eldiario.es

Menú

Cultura

Muchachito: Me asusta la lupa asesina de un estudio

- PUBLICIDAD -
Muchachito: Me asusta la lupa asesina de un estudio

Muchachito: Me asusta la lupa asesina de un estudio

Para Muchachito (Bombo Infierno), vivir es tocar -"Es lo que me hace persona", dice-, pero no tanto grabar, lo que explica en parte el largo lapso de tiempo transcurrido entre su último disco, lanzado hace 6 años, y el álbum que publica hoy tras dos años y medio de trabajo y vueltas en torno a su sonido.

"El directo no me preocupa tanto como el disco; no me resulta tan complicado coger una guitarra y liar una juerga de tres horas. Lo que me da miedo es la lupa asesina de un estudio, donde lo que pensabas que suena de una manera no lo hace", explica el músico catalán en una entrevista con Efe.

Para darles a sus nuevas canciones el tono que necesitaban, varió el orden de los comandos y las presentó en vivo antes de grabarlas. En cada concierto, regalaba además la maqueta que las recogía y con la gira sufragó gran parte del coste del álbum.

"Cuando me preguntaban qué estaba haciendo, yo respondía que un disco ochentero, porque quería que tuviese el punto de finales de los 70 y principios de los 80, con el pelo encrespado a lo Rod Stewart", dice sobre un proyecto que al final fluyó libre de condicionamientos previos.

De hecho, del centrifugado que supone cualquier directo surgieron temas más acelerados y aptos para el baile, producidos por Ale Acosta (miembro de Fuel Fandango) y englobados en un cuarto disco al que tituló "El jiro", con "J" de Jairo (Perera, su nombre real).

"Hasta 'Idas y vueltas', mi nivel de trabajo era muy bestia, siempre corriendo. Me apetecía romper esa dinámica también de hacer disco, promoción y gira. Me pasaron bastantes cosas a nivel personal, y mi cabeza necesitaba parar, pero no de tocar, que es lo que me hace persona", explica.

Seis años después, en los que se ha vuelto "más serio" para algunas cosas y emprendió giras con formatos más sencillos, "la cara y los ojos" de ese estupendo contubernio musical llamado Muchachito Bombo Infierno regresa como Muchachito sin más, "como señal de respeto" por la ausencia del resto de sus "compadres".

Eso no significa, precisa este músico para el que talento y camaradería van de la mano, que este sea un disco en solitario.

"Probablemente, es en el que más acompañado he estado", corrige ante aportaciones de músicos como Lichis (La Cabra Mecánica) al bajo, Diego Pozo (Los Delinqüentes) en las guitarras o Aurora García (Aurora & The Betrayers) en los coros, además de las mezclas de Dani Alcover.

El funky del primer sencillo, "Tiré", convive con la influencia de Gato Pérez ("Medios" o "Sin sentido"), el ambiente "blues" de "Echaremos cuentas" y el soniquete latinoamericano de "Adiós Compai" y "Benditos animales", a la que califica como "una canción gol" por su pegada.

Procedente del mundo del fanzine, Perera se ha rodeado además de sus amigos y colaboradores habituales para darle un toque muy especial al diseño del álbum, que en su edición especial contiene un juego de mesa ideado por su propio autor y dibujado por Pedro Rodríguez.

"Siempre es una lucha ofrecer un disco bonito, una pieza que se quiera tener en casa, igual que controlar el precio de la entrada para hacer un concierto al que se pueda asistir. Todo encarece la logística, pero vale la pena", asegura este romántico que guarda en su estudio la tabla que usó Peret para grabar el taconeo de uno de sus discos.

El 20 de mayo inicia la gira del álbum dentro del festival Territorio Sevilla. El 21 marchará al festival Montgorock de Jávea (Alicante) y el 28 al Motorshow de Gijón, antes de ofrecer el 18 de junio una actuación especial en su tierra, Santa Coloma (Barcelona).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha