eldiario.es

9

Cultura

Plovdiv abre su año como Capital Cultural europea con un espectáculo de luz

Plovdiv abre su año como Capital Cultural europea con un espectáculo de luz

Plovdiv abre su año como Capital Cultural europea con un espectáculo de luz

"Por Zeus, que es una de las ciudades más grandes y hermosas". Así describe el dios Hermes, según un cronista clásico, a Plovdiv, la milenaria ciudad búlgara que hoy inaugura su año como Capital Europea de la Cultura.

La recomendación de Hermes la comparten los diarios The New York Times y The Guardian, que la han incluido en sus listas de sitios a los que ir este 2019.

Desde la Pulpudeva de los tracios, pasando por la Trimontium romana o la Filibe otomana, la ciudad acumula 8.000 años de historia, si se tienen en cuenta los asentamientos primitivos anteriores a la ciudad propiamente dicha.

Durante los próximos 12 meses, Plovdiv, a unos 150 kilómetros de Sofía, quiere conectar ese legado con el presente, con un programa diseñado bajo los lemas de "Diversidad" y "Nosotros somos todos los colores".

La Capitalidad cultural, que Plovdiv comparte este año con la italiana Matera, arranca hoy oficialmente con tres horas de un grandioso espectáculo de música, luz y danza que iluminará el centro de la segunda ciudad más grande de Bulgaria.

En esta fiesta, en la que participan unos 1.500 artistas, se mezclarán tradiciones típicas búlgaras con tecnologías modernas, con un espectáculo de fuegos artificiales para iluminar el cielo sobre el río Maritza (Evros), seguido de una actuación del DJ alemán Schiller sobre un escenario de 30 metros de altura.

Esta espectacular inauguración es solo el comienzo de un amplio programa con unos 500 eventos durante todo el año, muchos de ellos propuestos por los propios ciudadanos.

"La iniciativa tiene como objetivo maximizar la autenticidad de los eventos culturales con la ciudad, encontrar un camino para el público y, sobre todo, crear un estado mental resumido, de manera simple y clara, bajo el lema 'Juntos'", ha explicado Svetlana Kuyumdzieva, directora artística de Plovdiv 2019.

El programa está dividida en cuatro plataformas temáticas, Fusión, Renacer, Relajación y Transformación, relacionadas con las características de la ciudad, sus comunidades, su patrimonio cultural e historia, pero también los problemas a superar.

Por ejemplo, la iniciativa Fusión incluye la construcción temporal de un puente sobre el río Maritsa que una Stolipinovo, un barrio habitado mayoritariamente por gitanos, con el resto de la ciudad.

Un proyecto que busca crear un lazo, físico y simbólico, y denunciar los estereotipos y la discriminación que sufren los habitantes del barrio gitano más poblado de los Balcanes, unos 40.000 según el registro oficial, pero que podrían ser el doble.

Jóvenes de Stolipinovo serán protagonistas también en otro proyecto, "aW(E)are", de la compañía italiana, GOMMALACCA Teatro, que tiene como objetivo unir a niños y jóvenes de este barrio con los del resto de la ciudad mediante el teatro.

La falta de atención dedicada a este barrio, y la acusación de que las autoridades han tratado de ocultarlo a los visitantes, ha sido una de las principales críticas a la organización de la Capitalidad cultural.

Otra ha sido el fracaso de crear una ciudad de la cultura en el antiguo centro de la industria tabaquera, una serie de edificios de principios del siglo XX que hoy están en manos privadas y sobre los que se sospecha hay intereses de especulación inmobiliaria, pese a su estatus de patrimonio protegido.

Dentro de la plataforma Relax, dedicada a la música, se celebrará en mazo el Brexit Blues, un festival en el que 500 artistas de Bulgaria y el Reino Unido lanzarán el mensaje de que, pese al brexit, Europa mantendrá su unidad cultural.

La tercera plataforma, Transformación, pretende asegurar que la Capitalidad cultural se prolongue más allá de 2019, mientras que Renacimiento quiere centrarse en aprovechar las influencias europeas que llegan a Bulgaria.

Plovdiv, con unos 340.00 habitantes, es considerada la capital literaria de Bulgaria, y también es centro de una importante actividad pictórica.

En los últimos años, la Kapana, un laberíntico barrio, ha pasado de ser una zona deprimida a convertirse en un centro cultural, gastronómico y comercial, y también se ha vuelto muy popular la interpretación de óperas al aire libre en el antiguo anfiteatro romano durante el verano.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha