eldiario.es

9

Cultura

Lawrence Lessig, el padre del Creative Commons, quiere convertirse en presidente de EEUU

Lawrence Lessig, el activista más conocido de la Cultura Libre, se lanza a un casi imposible crowdfunding sin financiación de lobbies

Tiene un extraño plan: llegar al gobierno, aprobar una ley y luego dejarle el puesto a su vicepresidente 

El abogado y activista Lawrence Lessig

El abogado y activista Lawrence Lessig

Mientras los candidatos de siempre se pegan como nunca usando eslóganes en Twitter como arma arrojadiza, el profesor Lawrence Lessig planea convertirse en el hombre más poderoso del planeta, cambiar una ley y marcharse. Ese es el plan del abogado activista que se hiciera famoso desmontando el monopolio de la Propiedad Intelectual.

En la última década, el asunto de los derechos de autor ha tenido muchos activistas, pero pocos han sido tan influyentes como Lessig. Para empezar, escribió un libro que cambió nuestra manera de entender la cultura. Su famoso ensayo Cultura Libre analizaba los argumentos que fundamentaron la creación de las leyes de la propiedad intelectual para proteger el acceso y la producción artística, y su accidentado camino hasta el modelo actual, un monopolio controlado por las grandes industrias culturales que regula la creatividad y castiga su consumo. 

Mickey Mouse y el Copyright: historia de un secuestro

Lessig denunció que, cada vez que Mickey Mouse estaba a punto de entrar en el dominio público, el congreso norteamericano aprobaba una extensión del Copyright, para que nadie le haga a la Disney Corporation lo que Walt Disney le hizo al legado de los hermanos Grimm. Once extensiones en cuarenta años en un país donde la industria del entretenimiento tiene una firme influencia sobre el congreso, porque su apoyo es fundamental para cualquier campaña política (ejemplo: Yes We can).

Pero el legado de Lessig se siente especialmente en la creación, en 2001, de una serie de licencias alternativas al "Todos los derechos reservados" llamada Creative Commons. Las famosas licencias CC no fueron las primeras, pero sí las que consiguieron concentrar el apoyo de las principales organizaciones de derechos online y asegurar la compatibilidad de las licencias en cada país, gracias al trabajo no remunerado de cientos de abogados locales. Después de diez años de lucha contra el lobbie del entretenimiento, Lessig empezó a considerar que nadie conseguiría cambiar nada nunca sin desbaratar el sistema de lobbies en general. 

Hoy Lessig es presidente de Creative Commons, miembro del Consejo de la Electronic Frontier Foundation y miembro de la Junta Directiva del Software Freedom Law Center pero, desde 2007, ha abandonado el tema de la propiedad intelectual para concentrarse en una reforma del Congreso. "La palabra de Jefferson de que 'todos los hombres han sido creados iguales' se ha transformado en la de George Orwell: Somos todos iguales, pero algunos somos más iguales que otros" decía en un vídeo que publicó ayer. Porque un pequeño número de personas y organizaciones disparatadamente ricas dominan la política norteamericana y va a presentar su candidatura a las primarias del partido demócrata para quitarles ese poder.

Un plan 'antidemocrático' para salvar la democracia

El plan es renunciar a las donaciones personales que empoderan a los lobbies y los millonarios y dejar la financiación de su campaña en manos de una campaña ciudadana de crowdfunding. Si consigue reunir un millón de dólares para el Día del Trabajo -esto es, el primer lunes de septiembre- sin deberle favores a nadie, se presentará a las primarias demócratas. Y si gana las primarias, volverá a hacer campaña ciudadana hasta convertirse en presidente. Si lo consigue -y este es un gran "y si"- entonces hará las reformas que necesita para sacar al país de su estado de corrupción y, una vez aprobadas, abandonará el despacho oval en favor de su vicepresidente.

Extrañamente, lo que propone no es muy democrático. Porque, si gana, Lessig habría sido elegido democráticamente, pero el vicepresidente lo habría elegido él, convirtiendo la presidencia de los EEUU en un puesto elegido a dedo. En esta entrevista, Lessig dijo que se buscaría un vicepresidente que estuviera muy clara y fuertemente identificado con los valores del partido demócrata". Y mencionó al senador Bernie Sanders.

"Obviamente, incluso si no llego a candidato, tener la oportunidad de mostrar cada aspecto de este problema y explicar la necesidad de devolver la igualdad ciudadana es increíble", aseguraba el abogado y activista". Performance o no, Lessig no es Rodolfo Chiquilicuatre. Y domina naturalmente un lenguaje que para sus adversarios sigue siendo secundario: la Red.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha