eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La deconstrucción de 'The Affair'

La actriz Ruth Wilson habla de las claves que han convertido a la serie en una de las revelaciones de la temporada

Ruth Wilson y Dominic West, en 'The Affair'

Ruth Wilson y Dominic West, en 'The Affair'

Cuando se anunció el proyecto, The Affair llamó la atención por el equipo que había reunido. Es una creación de Hagai Levi y Sarah Treem, responsables de la israelí En terapia, una serie que luego tuvo remakes en EE UU y Argentina, en su equipo de guionistas está Eric Overmyer (The Wire, Treme) y en su reparto hay caras muy reconocibles por series como The Wire, Luther o Fringe.

Su historia era, a grandes rasgos, el relato de una infidelidad durante un verano en una localidad del este de Estados Unidos y sus responsables supieron proteger bien el giro narrativo que ha convertido a The Affair (Movistar Series) en uno de los dramas más singulares de la actual cosecha seriéfila.

En una época en la que se debate la poca originalidad de algunas historias y en la que se busca, a veces desesperadamente, la novedad por pequeña que sea en otras, The Affair ha jugado con el juicio del espectador al presentar una misma historia contada desde dos puntos de vista. Cuando el narrador es el personaje menos fiable de la historia, queda en manos del espectador elegir a quién creer.
 
La estrategia narrativa que guía a la serie también ha sido empleada por los guionistas para ir añadiendo capas a la historia, a lo largo de los diez capítulos que conforman la primera temporada. Los dos puntos de vista están contados a través del interrogatorio policial al que son sometidos los dos protagonistas del 'affaire' en cuestión y también sirven para diseccionar las dos relaciones de pareja que mantenían antes del encuentro casual que cambió sus vidas por completo.    


 
La experiencia no solo ha resultado novedosa para muchos espectadores, también lo ha sido para los actores encargados de dar vida a los protagonistas. Dominic West es Noah, un escritor atascado en su segunda novela que se va de vacaciones con su familia a la mansión de su suegro en Montauk, y Ruth Wilson es Alison, una camarera que no ha sido capaz de superar la muerte de su hijo de cuatro años. La actriz británica está atravesando uno de los mejores momentos de su carrera: todavía está en el aire su participación en la nueva temporada de Luther, pero en los últimos dos años ha alternado papeles en el cine (Anna Karenina, Al encuentro de Mr Banks) con trabajos en televisión y desde hace unos meses sobre las tablas en Broadway.
 
"Interpretar a Alison no ha sido nada fácil", confiesa Ruth Wilson. "Me encantó el proyecto desde el principio porque iba a tener la oportunidad de interpretar a dos versiones de mi personaje, tres si contamos el relato que se hace desde el presente. Me gusta sobre todo como la duelo y la culpa, o la ausencia de ellas, condiciona su forma de ser y su aspecto en cada versión de la historia. Noah no la ve como una mujer que sufre y por eso su imagen de Alison es tan distinta. La combinación de sus dos caras es lo que hace al personaje tan interesante".

 

Las consecuencias del romance que mantienen Noah y Alison están presentes desde el principio y son las que van mostrando las distintas capas que los guionistas han puesto en el relato de The Affair. "Al empezar a rodar quise quitarme de encima cualquier prejuicio sobre las infidelidades. Lo que interesaba era transmitir una gran historia de amor entre dos personas, buenas personas, que encuentran fuera de su relación de pareja algo que necesitaban. Así es como veo a Alison, una mujer que quiere escapar de una vida que la asfixia y que encuentra en Noah la posibilidad de vivir la vida que realmente quiere. No creo que estemos en una sociedad naturalmente monógama y no estoy segura que nosotros seamos monógamos por naturaleza. Las infidelidades ocurren, por muchas razones, así que he procurado no prejuzgarlos. Alison y Noah saben lo que están haciendo, son concientes de que su relación va a tener consecuencias devastadoras en su entorno, pero necesitan destruir sus vidas para acabar con algo que no estaba funcionando”.
 
The Affair ha ido mutando a lo largo de su primera temporada, algo que la ha ayudado a destacar como uno de los estrenos más llamativos de la temporada, pero que tampoco la ha librado de críticas por la dinámica de sus últimos capítulos. Como en las versiones que cuentan Alison y Noah, también le toca a los espectadores ir descubriendo qué tipo de serie quiere ser realmente The Affair. Una serie que tendrá una nueva oportunidad para seguir evolucionando en una segunda temporada ya confirmada, que estrenará probablemente el próximo otoño.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha