Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

'Faraón', la muestra que profundiza en el simbolismo de la monarquía egipcia

'Faraón', la muestra que profundiza en el simbolismo de la monarquía egipcia
Zaragoza —

0

Zaragoza, 15 sep (EFE).- 'Faraón. Rey de Egipto', la tercera de la serie de cuatro exposiciones organizadas por el British Museum en colaboración con la Fundación 'la Caixa', profundiza en los ideales, el simbolismo y la ideología de la monarquía egipcia, pero también desvela lo que había detrás de sus imágenes.

Esta exposición de 137 piezas que lleva itinerando por diferentes espacios expositivos mundiales desde 2011 llega a CaixaForum Zaragoza y estará abierta al público desde este miércoles, 15 de septiembre, hasta el próximo 9 de enero.

El director de CaixaForum Zaragoza, Ricardo Alfós, ha presentado esta nueva exposición junto a la comisaria del Departamento de Egipto y Sudán del British Museum, Marie Vandenbeusch, que ha intervenido telemáticamente.

Alfós ha destacado que con la inauguración de esta exposición sobre los faraones en la nueva temporada, junto a la de 'El sueño americano. Del pop a la actualidad', también con fondos procedentes de la colección del British Museum, van a coincidir en el espacio de la capital aragonesa más de 5.000 años de historia.

"La fascinación por Egipto y su historia nunca se acaba. Cuanto más sabemos, más queremos saber, y cuanto más se ha visto más queremos ver", ha afirmado Alfós, quien ha recordado que todavía les siguen preguntando por la primera exposición de esta serie, 'Momias egipcias. El secreto de la vida eterna', que se pudo ver poco después de la inauguración del recinto zaragozano en junio de 2014.

'Faraón. Rey de Egipto' explora el simbolismo y el ideario de la monarquía egipcia, al tiempo que intenta desvelar las historias de los objetos y las imágenes que ha dejado como herencia esta antigua civilización.

Eran cientos los dioses a los que se rendía culto en el antiguo Egipto, y se creía que todos mantenían algún vínculo con el faraón. Los antiguos mitos explican que, antes del primer faraón, Egipto había sido gobernado por los dioses.

Como sumos sacerdotes, los faraones supervisaron la construcción de grandiosos templos para la celebración de rituales. Los entierros reales, bajo las pirámides o en el Valle de los Reyes, se concebían con la intención de garantizar el renacer del faraón como Osiris, señor del inframundo o mundo de los muertos.

Junto a esta naturaleza divina, el faraón también era a menudo representado como un audaz guerrero o un genio de la estrategia militar, implacable con sus enemigos. Comandaba los ejércitos con la misión de mantener la paz interior y de expandir las fronteras.

Sin embargo, Egipto sufrió numerosas y dolorosas derrotas, entre otras, contra los ejércitos romano y nubio. Asimismo, a pesar de su papel como señor de las Dos Tierras, nexo entre el norte y el sur de Egipto, los faraones no pudieron evitar fuertes tensiones internas. Egipto conoció varias guerras civiles y fue conquistado por potencias extranjeras o gobernado por distintos soberanos que se disputaban el poder.

A través de las estatuas y los monumentos, los faraones construían con esmero sus identidades, y proyectaban una imagen idealizada de sí mismos, bien como guerreros poderosos, protectores de Egipto contra sus enemigos, bien como adoradores fervientes de los dioses, intermediarios entre ellos y el resto de la humanidad.

Tras estas representaciones de la realeza, sin embargo, la realidad era mucho más compleja. No todos los gobernantes del país fueron de sexo masculino, ni tampoco egipcios, como el rey macedonio y gobernante Alejandro Magno. También hay constancia de conspiraciones regicidas, e incluso de golpes de Estado.

La exposición se divide en nueve ámbitos en los que examina la figura del monarca egipcio desde todos los puntos de vista: como ser divino, situado en el centro de la estructura social, a cuyo alrededor se articulan símbolos y creencias que van más allá de la existencia terrenal; en su vida de palacio, rodeado por su familia; como gobernante y como guerrero, e incluso pone de relieve que el origen de los faraones no fue siempre egipcio.

Los objetos expuestos permiten apreciar las múltiples habilidades de los antiguos artistas egipcios, y son un testimonio de la imagen que el faraón quería que se transmitiera de sí mismo.

Marie Vandenbeusch ha explicado que la exposición es una mezcla de objetos y elementos que son conocidos con otros que "no son tan comunes" y que no se aborda desde el aspecto cronológico, sino temático, y se divide en "nueve áreas de influencia".

Entre los objetos clave de la exposición figuran la cabeza del faraón Tutmosis III; la estatua del dios Re-Horakhty; la figura del faraón Mentuhotep II; el relieve de un templo del faraón Ptolomeo I; losetas del palacio de Ramsés III; la cabeza de Alejandro Magno o la tablilla con el texto de una misiva de un rey babilonio en escritura cuneiforme.

Como complemento a la exposición se desarrollará un ciclo de cuatro conferencias entre el 7 y el 28 de octubre -como novedad, una conferencia el 13 de noviembre dedicada a las familias- y visitas guiadas los jueves y sábados a las 18.00 horas y los domingos a mediodía.

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2021 - 15:24 h

Descubre nuestras apps