Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Pedro Iturralde, autor imprescindible del jazz español

Pedro Iturralde, autor imprescindible del jazz español
Madrid —

0

Madrid, 1 nov (EFE).- Pedro Iturralde, saxofonista, clarinetista, compositor y maestro, fallecido hoy en Madrid a los 91 años, fue una figura imprescindible del jazz español. Un creador que decía que nació músico y que fue pionero de la fusión jazz-flamenco.

Pedro Iturralde, el músico que impregnó el jazz de alma andaluza

Pedro Iturralde, el músico que impregnó el jazz de alma andaluza

Iturralde nació en Falces (Navarra) el 13 de julio de 1929 y se inició en la música gracias a su padre, molinero de profesión quién le regaló su primer saxofón y le abrió las puertas de la orquestina local.

"Yo nací músico, que es lo que quiso ser mi padre, y aunque él no era un profesional, tocaba la guitarra y el clarinete, entre otros instrumentos", relató Iturralde en alguna de sus entrevistas con Efe a lo largo de los años.

Debutó en los escenarios con 8 años tocando en la banda municipal, con 15 le contrataron en un café-orquesta de Logroño, donde compaginó sus estudios de violín y piano con actuaciones en las que acompañaba a cupletistas, a los 17 ya poseía una técnica impecable y a los 18 debutó profesionalmente en Bilbao.

Desde ahí su carrera se extendió al extranjero, dando conciertos en Europa y América. En 1949 compuso una de sus obras más famosa: 'La pequeña Czarda', para saxo y piano.

A mediados de los sesenta se instaló en Madrid. En apenas un año completó la carrera de saxofón en el Conservatorio Superior de Música de Madrid, donde también estudió clarinete, violín, flauta, piano y armonía. Además dominaba las guitarras eléctrica y española.

Iturralde viajó a EEUU en 1972 para perfeccionar sus conocimientos y en Boston concluyó sus estudios de composición gracias a una beca en el Berklee College of Music de Boston, donde tocó con la All Star Faculty Big Band, hasta integrar otra "big band" con la que actuó en distintas bases militares norteamericanas.

Tocó en escenarios tan dispares como el Teatro Real de Madrid, el Palacio Bellas Artes de Bruselas o la sala madrileña de jazz Clamores.

Pero una etapa decisiva fue la de sus diez años en el "Whisky Jazz Club de Madrid", donde actuó con los más grandes de género como Gerry Mulligan, Lee Konitz, Donal Byrd o Hapton Hawes.

Allí conoció al gran Tele Montoliu, hasta que la gran cantidad de nicotina que acumuló en sus pulmones -sin haber sido nunca fumador-, estuvo a punto de pasarle factura. Este revés le hizo cambiar la vida nocturna por la docencia en el Conservatorio y se aficionó a la bicicleta que le permitió recuperar su capacidad torácica.

Llegó a ser Catedrático del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid hasta su jubilación, en 1994, aunque era algo que, en principio no se había planteado.

"Siempre me gustó más aprender que enseñar, pero luego, con el tiempo, me he dado cuenta de que se aprende mucho enseñando", señaló en una ocasión.

Su ambición y talento le llevaron a fusionar el jazz y el flamenco, innovando con un nuevo género que dio a conocer con el disco "Jazz flamenco" (1967), que grabó con un entonces jovencísimo Paco de Lucía (todavía Paco de Algeciras). Luego vendrían sus homenajes a los maestros Enrique Granados, Joaquín Turina o Manuel de Falla.

Iturralde y su inseparable cuarteto (que le acompañó desde los años 80) combinaron también el jazz con otras músicas como la clásica, interpretando obras con la Orquesta Nacional de España, la Orquesta Ligera de Televisión Española, la Orquesta de Cámara de Víctor Martí, o las sinfónicas de RTVE.

Además del flamenco -con Paco de Lucía en el Festival de Jazz de Berlín-; y acompañando a figuras como Serrat, ("Material Sensible", 1989), Luis Eduardo Aute o Miguel Ríos.

En el verano de 1989, junto a Tele Montoliú y Donna Hightower, ofreció un concierto de jazz en el teatro romano de Mérida, con una selección de temas "jazz-fusión".

También compuso bandas sonoras, entre las que destaca la de la película "Viaje a ninguna parte" (1986), de Fernando Fernán-Gómez.

Iturralde fue el primer músico español en ser incluido, en 1967, en el "Diccionario de Jazz" publicado por Larousse.

Su obra "324 escalas para la improvisación de Jazz" recibió el Premio del Ministerio de Cultura a la obra más destacada en su contribución pedagógica en 1990 y dos años después recogió el Premio de la Comunidad de Madrid a la creación musical.

En 2007 recibió el Premio a Toda Una Vida de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música por "su lucha constante por dar al jazz un estatus de primera división en España, desde las aulas y desde los escenarios", por haber "creado escuela" al impregnar su música en los sesenta "del alma andaluza", lo que dio lugar al nacimiento del jazz-flamenco.

Entre los muchos reconocimientos que obtuvo a lo largo de su carrera figuran también la medalla de Oro de las Bellas Artes (2009), la Medalla de Honor de la Sociedad General de Autores de España, SGAE (2016), la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo (2017), el Premio Francisco Javier (2017), el Príncipe de Viana (2007 o el Premio Ojo Crítico Especial, de Radio Nacional de España (2019)

Con motivo de su 90 cumpleaños, en julio de 2019 ofreció un concierto en la sala madrileña Galileo Galilei.

Etiquetas
Publicado el
1 de noviembre de 2020 - 16:34 h

Descubre nuestras apps

stats