eldiario.es

Menú

Cultura

Los racistas de Stormfront no podrán poner a Johnny Cash en la radio nunca más

Una carta firmada por Universal y la discográfica que posee los derechos del cantante les impide seguir utilizando un tema de Cash en la sintonía de su programa de radio

- PUBLICIDAD -
Johnny Cash

Johnny Cash

La organización racista Stormfront tendrá que dejar de usar a Johnny Cash en la sintonía de su programa de radio. Así lo indica la carta de Universal Music Group (UMG) y American Recordings (la discográfica que posee los derechos del cantante), fechada el 5 de septiembre y a la que NPR dice haber tenido acceso.

El aviso viene por  I won't back down, la canción de Tom Petty y Jeff Lyne que Cash versionó en el 2000 y que usan en Stormfront Radio, un programa emitido teóricamente desde los estudios de Rense Radio Network. Esto no es un edificio físico, sino una emisora de radio online donde los racistas suelen emitir sus contenidos. También utilizan otras webs y distintos canales de YouTube.

La carta iba dirigida a Don Black, creador de Stormfront y exdirigente del Ku Klux Clan. Roseanne Cash, la hija mayor del cantante, publicó hace un mes en Facebook un post condenando "al autoproclamado nazi" que llevaba una camiseta de Johnny Cash en el acto de Unite the right durante los disturbios de Charlottesville (Virginia) el mes pasado. El comunicado estaba firmado también por sus hermanas Kathy, Cindy y Tara.

"Estos judíos están intentando acabar con nosotros"

"Johnny Cash fue un hombre cuyo corazón latía al ritmo del amor y la justicia social", escribían en Facebook. "Estaría horrorizado ante un uso casual de su nombre o su imagen para una idea o una causa basada en la persecución y el odio", continuaban. UMG y American Recordings han confirmado que decidieron enviar la carta a Stormfront después de leer la entrada en la red social.

El 6, un día después de recibir la misiva, el presentador del programa de Stormfront, Patrick Slattery, decía en antena que "estos judíos están intentando acabar con nosotros de todas las formas posibles". Don Black también intervino para añadir que ellos pensaban que estaban haciendo un uso de la canción permitido dentro de las leyes de copyright en EEUU.

"Son estos judíos", decía Slattery. "¿Quién más querría ir a por nuestra sintonía? La industria de la música la dominan ellos [los judíos] desde Tin Pan Alley... dominan la industria hoy en día, eso está claro". La organización ya ha eliminado tres años de material musical que tenía guardado, aunque a cambio han empezado a usar la canción The south shall rise again que cantaba Johnny Rebel, otro racista confeso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha