eldiario.es

9

Cultura

kicker Icon

Noticia servida automáticamente por la Agencia Efe

kicker IntMark

Esta información es un teletipo de la Agencia Efe y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es. kicker Close

La luz manda en la banda de diversidad funcional Sonamos Colour Band

La luz manda en la banda de diversidad funcional Sonamos Colour Band

Un integrante de la banda musical "Sonamos Colour Band" toca el piano durante un ensayo. EFE

"Recordad, la luz es la que manda" es el prefacio de los ensayos de la Sonamos Colour Band, una banda musical en la que sus integrantes con diversidad funcional no se guían por partituras sino por ritmos de luz.

"Se trata de un sistema de afinación específico y unas guías luminosas de color que permiten tocar sin necesidad de tener conocimientos previos del instrumento", explica Beatriz Amorós, una de las impulsoras del proyecto, en una entrevista con Efe.

Así, los ritmos y los acordes se transforman en verdes, azules o rojos que marcan la partitura a través de una bombilla led y pegatinas de colores en los instrumentos que se convierten en la batuta de un director de orquesta.

Este modelo musical otorga la posibilidad a personas con discapacidad o personas en riesgo de exclusión social de tocar en una banda de rock-pop adaptada a sus necesidades.

Marga (voz), Curro (piano), Edu (bajista), Iwán (guitarra) y María (batería) son los integrantes de esta formación musical que darán su primer concierto como cabezas de cartel este sábado en el aula magna de la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

Beatriz Amorós y Nacho Martínez son los impulsores de este proyecto de la Fundación Musicoterapia y Salud, inspirado en el modelo creado del musicoterapeuta noruego Tom Næss y su banda Ragnarock que estuvo en activo hasta el verano de 2018.

Marga tiene discapacidad intelectual y visual -por lo que no necesita seguir las luces- y con su oído y memoria musical consigue seguir las canciones, con las que se balancea para mantener el 'tempo' y se emociona al cantar a Pablo Alborán y Laura Pausini.

Edu mueve la cabeza al ritmo de sus dedos que presionan las cuerdas del bajo. Él es el integrante que más tiempo lleva en la banda y asegura que son "una familia, cada uno con su instrumento, cada uno trayendo un trocito de sí mismo".

Amorós y Martínez trabajaban como musicoterapeutas en el hospital Ramón y Cajal, donde conocieron a Edu después de que sufriera un brote psicótico y reconocen que la banda comenzó a gestarse gracias a él porque, para Edu, la música "es sentimiento, es felicidad".

"La música sirve para que encaren sus miedos porque la disfrutan tanto que se atreven a superar retos día a día", señalan los musicoterapeutas, quienes añaden que el hecho de pertenecer a un grupo musical les ayuda a socializar, autogestionar sus emociones y mejorar sus capacidades de atención y aprendizaje.

Martínez ha asegurado a Efe que en enfermedades como la esquizofrenia o el autismo existen dificultades a la hora de establecer relaciones sociales pero, gracias a la banda, se ha creado un "círculo de amigos" que les permite mejorar poco a poco.

Como parte del proyecto, cada integrante de la banda cuenta con un musicoterapeuta que atiende sus necesidades concretas y se sientan acompañados "en todo momento", para luego trabajar en grupo.

"Son increíbles. No es lo que les podamos ayudar, es todo el cariño y calor que nos dan y lo que aprendemos de ellos", recalca Iñaki, estudiante del máster de musicoterapía de la Autónoma y voluntario en el proyecto.

Durante estos dos años han creado un repertorio de diez canciones entre las que se encuentran 'Stand by Me', 'Rock my Soul', 'La bamba' o el himno de la banda que fue compuesto por el propio Tom Næss, que interpretarán en el concierto del sábado, en el que estarán acompañados por la artista invitada Alba Blázquez, exconcursante de La Voz Kids.

Los nervios y las emociones frente al concierto de esta noche están a flor de piel. Curro se concentra mirando las etiquetas de colores que marcan las teclas de su piano para memorizarlas porque "no quiere fallar" e Iwán repite una y otra vez los movimientos en su guitarra para perfeccionar.

Los impulsores del proyecto han recalcado a Efe que esta es la primera 'colour band' pero el modelo es ampliable a otras agrupaciones y seguir "ampliando el goce musical y sus beneficios" a más personas con diversidad funcional y riesgo de exclusión social.

Por Ana Márquez

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha