eldiario.es

Menú

Cultura

El Teatro La Abadía utiliza a Harold Pinter para denunciar el desgobierno

- PUBLICIDAD -
El Teatro La Abadía utiliza a Harold Pinter para denunciar el desgobierno

El Teatro La Abadía utiliza a Harold Pinter para denunciar el desgobierno

Dramaturgo y poeta, el Nobel Harold Pinter (Londres, 1930-2008) está siempre de actualidad, ya sea por su humor sarcástico, por su acidez o por el dardo certero de sus escenas cotidianas de denuncia de la soledad o la incomunicación o, como es el caso de "Invernadero", el desgobierno y los mecanismos del poder.

El madrileño teatro de La Abadía es, del 26 de febrero al 29 de marzo, el hogar que acogerá el nuevo proyecto del "mago" Mario Gas, como lo califica el director del centro de estudios y creación escénica de la Comunidad de Madrid, José Luis Gómez, de quien dice "tiene un don para llenar teatros sin abdicar un ápice de lo que honra a la profesión".

En este caso, lo intentará con una difícil adaptación de "Invernadero", traducida por el escritor Eduardo Mendoza, que llevan a escena Gonzalo de Castro, Tristán Ulloa, Jorge Usón, Isabelle Stoffel, Javivi Gil Valle, Carlos Martos y Ricardo Moya, llena de "comicidad y humor negro que llega casi al terror", ha explicado Gas en una rueda de prensa.

"Invernadero" es una sátira del funcionamiento burocrático y del gobierno autoritario a partir de un balneario, o sanatorio, cuya naturaleza exacta no se desvela, aunque se sabe que el que llega ahí, por un motivo u otro, no sale.

"Trata de esos establecimientos ocultos que no conoce la ciudadanía normal como metáfora de las relaciones humanas y de la acción de los estados aparentemente democráticos, pero con una vocación interior secuestradora y totalizadora. Sabemos de qué estamos hablando", resume Gas.

Obra capital y una de las más representativas del teatro de Pinter, "Invernadero" está inspirada en la intervención soviética en Hungría para conjurar la revolución.

Un día de Navidad, el director de este centro de reposo es informado de la muerte de un paciente; un suceso en el que todos los empleados están involucrados.

A pesar de ser un Pinter "tempranero", explica el dramaturgo catalán, "Invernadero" incluye "muchos Pinter: desde el paradójico, al quietista, al de la bruma y la paradoja y los silencios (...) y también contiene al Pinter explosivo, que roza la comicidad pero rompiendo la secuencia ortodoxa de la comicidad para ir hacia el slapstick (bufonada)".

"Es una obra muy fresca y variopinta que, a medida que avanza la acción puede descolocar un poco", apunta Gas, que advierte de los "momentos sangrantes" de la obra y de "cómo se va densificando hasta dar un poco de miedo".

Se trata de una obra que el Premio Nobel británico escribió en los años cincuenta pero que guardó para estrenarla en un momento oportuno; ese momento fue treinta años después y hoy es de "flagrante" actualidad, como apunta Javivi Gil Valle.

"Por encima de la maldad y del poder que reprime, lo que más me llama la atención es cómo Pinter señala a los que nos gobiernan y lo mal que se organizan; es muy triste -dice Gil Valle-, qué mal organizados están los que nos gobiernan, cómo pueden vivir de esa manera miserable en esa balsa sociométrica".

El actor reflexiona sobre cómo la sociedad española de hoy se ha visto sorprendida y conmocionada por todas las tramas de corrupción que se conocen cada día, y de cómo "todos estos follones nos llevan a la misma pregunta que esta obra: cómo podemos estar tan mal gobernados".

Tiene la obra otra particularidad, y es que a su sombra, o mejor, a su arropo, ha nacido un grupo "de acción" teatral, casi un "comando", se ríe Gas, que se vale del mismo nombre -"Teatro del Invernadero"-, para agrupar a "profesionales" que intentan pasar "este invierno ambiental que nos rodea", ha explicado el dramaturgo.

Hasta el momento, con Gas están los actores Ulloa, De Castro y Paco Pena, aunque "están abiertos" a otras incorporaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha