eldiario.es

Menú

Cultura

Laxe: "Vivimos unos tiempos de retorno a lo sagrado"

- PUBLICIDAD -
Laxe: "Vivimos unos tiempos de retorno a lo sagrado"

Laxe: "Vivimos unos tiempos de retorno a lo sagrado"

El director español Oliver Laxe, ganador del gran premio de la Semana de la Crítica del Festival de Cannes por su película "Mimosas", considera que en la actualidad se vive un "retorno a lo sagrado" por el fracaso de un proyecto de sociedad.

"Vivimos unos tiempos de retorno a lo sagrado. Hoy en día hay una consciencia de que el proyecto de las luces, de la Ilustración, ha fracasado. Nos ha dado muchas cosas, pero no nos ha hecho más libres", explica Laxe, gallego aunque nacido en París en 1982.

Su filme, definido como un "western religioso", sigue a una caravana que recorre el Atlas para acompañar a un anciano jeque que regresa a su pueblo natal para morir. En el camino el hombre fallece, y dos jóvenes, Said y Ahmed, se ofrecerán a completar el viaje para enterrarlo.

Para el cineasta, "todo es religioso", e incluso los discursos más antirreligiosos están realizados "desde valores profundamente religiosos, como los discursos más de izquierdas".

La película cuenta con una impactante fotografía y con una enorme belleza formal, con las que el cineasta pretende crear en el espectador "un plano de percepción distinto" y con las que busca "una catarsis mental que invite a una catarsis física, de epidermis".

"La película es muy femenina. Oriente es sombra, Occidente es luz. Hay un espacio para la ambigüedad, para lo no dicho, lo invisible, el misterio, que está ligado a una manera de estar en el mundo", señala.

El cineasta, que ya estrenó en Cannes su ópera prima "Todos vos sodes capitans" -con la que ganó el premio de la FIPRESCI- se muestra convencido de que su generación ya no cree ningún tipo de discurso hegemónico y se muestra más abierta a explorar nuevos caminos.

"Mira hoy Europa, el miedo que tiene, la caricatura a la que asistimos, cuando Europa en el fondo es valentía, es mezcla, es amor e indulgencia", expresa.

Frente al largometraje de su debut, Laxe sintió en esta ocasión la "necesidad de ser claro", por lo que considera que ha intentado hacer una película "más popular y más de género, pero guardando ciertas dimensiones de mi cine".

Ese estilo tan personal ha complacido especialmente al jurado de la Semana de la Crítica -la ventana del festival al cine más diferente-, presidido por la directora francesa Valeria Donzelli y en el que también estaba el ganador del año pasado, el argentino Santiago Mitre.

Tantos o más obstáculos que los personajes de su película se encontró Laxe para conseguir hacerla.

Se puso manos a la obra nada más terminar su anterior largo, pero le costó seis largos años encontrar la financiación y el apoyo suficiente para terminarla.

"Hemos tenido un grado de obstáculos suficientes como para que la película se haga a si misma", ironiza el gallego, quien se acordó tras recibir el premio "de todos los 'no' que hemos recibido".

Reconoce que esas dificultades de financiación tienen que ver también con errores de estrategia o con su escritura "poco canónica".

Sin embargo, recuerda que el mismo año en que la prestigiosa revista "New Yorker" eligió su primera película como la duodécima mejor del año, el Instituto de Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), encargado de otorgar las ayudas en España, la colocó en el puesto 256 para aspirar a esos fondos.

"Está todo tan polarizado que en España el cine con alma se hace con muy pocos medios", reflexiona.

Laxe está de enhorabuena, dice. No solo por él, sino por todo el equipo que le ha ayudado a levantar el filme, y que ha conseguido que ya se haya asegurado su comercialización en Francia.

"En principio querían dejar la distribución para 2017, pero vista la buena acogida por la prensa francesa, están pensando ya en sacarla en septiembre u octubre", dice.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha