eldiario.es

9
Menú

Cultura

Nacho Vigalondo: "Boyero y Almodóvar son las dos Españas"

Tres profesionales de la crítica cinematográfica y un cineasta reflexionaron ayer sobre los retos de la profesión en el último Salón Canino: ciclo de microcharlas en la La Casa Encendida

33 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los ponentes del último "Salon Canino" en La Casa Encendida

Los ponentes del último "Salon Canino" en La Casa Encendida

Si hubiese un capítulo de Black Mirror dedicado a la crítica cinematográfica, los temas que abordaría serían exactamente los que salieron a relucir ayer en La Casa Encendida. La última sesión del Salón Canino, charlas-debate alrededor temáticas de la cultura pop organizadas por Caninomag todos los meses, resultó ser una de las más interesantes de todo el curso.

Cuatro charlas: cómo vive el cineasta la crítica cinematográfica, la poca presencia de mujeres ejerciendo en la profesión, el papel de la crítica clásica y los nuevos modelos en Internet. Cuatro ponentes excepcionales: Nacho Vigalondo, Desirée de Fez, Blanca Martínez y Daniel Partearroyo. Y un puñado de interesantes reflexiones que pusieron en solfa el conflicto de la crítica cinematográfica actual. Los ingredientes eran simples pero resultaron realmente estimulantes y el debate posterior se alargó hasta las 22:00h de la noche.

El primero en intervenir fue Nacho Vigalondo, director de películas tan interesantes como Los Cronocrímenes, que describió el estado de la profesión cinematográfica en nuestro país en términos de ceguera. "A mi me parece que no vemos lo que pasa", contó. Para él, "Boyero y Almodóvar son las dos Españas: uno es el crítico mejor pagado de nuestro país y el otro nuestro director más internacional" y, sin embargo, "no vemos que son ellos los que atraen visitas con discusiones poco afortunadas pero que tienen que ver con el ritmo que se impone a la crítica". El cineasta, una máquina de titulares, defendió que "si Boyero pudiera elegir no hablar de Almodóvar, lo haría, pero la gente espera cada nueva batalla de uno y otro. La gente quiere que corra la sangre". Según Vigalondo, la relación del cineasta con el crítico se divide tres fases: infancia, adolescencia y una posible madurez.

Vigalondo espera que el mercado en línea sea "el futuro inmediato" del cine en España

Vigalondo espera que el mercado en línea sea "el futuro inmediato" del cine en España EFE

"La primera crítica negativa que tuve me impulsó a indagar en la vida de quien la había escrito para saber las razones por las que me odiaba. No entendía que fuese mi obra. Eso es la infancia de un cineasta", contó Vigalondo. Luego llega la adolescencia que "consiste en que metabolizas bien las críticas positivas. Ya no tienes la necesidad de agradar. Pero en las críticas negativas sigues pensando que alguien conspira contra ti". Aunque el cineasta también cree en una redención que llega con la madurez de la relación cineasta-crítico. Se trata de "llegar a un punto en el que el cineasta sea capaz de entender que la crítica puede ser parte de su construcción y a partir de ésta puede nutrirse". El cineasta no tiene que justificarse, ni tampoco defender su trabajo con un cuchillo en la boca. "Pensar que una crítica negativa no deriva de la poca calidad de nuestra obra sino de un posicionamiento anterior del crítico, es la fantasía de todo cineasta. Y todos los directores caemos en ese pecado".

Mujeres en la crítica cinematográfica

Le siguió Desirée de Fez, crítica de cine en medios como El Español o Fotogramas, que habló de la poca presencia de la mujer en un área como la suya: la crítica cultural. "Ahora mismo seguimos siendo muy pocas. Hay voces interesantísimas pero muchas de ellas no tienen plataformas para exhibir su trabajo con suficiente visibilidad". Se trata de un ejemplo más de algo global: "Haces un repaso de las revistas más importantes de cine y ninguna está dirigida por una mujer. Pero no sólo en revistas: los festivales de cine más importantes de España están dirigidos por hombres". A lo que cabría sumar que "no existe la figura de crítico estrella que sea chica en ninguna publicación. Eso es una realidad en nuestro país", denunció de Fez.

Blanca Martínez, co-creadora de la página de ensayo cinematográfica Visual 404, habló de nuevas formas de entender la crítica en el entorno digital. "En Visual 404 hacemos crítica digital que es otra forma de escribir, otra forma de mirar y otra forma de presentar el trance estético que tiene una obra". Además, su web se transforma constantemente. "Cambiábamos de formato con la idea de luchar contra el tiempo y empezamos a abordar otras disciplinas como la ilustración o el videoensayo".

visual 404.jpg

Imagen de la Web Visual 404

"Visual está montado como una especie de videojuego, como un Work in Progress. Cada uno de los símbolos que en ella aparecen son fases del proyecto en las que hemos hecho algo distinto", contó Blanca.

Nuevos retos y viejos escenarios

Daniel de Partearroyo, crítico en Cinemanía, habló de la necesidad de coexistencia ente diferentes modelos de análisis. "Cuando yo empecé a leer sobre cine en internet, era un panorama distinto al actual, pero hoy ha llegado hasta el paroxismo", dice el crítico. Un estado de la cuestión en el cual "un crítico sale de un pase de una película y lo primero que piensa es un tuit para publicar rápidamente y ya no vuelve a pensar en esa película porque ha despachado una parte del trabajo que se le pide". La profesión hoy consiste muchas veces en "soltar una opinión directa, resumirla en un sistema de estrellitas y ya está", reflexionó el crítico.

No obstante, la inmediatez alterada por la presencia de las redes sociales no quita que el escenario sea difícil de valorar. "La promesa que daba internet de compartir archivos iba a suponer la emancipación del mercado de distribución" contaba Partearroyo "aquello nos iba a ayudar a superar toda esa indigencia cinéfila que había vivido España por culpa de los retrasos atávicos de la distribución".

Sin embargo, según la visión del crítico, el resultado no fue por aquellos derroteros. Hoy "la mayoría de páginas web de cine se pliegan a los mismos ciclos comerciales que antes. Ahora que tienen todo el universo cinematográfico en sus manos han hecho el mundo más pequeño".

Partearroyo fue el último ponente de un ciclo de charlas organizado por Caninomag.es. En ellas se han abordado temáticas como el feminismo en la cultura pop o los nuevos medios de comunicación y que, esperemos, vuelvan después de verano a La Casa Encendida.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha