eldiario.es

Menú

Cultura

Pixies: La marcha de Kim Deal fue devastadora, pero lo superamos

- PUBLICIDAD -
Pixies: La marcha de Kim Deal fue devastadora, pero lo superamos

Pixies: La marcha de Kim Deal fue devastadora, pero lo superamos

En los 30 años de historia de Pixies, la banda que inspiró el sonido de Nirvana logró renacer tras una década de inactividad para sufrir otra década después la marcha de uno de sus miembros más carismáticos. Ahora, con Paz Lenchantin entre sus filas y dos álbumes en 3 años, atraviesan de nuevo un gran momento.

"Cuando Kim (Deal) dejó la banda fue un momento devastador. ¡Era Kim Deal, por dios, una parte muy importante del grupo!", señala Joey Santiago, guitarrista del grupo sobre el abandono en 2013 de la carismática bajista y vocalista de este grupo de Boston (EE.UU.).

Su amor por lo que hacen, prosigue el músico en una charla con Efe a su paso por el Low Festival de Benidorm (Alicante), les llevó a continuar. "La gira fue un éxito y nos dimos cuenta de que podíamos superar también ese obstáculo", presume.

No fue fácil. Primero probaron suerte con Kim Shattuck, pero las cosas "simplemente no funcionaron", resume Santiago, miembro fundador de Pixies en 1986 junto a la citada Deal, el vocalista, guitarrista y compositor Black Francis y el batería David Lovering, los otros dos integrantes en activo.

Entonces llegó a la banda Paz Lenchantin, músico de origen argentino conocida por sus colaboraciones previas con bandas como Queens Of The Stone Age, A Perfect Circle y Zwans. "Ha sabido llenar el hueco con una gran voz y una potente presencia escénica", proclama Santiago.

Ahora vuelven a ser "una banda". Lenchantin estuvo implicada como uno más en la creación de "Head Carrier" (2016), su último disco y la excusa que los lleva ahora de gira por todo el mundo, tras cambiar a su productor de toda la vida, Gil Norton, por Tom Dalgety.

"Necesitábamos ese cambio, implicarnos en nuevas dinámicas de composición y grabación", apunta Santiago.

En este álbum se incluye "All I Think About Now", una idea de la propia Lenchantin en la que reconocen el legado de Deal para Pixies, lo que parece un intento por cerrar un ciclo.

"Para empezar dejó cinco discos con la banda. Tiene una voz única y los fan la adoran", reconoce el guitarrista del grupo sobre su excompañera, antes de reconocer que no mantienen ninguna relación con ella.

Asegura que cuando saltan al escenario, lo hacen sin "setlist", esto es, sin un repertorio fijo que se repita de concierto a concierto. "No es una locura, es lo que lo hace divertido", subraya.

En Benidorm (Alicante) ofrecieron el pasado viernes un gran "show" cargado de temas de sus primeros discos, del EP "Come on Pilgrim" (1987) a "Doolittle" (1989), pasando por "Surfer Rosa" (1988), álbumes que los convirtieron en bisagra entre el rock ágil pero musculoso de los 80 y el desasosiego existencial que en los 90 contagiaría al "grunge".

Blur y Radiohead los han citado como influencias y, escuchando piezas como "Gouge away", no extraña que Kurt Cobain también lo hiciera, igual que Weezer gracias a esa otra faceta suya que consagra su gusto por la melodía, en clásicos como "Here comes your man" o "Where Is My Mind".

"Me cuesta apreciar en esas bandas alguna influencia nuestra, pero si simplemente les inspiramos para hacer música, nos parece suficientemente bueno", afirma Santiago, quien responde afirmativamente cuando se le pregunta sobre las posibilidades de que la banda lance un nuevo disco en 2018.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha