La portada de mañana
Acceder
ENTREVISTA | Castells: "La derecha ha perdido un poder que siempre creyó suyo"
España, pendiente de cuándo Europa cortará el grifo del gasto público
OPINIÓN | Razón y servicio: sobre quién nos ha de gobernar, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Las fotos de Taro atribuidas a Capa, eje de la sala de mujeres del Reina

Algunas de las fotografías que forman parte de "Frente y retaguardia: Mujeres en la Guerra Civil", el nuevo espacio de la colección permanente del Museo Reina Sofía que estará dedicado al papel de las mujeres durante el periodo bélico presentado este viernes junto a las actividades programadas con motivo del 8M.

EFE

0

El Museo Reina Sofía presenta por primera vez al público tres fotografías de la Guerra Civil española atribuidas a Robert Capa con el nombre de su auténtica autora: la fotógrafa Gerda Taro. Las imágenes ven la luz en la nueva sala del museo dedicada a la mujer en la Guerra Civil.

La sala, bautizada como "Frente y retaguardia: Mujeres de la Guerra Civil", y que se inaugura hoy oficialmente por su cercanía al 8M, es un nuevo espacio que el museo de arte contemporáneo ha creado dentro de su colección permanente para ensalzar "el papel activo" de las mujeres durante la Guerra Civil, según ha explicado Manuel Borja-Villel.

Además de las fotografías de Taro, también se encuentran fotografías de Kati Horna, una serie de grabados de Pitti Bartolozzi, junto a películas, revistas y ediciones de la época.

GERDA TARO, SEPULTADA POR LA HISTORIA

El nombre de Gerda Taro fue durante años sepultado por la historia. Si se la mencionaba solía ser como 'novia de Robert Capa', pese a que ambos fueron pareja sentimental y profesional.

Su corta carrera -murió en 1937 tras la batalla de Brunete- y el trabajo conjunto que realizó con el fotógrafo húngaro motivó que su obra fuera en ocasiones atribuido erróneamente a él. Pero lo cierto es que ambos -sus nombres originales eran Gerta Pohorylle y Endre Friedmann- decidieron crear el pseudónimo de Robert Capa, para vender mejor el trabajo de ambos.

Muchos de los contactos originales de los trabajos que hicieron durante la contienda española en 1937 están firmados por ambos ("Capa-Taro"), y desde que se encontró la famosa 'Maleta Mexicana' con fotos de Capa, Taro y Chim (David Seymour); se ha realizado una revisión de la autoría de la obra de ambos, que ha afectado también a la colección del Reina.

Las cuatro fotos que ahora aparecen en esta sala forman parte de la donación que Cornell Capa legó al museo madrileño en 1998 de 205 fotos, entre las que se encontraba "Muerte de un miliciano".

Tres han sido atribuidas a Taro -que ahora se muestran por fin con su firma- y otras tres han sido atribuidas a los dos -solo se muestra una-. En estas últimas no se ha podido comprobar quién apretó el disparador, según ha explicado la conservadora del departamento de fotografía del Mncars Concha Calvo.

En las imágenes se puede ver el trabajo habitual de Taro y Capa en la Guerra Civil: estampas en blanco y negro de un miliciano en el frente de Aragón descansando, un grupo de soldados manejando artillería, o soldados republicanos en el frente de Málaga o en el de Madrid.

Para esta reatribución se ha contado con el asesoramiento de Cynthia Young, del Internacional Center of Photography (ICP) de Nueva York, que atesora el legado del fotorreportero.

LA MUJER EN LA GUERRA CIVIL

Ademas de las nuevas obras atribuidas a Taro, la nueva sala del Reina Sofía incluye la obra de otras autoras que trabajaron durante la Guerra Civil española, en ambos bandos.

Entre ellas, se encuentran fotografías de Kati Horna, otra fotógrafa húngara que trabajó para la CNT durante la contienda, y que fue adquirida hace unos años por el museo, y que ahora se muestran por primera vez, ha señalado el director del museo.

Horna, muy adelantado a su tiempo, experimentó con el lenguaje surrealista como se puede ver en algunas de las imágenes icónicas que ahora ven la luz, como "Subida a la catedral", que juega con la imagen de una mujer en la pared", "Los paraguas" o una instantánea de una mujer dando el pecho.

La nueva sala incluye también una representación de obra gráfica con una exquisita serie de grabados de Pitti Bartolozzi, "Pesadillas infantiles", que estuvieron expuestos en el pabellón español en la exposición de París en 1937 junto al "Guernica" y que muestra, con dureza, los temores infantiles ante la guerra.

Además de esta sala y con motivo de las celebraciones del 8M, el museo ha creado un amplio y variado programa de actividades, que incluye conferencias de Silvia Federici, Judith Butler o Renata Souza, y un apartado en su web que ahonda sobre las artistas pop y el contexto en que desarrollaron su obra en España.

Por Celia Sierra

Etiquetas
Publicado el
6 de marzo de 2020 - 15:52 h

Descubre nuestras apps

stats