eldiario.es

9
Menú

Cultura

La melancolía vertebrará una exposición del arte español en el Siglo de Oro

- PUBLICIDAD -
La melancolía vertebrará una exposición del arte español en el Siglo de Oro

La melancolía vertebrará una exposición del arte español en el Siglo de Oro

La melancolía y sus derivaciones espirituales en forma de meditación, misantropía, misticismo o tristeza vertebran una exposición de próxima apertura en Valladolid, el 1 de julio en el Museo Nacional de Escultura, basado en pinturas y esculturas del Siglo de Oro español (siglos XVI y XVII).

Bartolomé Esteban Murillo, José de Ribera, Alonso Cano y Alberto Durero figuran en el repertorio de autores de "Tiempos de melancolía. Creación y desengaño en la España del Siglo de Oro", lema de esta exposición organizada en colaboración con la entidad financiera La Caixa y que ha comenzado hoy su montaje.

La melancolía "es una idea que nace muy pronto en la cultura occidental y ha pervivido prácticamente hasta nuestros días", ha explicado a los informadores la directora del museo, la historiadora del arte María Bolaños.

Ese sentimiento, acentuado en la España de los siglos XVI y XVII por el declive económico y el férreo ambiente religioso de la Contrarreforma, tuvo en esa época una relación con el cristianismo, la sociedad del momento y los genios creadores, como testimonian las obras que engrosan este muestrario.

Proceden, entre otros lugares, del propio Museo Nacional de Escultura, del Thyssen (Madrid), de la National Gallery (Londres) y del Ingres en Montauban (Francia), "nacionales e internacionales pero también de colecciones particulares como una serie de instrumentos musicales llegados desde Barcelona", ha precisado Bolaños.

"La melancolía se relacionó pronto con la creatividad, la locura, la genialidad, la muerte o la religión, y los españoles representamos su quintaesencia como dejaron escrito numerosos viajeros de la época", ha apuntado la directora antes de mencionar a la literatura, el arte, la medicina, el teatro y la astronomía entre otras disciplinas donde se puso de manifiesto.

El desengaño al que alude el lema de la exposición -visitable hasta el 12 de octubre en que comenzará una itinerancia por Valencia y Palma de Mallorca- "es como una palabra consigna del momento: Gracián escribió que la vida era un engaño a la entrada y lo contrario a la salida".

El sentimiento de culpa, el arrepentimiento, la soledad, el misticismo y la meditación son algunas de las consecuencias de ese ambiente que se puede apreciar, entre otras obras de la exposición, en un "San Pedro en lágrimas" de Murillo (Museo de Bellas Artes de Bilbao), en sendos filósofos, Demócrito y Heráclito, firmados por Ribera, y en un "San Jerónimo penitente" llegado desde el Thyssen y también de este último pintor.

Los cuatro elementos de la naturaleza -aire, agua, tierra y fuego- figurarán en varias representaciones al comienzo del recorrido para simbolizar el origen fisiológico de la melancolía, según una teoría medicinal de la época "que ahora se ha vuelto del revés, al considerar que brota de las experiencias de la vida".

El fondo elegido para la exhibición de las piezas es el color plomo, el del metal de Saturno, para recordar que todos los melancólicos, según creencia antigua, habían nacido bajo el sol de Saturno", ha concluido Bolaños.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha