eldiario.es

Menú

Cultura

El agitado paso de Mago de Oz por Bolivia aún enfrenta a la banda y al promotor

- PUBLICIDAD -
El agitado paso de Mago de Oz por Bolivia aún enfrenta a la banda y al promotor

El agitado paso de Mago de Oz por Bolivia aún enfrenta a la banda y al promotor

La banda Mago de Oz ha tenido un agitado paso por Bolivia, donde el departamento de Consumo confirmó hoy el incumplimiento de la promotora de sus conciertos en el país, quien a su vez reiteró sus acusaciones contra el grupo español, varios de cuyos miembros declararon en comisaria el pasado fin de semana.

El viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y del Consumidor, Guillermo Mendoza, dijo que ese departamento apreció un incumplimiento por parte de la promotora FM Rock, que fue multada con el equivalente a 739 euros por una infracción grave.

La promotora incumplió lo ofertado al suspender "la participación de la Orquesta Filarmónica de El Alto y la Sociedad Coral Boliviana" en el concierto que Mago de Oz dio el pasado viernes y que iba a ser el único sinfónico de su gira por Sudamérica.

El grupo anunció el día del concierto que sería en formato habitual pues la empresa no había facilitado los medios técnicos para actuar junto a una orquesta y, finalmente, la actuación fue mucho más corta de lo previsto debido a la lluvia, lo que desencadenó un cruce de acusaciones entre la banda y la promotora.

"Vamos a vigilar y verificar que los compromisos se cumplan", señaló Mendoza respecto al cambio de formato del concierto.

El promotor Gustavo Tobar se defendió en la misma rueda de prensa señalando que hicieron "todo esfuerzo" para llevar a cabo las actuaciones y acusó a Mago de Oz de no querer hacer el sinfónico "por la duración", pues en ese formato "serían tres horas, mientras que un concierto de la gira es una hora y media".

Tobar también puso en entredicho "la vida personal desordenada" de los integrantes del grupo y calificó a su vocalista, Javier Domínguez, de "persona que no tiene cabeza".

La peripecia del grupo no acabó ahí, pues al día siguiente del concierto dos miembros de la banda y una representante del grupo madrileño tuvieron que declarar en comisaría.

Así, Mago de Oz no pudo ofrecer el concierto anunciado para el sábado pasado en la ciudad boliviana de Potosí, aunque sí dio otro en La Paz el domingo para compensar la suspensión del viernes al poco de iniciar la actuación.

Mendoza indicó que "hasta el momento" han recibido cincuenta reclamaciones por los problemas del concierto en La Paz, aunque todavía no tienen una cifra total de afectados.

El promotor reconoció, por su parte, "desconocer" el monto final que tendrán que devolver a los afectados, pero temió que será "muy fuerte".

La promotora se comprometió a devolver el importe de las entradas en los mismos puntos de venta a partir del próximo viernes y no descartó tomar medidas contra el grupo español.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha