "para bien y para mal".

"La ventaja es que destacas más, pero te miran con lupa".

La relación con sus compañeros la ve "en general muy positiva, aunque hay de todo, hay muchos 'egos'... pero igual que entre los escultores, pintores... y en todos los mundillos siempre que hay 'persona' y 'arte o difusión', es decir, algo que poder expresar".

La profesión de esta joven siempre ha estado rodeada de mitos. Su faceta de 'dj' puede sugerir que su trabajo es "salir de fiesta" aunque esto no se ajuste a la realidad.

"Es un oficio y no es solo pinchar. Yo hago música, me considero más compositora, hago remezclas... Entre semana tienes que plantear una estrategia con tu agencia, hacer entrevistas, afanarte en las creaciones... Esto supone un ritmo exigente que se intensifica aún más en una gira".

Así, en un día de actuación, suele llegar de viaje ese mismo día, cenar con el promotor, descansar un tiempo corto en el hotel "y ya vas a actuar".

Otra falsa creencia asociada a su ocupación está vinculada a las drogas. A Cora Novoa no le importa pronunciarse: "En el entorno en el que me muevo tenemos claro que este es nuestro trabajo y que hay que tomárselo muy en serio. Ser profesional, actuar, terminar... y después puedes tomarte una copa, pero al día siguiente hay que trabajar de nuevo".

Con todo, admite que en casos puede haber "parte de verdad", pero siempre hay una tendencia a "magnificar", a "hacer una bola".

Rompiendo con más estereotipos, esta chica asegura que "escucha todo tipo de música". En el "palo" con el que más se identifica, sitúa como ídolos a Jori Hulkkonen y a Röyksopp, pero luego puede deleitarse con lo que le ofrecen cantantes como Rihanna y géneros como el R&B, rock, funk, jazz, folk...

Le encanta también la música tradicional gallega. "Una de las cosas de las que más orgullosa me siento es de ser gallega. Con el tiempo volveré a vivir en Galicia. Tengo mucha 'morriña' y vengo casi cada tres meses".

Donde siente quizás más acogida cuando está fuera es en Argentina, "una pasada, allí la gente se entrega muchísimo, se prepara, quedan en grupos grandes, escuchan toda la discografía... Si algo les gusta van a muerte".

A todos aquellos que nunca han dado una oportunidad a lo que ella hace, Cora les envía un consejo: "Si acudiesen a una sesión, verían que no todo es bombo, caja y platillos. Hay un montón de vertientes e igual se sorprenden y les gusta. A todas las opciones de arte se les debe dar una oportunidad e ir sin prejuicios".

Juventud y talento son, hoy por hoy, uno en Cora. Pero, ¿cómo se ve en diez o quince años, y dedicándose a qué?

"Espero estar haciendo lo que me guste, si es música, música, y si no es así, tengo un montón de cosas que me encantan, la programación o cosas relacionadas con el audio puramente técnicas".

De hecho, trabaja también en música para videojuegos o aplicaciones para móviles.

Cora Novoa vive un presente prometedor. Uno de los proyectos incipientes que más la ilusiona es un evento que conjugará gastronomía, música y arte en el restaurante Paprica de Lugo.

Esta artista condensa su 'filosofía' en una reflexión final: "Pinchando y haciendo música me fascina llegar a la gente. La conexión que puedes llegar a tener en directo a través de la música es única. No hay dinero que lo pague".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha