eldiario.es

9

Cultura

Mi canción es para ti

David Bisbal se apunta al cine protagonizado por cantantes que lidian con sus fans y aprovechamos para recordar algunos hitos del pasado, de Elvis a Los Bravos pasando por los Hombres G

Elvis lo borda en Jailhouse Rock

Elvis lo borda en Jailhouse Rock

La cartelera española tiene esta semana una sorpresa inesperada. Un mediometraje que se estrena a salas comerciales, un formato muy poco habitual. Lo protagoniza David Bisbal y es parte de la campaña de su nuevo disco. Ambos se titulan Tu y Yo. Los créditos de la película no solo detallan al equipo técnico sino también las fechas de los conciertos, un despliegue llamativo en esta época de datos instantáneos y actualizaciones por móvil.

La historia de ficción que despliega la cinta forma parte de una larga estirpe cinematográfica: el cantante de éxito que enamora a una fan con su garganta mientras enmienda su éxito recuperando sus raíces. Aprovechamos para repasar algunos de los nombres principales en esta tradición de músicos que se interpretan a sí mismos en la gira y la conquista.

Elvis Presley

De entre todos los cantantes que en la gran pantalla interpretan a un cantante que conquista a la chica a golpes de garganta y de cadera, nadie tan insistente como Elvis, que protagonizó 31 películas. En las primeras, se especializó en historias de cantante de baja estofa que alcanza el triunfo pero recuperando como novia a la mujer que le ayudó en la ascensión: lo mismo aprendiendo guitarra en el trullo y liándose a la cazatalentos en El Rock de la Cárcel, que interpretando a un talento rural al que descubren y que recupera su amor en la publicista, en Amándote. El embajador de la música del sexo (eso es lo que significaba rock and roll en el argot de la época) contoneaba las caderas y lo alternaba con baladas, que no solo de fricción vive el hombre.


Manolo Escobar

Desde 1963 hasta 1981, cada año hubo en estreno una nueva película de Manolo Escobar, tan fijo y tan incansable como la primavera. La historia del cantante que parte de la nada para alcanzar las más altas cotas de la radiofórmula la encarnó en Mi canción es para ti, pero luego dedicó su voz a pelear contra las inmobiliarias turísticas en En un lugar de la Manga. Hasta cinco veces le acompañó Concha Velasco, que interpretaba a la chica moderna que contrafiguraba al clásico. Los largometrajes de Manolo Escobar contaron las entradas por millones y aún hoy se pueden escuchar los suspiros cuando en la tarde del sábado los recupera Cine de Barrio.


Peret

Al rey de la rumba catalana conquistar mujeres con la garganta le salía que ni el ventilador. En A mi las mujeres ni fu ni fa le levanta la prometida a un psiquiatra a base de guitarrazos mientras se fingía de la otra acera, y en Si Fulano Fuese Mengano la música ya le ha dado tanta chica que se ha convertido en un playboy en resaca permanente. Si en las películas de Manolo Escobar siempre había alguien cerca para prestarle una guitarra, en las de Peret del lugar más inesperado aparecía una pareja encorbatada dispuesta a acompañarle dando palmas.


The Beatles

En este repaso de cantantes que hacen de cantantes que lidian con sus fans y conquistan con sus canciones no nos podemos saltar a los Beatles. Sus huidas de las avalanchas de adolescentes en ataques de histeria se convirtieron en comedia gracias a Richard Lester que firmó ¡Qué Noche la de Aquel Día! En España la mejor respuesta a las películas Beatles fue la indescriptible Una vez al año ser hippy no hace daño, con la actuación central del grupo ficticio Los Hippy-loyas.


Los Bravos

El magnetismo en celuloide de los Bravos era tal que conquistaban a las oficinistas preguntando direcciones, y las ponían a girar en sus sillas de ruedas. Así arrancaba Dame un poco de Amooor, un puro delirio pop supervisado por los míticos Estudios Moro de animación, responsables de la Ruperta y de la familia Telerín. Los Bravos protagonizaron seis películas donce lucía su cantante Mike Kennedy, que era un americano de pega: en realidad era berlinés y se llamaba Michael Kogel.


Hombres G

El fenómeno fan en España iba cambiando de rubio favorito con la prisa de las portadas de la Superpop, pero cuando pegó en los Hombres G tuvo la fortuna de quedar inmortalizado por Manuel Summers, que además de ser un hito de la cinematografía española era también el padre del cantante. En Suéltate el pelo materializaban sus temores con fans menores de edad y terminaban chantajeados y arrestados. Mucho más colorista es ¡Sufre Mamón!, donde se ciñeron tanto a la letra de la canción que hay niño pijo -se llama Ricky Lacoste- y hay polvos picapica.


Bisbal

Es difícil saber si en el futuro los repasos recuperarán este mediometraje, debido a lo fetichista que es la cinefilia con los formatos. Si sucede, tal vez lo más llamativo de la cinta Tu y Yo será el modelo de mujer que propugna: una estética limpia de anuncio de compresas, una moral abierta donde toman fuerza el zapeo de camas y el tocar a otras chicas, y una autoconsciencia donde la muchacha a conquistar al principio "pensaba que eres un gilipollas" pero termina siendo "muy fan tuya". Una mujer firme en ser veleidosa, una femme fatale que va fatal. Bisbal, en su papel, feliz, gracias.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha