Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

César A. Molina: La cultura necesita buena educación y medios para ejercerla

César A. Molina: La cultura necesita buena educación y medios para ejercerla
A Coruña —

0

A Coruña, 30 jun (EFE).- La cultura necesita buena educación y medios para poder ejercerla, reclama el profesor y exministro César Antonio Molina, que acaba de publicar "¡Qué bello será vivir sin cultura!", un libro cuyo detonante ha sido "la degradación, cada vez mayor, de la enseñanza universitaria".

Molina echa en falta "esfuerzo y exigencia a los alumnos. Es una vergüenza pensar que es antidemocrático valorar la dedicación al estudio y dejar pasar a gentes que no aprueban simplemente porque se dedican a otras cosas", considera el ex ministro en una entrevista con Efe.

Además de ministro de Cultura, César Antonio Molina (A Coruña, 1952) ha sido profesor de Teoría y Crítica Literaria en la Universidad Complutense y de Humanidades en la Carlos III, donde ha transmitido estas ideas a centenares de alumnos que observa, con los años, menos preparados y "obsesionados" por estar entregados a las redes sociales.

Avisa de este modo de vida de los estudiantes "en su propio gulag sin conexión alguna con sus compañeros", con el teléfono móvil y el ordenador sustituyendo también al profesor. "Nunca pensé, en los muchos años de docencia, que se llegara a semejante momento. Esto me hizo reflexionar sobre este nuevo mundo", añade Molina.

Fue director adjunto de Diario 16 y máximo responsable del Instituto Cervantes, el Círculo de Bellas Artes y la Casa del Lector, y se posiciona en "¡Qué bello será vivir sin cultura!" (Destino) contra el "totalitarismo tecnológico" de algunas grandes empresas.

Advierte de que "hemos delegado parte de nuestra libertad en estas empresas que controlan nuestra vida. Ya no podemos vivir sin aparatos y, a través de ellos, consumir lo que se nos ofrece porque estamos controlados todo el día".

En consecuencia, esta "idiotización" es el "resultado de una mala educación y la creencia de que los instrumentos son la panacea universal y debemos delegar en ellos nuestro cerebro, y con ello nuestra voluntad y nuestra libertad".

Es "muy difícil" frenar esa deriva, considera el profesor, si bien la solución pasaría por "enseñar en las familias y en la educación que nosotros debemos manejar estos objetos y no ellos a nosotros".

Leer es parte de ese camino y, aunque a muchos las tablet no les inviten a hacerlo como un libro, "lo importante es leer bajo el soporte que sea -defiende- y sobre todo qué leer, porque cada vez más las librerías están llenas de basura".

Cree Molina que "la cultura está también muy necesitada de ecologistas que limpien de esos plásticos nefastos, muchos libros, que ni enseñan y únicamente confunden, y van conformando una mancha de petróleo que ahoga a lo verdadero".

En este contexto, el exministro echa en falta un pacto de estado por la cultura que no llega porque "nunca fue importante en España" e incluso "hoy, en algunas comunidades de nuestro país, se educa para el odio y no para la convivencia".

En esta tarea también "los políticos españoles dejan mucho que desear" y "son el ejemplo de ese gran fracaso de la democracia española que no ha sabido educar y enseñar a sus ciudadanos. La mejor oportunidad en los quinientos años de nuestra historia, perdida, y yo no sé si ya para siempre".

Con la mirada puesta en el futuro, Molina cree que "el español sigue siendo muy individualista" y que "siempre habrá genios, pero esa masa bien preparada y efectiva seguirá faltando".

"Lo estamos viendo. Formamos a grandes médicos y enfermeros, y se tienen que ir del país. Cuando comenzó la pandemia no teníamos mascarillas ni nada de nada. El Estado lleva décadas desentendiéndose de sus ciudadanos", lamenta.

Ya repasando el camino andado, el profesor se siente "muy satisfecho" con su vida y recapitula: "Luché por que mi familia republicana recuperara la dignidad que les arrebataron por la fuerza, y creo que lo conseguí. Y todo se lo debo a la luz de la Torre de Hércules. Creo que tampoco a ella la he defraudado".

Elizabeth López

Etiquetas

Descubre nuestras apps