La portada de mañana
Acceder
Empresas y administraciones se resisten al teletrabajo pese a la explosión de contagios
El panorama para quien suceda a Salvador Illa
Opinión - Romper el tablero, por Esther Palomera
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Entender el pasado, el presente y el futuro a través de nuestras fotografías

Entender el pasado, el presente y el futuro a través de nuestras fotografías
Muriedas (Cantabria) —

0

Muriedas (Cantabria), 23 dic (EFE).- Las más de 15.000 fotografías que el Museo Etnográfico de Cantabria (Metcan) ha catalogado con imágenes de hace 150 años hasta la actualidad, demuestran que esos recuerdos pasan a ser una fuente de conocimiento sobre la comunidad autónoma y sus gentes, para entender su presente y abordar su futuro.

La creación hace casi 30 años del fondo de este Museo Etnográfico, ubicado en la casa natal de Pedro Velarde -héroe del Dos de Mayo-, ha permitido que Cantabria pueda contar, a través de fotografías, la historia de su evolución y sus ciudadanos desde mediados del siglo XIX.

Este archivo, que comenzó a recopilarse en 1993, cobra sentido porque la fotografía se configura en fuente de información para el investigador, se convierte en un medio para informar a sus espectadores sobre elementos etnográficos, propios de su momento y lugar de obtención, y permite el desarrollo de estudios antropológicos sobre la materia.

“Todos tenemos en casa fotografías, todos tenemos recuerdos, pero esos no son solo nuestros, son de todos de alguna manera, son parte de la vida de todos, de una forma de vida que va evolucionando, va cambiando y a veces se va perdiendo”, explica en una entrevista con EFE el director del Metcan, Joaquín Rueda.

LA TECNOLOGÍA CONSERVA LA HISTORIA

El permanente trabajo de digitalización y catalogación de fondos ha permitido poner a disposición de la comunidad 50 colecciones, la mayor parte de un valor "indiscutible" al representar testimonios de la cultura regional como modos de vida, trabajos, paisajes culturales, rituales, festejos o indumentaria.

Este archivo fotográfico se nutre de manera continuada con donaciones de particulares que depositan en el museo originales o copias de fotografías de su propiedad.

Previamente, el personal técnico del museo desarrolla una valoración de estas imágenes en base a su trascendencia en el conocimiento de las tradiciones y cultura de Cantabria que justifique su inclusión en el archivo.

Y tras recibir la donación, comienza el trabajo de catalogación y digitalización que permitirá su puesta en valor.

“De esta manera el archivo fotográfico del Metcan se constituye en una tarea colectiva en el que sociedad y administración colaboran en la preservación y conocimiento de los rasgos culturales de Cantabria”, añade Rueda.

El trabajo desarrollado por el museo en las últimas tres décadas ha permitido la recuperación de numerosas y valiosas imágenes fotográficas cuya localización se encontraba muy dispersa y que, seleccionadas y agrupadas, constituyen una extraordinaria recopilación de la memoria visual.

“No solamente albergamos una colección etnográfica única de 5.000 piezas en Cantabria, sino que, además, somos los garantes de la conservación de lo que fue la casa natal de Pedro Velarde, un héroe nacional y, por lo tanto, supone un plus de responsabilidad”, considera Rueda en la misma casa en la que nació el héroe de la guerra de la independencia española.

DONACIONES QUE ENGROSAN LA HISTORIA

Los fondos siguen llegando al Museo Etnográfico de Cantabria y recientemente ha ampliado sus colecciones con la donación de 200 fotografías, obra de César Rodríguez, miembro de la asociación cultural amigos de la Vijanera, responsable del conocido como primer carnaval de invierno de Europa, que se celebra el primer domingo de enero en la localidad cántabra de Silió.

Sin embargo, las fotografías de César Rodríguez no solo muestran los conocidos personajes de esta mascarada cántabra, declarada Fiesta de Interés Turística Nacional, si no que también hay imágenes de otras manifestaciones artísticas similares en España y Europa.

Esta colección es el resultado de un recorrido de miles de kilómetros de su autor por las mascaradas rurales españolas y europeas, con especial presencia de las ibéricas y, sobre todo, de las de Cantabria.

La historia que muestra estos documentos es de un valor "incalculable" no solo para Cantabria sino para el resto del país e incluso del continente, ya que permite viajar en el tiempo y descubrir cómo han evolucionado las sociedades.

Celia Agüero Pereda

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 12:15 h

Descubre nuestras apps

stats