eldiario.es

Menú

Cultura

"El cohete y el abismo", la decadencia de una sociedad vista por Damián Ortega

- PUBLICIDAD -
"El cohete y el abismo", la decadencia de una sociedad vista por Damián Ortega

"El cohete y el abismo", la decadencia de una sociedad vista por Damián Ortega

El Titánic hundido en el suelo del Palacio de Cristal del Parque del Retiro, la Torre Latinoamericana de México boca abajo y el destruido proyecto urbanístico Pruitt-Igoe, diseñado por Minoru Yamasaki, son símbolos de la modernidad utilizados por Damián Ortega para reflexionar sobre la decadencia de una sociedad.

"El cohete y el abismo" es un proyecto específico realizado por el artista mexicano para el Palacio de Cristal, por encargo del Museo Reina Sofía, y supone su primer trabajo presentado en España.

En él, Ortega ha utilizado la peculiar arquitectura del edificio, de cuya cúpula central cuelga la Torre Latinoamericana invertida. Con movimiento de péndulo, el rascacielos construido entre 1949 y 1956 a semejanza del Empire State Buildong funciona como un reloj de arena que va dibujando formar sobre el suelo.

En "Monumento", el Titanic es una escultura blanda de lona de trece metros, suspendida también del techo. Sobre la tela, Damián Ortega ha dibujado el buque que se precipita sobre el suelo.

Por su parte, "Los pensamientos de Yamasaki" es una instalación fruto de la investigación realizada por el artista sobre el proyecto urbanístico Pruitt-Igoe. Imágenes, textos, objetos, muchos de ellos procedentes de mercadillos, aluden a la memoria de los que habitaron el complejo de edificios.

Considerado como uno de los proyectos urbanísticos de vivienda pública más relevantes de la posguerra en Estados Unidos, Pruitt-Igoe se construyó en un momento de optimismo económico, pero fue una gran decepción por su rápida decadencia.

En los años setenta, sus treinta y tres edificios fueron demolidos por decisión del gobierno federal, convirtiéndose en paradigma del fracaso de la arquitectura moderna.

Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía, recordó que la demolición del último de estos edificios supuso el fin de la modernidad, en opinión de Charles Jencks.

"Es el final de un periodo, de las promesas incumplidas por la modernidad" a través de un edificio construido por el mismo arquitecto que las Torres Gemelas, "que también han marcado la historia contemporánea".

Aquella promesa de la ingeniería moderna que fue el Titanic "aquí choca contra el suelo del Palacio de Cristal, construido en el siglo XIX por una burguesía que quería hacer un mundo mejor y que resultó una realidad incumplida, como el Titanic", según Borja-Villel, para quien una de las claves del trabajo de Damián Ortega "necesaria para entender su obra es el humor".

Para Joao Fernandes, comisario de la muestra, los proyectos presentados por Ortega "son tres alegorías de la contradicción entre la visión humana y sus consecuencias en la realidad", ya que la obra del artista mexicano "es una manera de cuestionar la realidad y analizarla".

Las obras del Palacio de Cristal "son monumentos de una historia, de una sociedad obsesionada por la idea del progreso, del más a más, y él analiza esos procesos que a la vez son origen de su decadencia", según el comisario, para quien Ortega presenta una realidad compleja a través de elementos muy simples.

"El cohete y el abismo" es para Fernandes "una trilogía de la visión de decadencia de una sociedad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha