eldiario.es

9

'Juego de Tronos' arrasa en los Emmy que despedían a 'Mad Men'

La serie basada en la obra de George R.R. Martin se lleva 12 estatuillas, récord de galardones para una sola temporada

"Juego de tronos" rompe el récord de los Emmy con 12 estatuillas

"Juego de tronos" rompe el récord de los Emmy con 12 estatuillas

Los Emmy auguraban pocas sorpresas en sus nominaciones pero solo porque se las estaban guardando para la ceremonia de entrega. Las mayores sorpresas se producirían en las categorías, donde Veep (Movistar+) ha puesto fin al reinado de Modern Family (Fox) en comedia. Pero el campanazo se ha producido en los apartados de drama: en el año de la despedida de Mad Men (Movistar+), Juego de Tronos ha acabado con la animadversión de los Emmy con el género fantástico y se ha convertido en la serie que mayor número de premios se lleva en una sola temporada, con un total 12 estatuillas por las 9 que consiguió El Ala Oeste de la Casa Blanca en su primera temporada.

La quinta temporada de Juego de Tronos (Movistar+), la más polémica hasta la fecha por sus niveles de violencia y las licencias que se ha tomado respecto a la obra literaria de George R.R. Martin, consiguió 8 premios hace una semana en los Creative Emmy Awards y ha sumado otros 4 en la ceremonia celebrada este domingo en Los Ángeles. Sin dar ninguna opción a Mad Men se ha llevado mejor dirección (por el capítulo Misericordia), guion (Misericordia), actor secundario (Peter Dinklage) y mejor drama.

Mad Men, que aspiraba a cumplir la tradición de la serie que se despide y recuperar el amor de unos votantes que la habían ninguneado en los cuatro últimos años, se ha tenido que conformar con el Emmy de mejor actor para Jon Hamm. Un botín muy escaso para una serie que ha marcado una época en televisión y para un personaje convertido en icono desde hace tiempo.

Pero los Emmy 2015 han dejado más momentos para el recuerdo, quizá no tantos como los esperados para una gala, presentada este año por Andy Samberg, que desde el principio fue demasiado correcta y que estuvo lastrada por unos gags humorísticos que no han terminaron de funcionar del todo.

El número inicial. Andy Samberg debutaba como presentador de los Emmy y por lo menos puede decir que ha dejado para la historia un número musical redondo. Apuntando directamente hacia los sieriéfilos, el hilo conductor ha sido la imposibilidad de llevar al día todas las series que se emiten ahora mismo en televisión.

‘Shame’, ‘Shame’, Shame’. En su monólogo inicial, Andy Samberg ya no ha estado tan inspirado: repaso a los nominados, bromas con el objetivo de arrancar muecas a cámara y guiños a la actualidad, desde Donald Trump, quizás uno de los nombres más mencionados de la noche, a los escándalos de Bill Cosby, convertidos en una recreación del 'paseo de la vergüenza' de Juego de Tronos.

Andy Samberg y Jane Lynch, en los Emmy

Andy Samberg y Jane Lynch, en los Emmy

El fin del reinado de Modern Family. Ganadora de las últimas cinco ediciones de los Emmy, se ha quedado a las puertas de batir el récord de Frasier y se ha ido de vacío frente a una Veep que ha hecho casi pleno: mejor guion, actor secundario (Tony Hale), actriz (Julia Louise Dreyfuss) y mejor comedia. La otra triunfadora de la categoría ha sido Transparent (Movistar+) con los premios de mejor dirección de comedia y el premio de mejor actor para Jeffrey Tambor, uno de los premios previsibles e indiscutibles de la noche.

Un fenómeno llamado Amy Schumer. Se le ha escapado el Emmy de mejor actriz de comedia (se lo ha llevado por cuarta vez Julia Louise Dreyfuss) pero se ha llevado todos los demás: 7 premios de ocho nominaciones, entre la gala celebrada este domingo y los Emmy creativos entregados el pasado sábado. Algo se mueve, por fin, en la comedia estadounidense y Amy Schumer es su abanderada.

El vídeo polémico de la noche. No llevar al día las series tiene un precio y muchos espectadores lo han comprobado en la gala de este año. Los Emmy han querido rendir homenaje a las 11 series que se han despedido esta temporada (Mad Men, Justified, Hijos de la Anarquía, True Blood...) con un vídeo que hacía un repaso por sus escenas finales. Demasiados spoilers incluso para los más seriéfilos.

Primer Emmy para una actriz afroamericana. Ha sido otro de los momentos históricos de la gala y lo ha conseguido Viola Davis, protagonista de Cómo defender a un asesino (AXN). "Lo único que diferencia a las mujeres negras de cualquier otra persona es la oportunidad", ha declarado al recoger su premio.

Jon Hamm, por los suelos. El actor estaba a punto de entrar en la leyenda negra de los Emmy: ocho años nominado por dar vida a Don Draper y cuatro nominaciones más como productor de Mad Men y actor invitado en 30 Rock y Unbreakable Kimmy Schmidt. Además, es el primer actor de Mad Men que consigue un Emmy y su subida al escenario no podía ser convencional.

Olive Kitteridge, la otra gran serie del año. La miniserie de HBO (en España en Movistar+) casi no ha dado opción a sus rivales en la categoría de 'limited series': mejor guion, dirección, secundario (Bill Murray), actor (Richard Jenkins), actriz (Frances Mcdormand) y mejor miniserie. Solo se le ha escapado mejor secundaria, que se lo ha llevado Regina King por American Crime (Movistar+).

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha