Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El gazpacho, receta escolar para el buen comer

El gazpacho, receta escolar para el buen comer

EFE

Huelva —

Prevenir la obesidad infantil y crear a una nueva generación de consumidores inteligentes con criterio gastronómico es el principal objetivo de 'Los niños se comen el futuro", un proyecto impulsado por el chef Xanty Elías que introduce la dieta mediterránea, de manera teórica y práctica, en el catálogo curricular de los colegios.

El tomate, el pimiento, el pepino, el ajo, la sal, el pan. el aceite de oliva y el agua son los ingredientes básicos de 'El Gazpacho andaluz', la receta que este curso, en el que se pilota este proyecto en 50 centros educativos de la provincia de Huelva, ha sido la protagonista para poder alcanzar esos objetivos.

Los alumnos de estos colegios, todos ellos de Segundo de Primaria, han estado dando durante todo el curso una nueva asignatura, denominada 'Cultura Gastronómica' que a partir de hoy se hace práctica con una serie de Masterclass impartidas por los cocineros socios de Eurotoques en Huelva, que han arrancado este miércoles en el Colegio Salesianos de la capital onubense.

"Queremos intentar hacer que los niños tengan el concepto de cultura gastronómica, que tengan un legado y que realmente aprendan a comer, no buscamos hacer cocineros sino clientes expertos que con el tiempo tengan conocimiento de causa de esa cultura gastronómica fundamental", ha explicado Xanty Elías, para quien hoy "se abre la veda del principio del final de esta etapa de este proyecto piloto" de la Fundación Prenauta, que el mismo preside.

Para lograr esa aspiración no vale sólo con hablar de nutrición o de producto, también hay que hacerlo de "gastronomía" e inculcar en los pequeños "esa alegría y vitalidad que ésta puede llegar a aportar".

La asignatura parte de un cuaderno de trabajo que sirve de base para un desarrollo basado en proyectos elegidos por los propios centros; además, "lo interesante de la asignatura es que no hablamos de diferentes recetas, sino de una sola, que es la que se convierte en un vértice de todos los valores de inteligencias múltiples que queremos dar a entender dentro del proyecto", ha explicado el chef.

Y es que cuando un niño aprende a hacer gazpacho aprende también Matemáticas, a la hora de hacer las proporciones; Biología y Naturaleza porque sabe de donde vienen el tomate, el ajo, el pimiento, el pepino; o Historia y Geografía, porque ha podido saber que el tomate vino de América hace 526 años con Colón.

"Aprendemos paridad porque no existe diferencia entre niño y niña a la hora de cocinar, todos somos iguales, no hablamos de sexos sino de personas y nutrición, de la parte positiva que tiene el saber comer verduras", ha añadido, precisando que todo ello se hace, además, de manera bilingüe, con lo cual "es como un 360 muy divertido".

Y así lo han percibido y lo han vivido los propios alumnos, según ha manifestado la tutora de Segundo de Primaria de Salesianos, María Fernández: "Para los niños ha supuesto una verdadera experiencia, han disfrutado con todos los experimentos, rutas y actividades propuestas en torno a esta asignatura" que dejará su huella en el centro ya que incluso han creado su propio huerto.

Han sido 2.200 alumnos de Huelva los que este curso han tenido la oportunidad de disfrutar y de formarse con esta asignatura de 'Cultura Gastronómica' pero la intención de la Fundación Prenauta es extenderse por toda la geografía nacional.

De momento, este próximo mes de abril se abre la convocatoria para el próximo curso, que tendrá ya carácter regional, a la que podrán sumarse todos los centros de Educación Primaria de Andalucía que lo deseen y que, al mismo tiempo, ampliará su alcance en los propios colegios ya que abarcará desde Primero a Tercero con tres recetas distintas: la ensalada para los más pequeños, el gazpacho para los medianos y el puchero para los mayores.

De esta forma, 'Los niños se comen el futuro' empieza a crecer y a expandirse para lograr ese "enseñar a comer bien" a los más pequeños, conjugando diversión, aprendizaje y profesionalidad, la de los cocineros de Eurotques que son los que ponen el sello que certifica que las recetas son equilibradas a nivel nutricional y que respeta las tradiciones gastronómicas.

Etiquetas
Publicado el
27 de marzo de 2019 - 16:54 h

Descubre nuestras apps

stats