eldiario.es

Menú

Cultura

La veteranía triunfa en la alfombra fucsia de los Goya

- PUBLICIDAD -
La veteranía triunfa en la alfombra fucsia de los Goya

La veteranía triunfa en la alfombra fucsia de los Goya

La veteranía es un grado, y un territorio tan agreste como una alfombra roja, más; esta edición, decanas como Penélope Cruz, Goya Toledo o Ana Belén han ganado en elegancia a las más jóvenes, con honrosas excepciones como las Blanca Suárez y Elena Anaya, en una edición marcada por el brillo.

Perlas, lentejuelas, pedrería y cristales han brillado en el "paseíllo" de esta 29 edición de los Premios Goya, en una alfombra que ha cambiado su rojo tradicional por el fucsia, y que ha estado marcada por las temblores causados por un frío gélido.

Una de las más madrugadoras, Ana Belén, ha andado por la alfombra con la seguridad de sus años de experiencia, con un favorecedor vestido en azul kleyn de la firma Tot-Hom, de tirantes y falda abullonada.

Más tardías, otras dos veteranas, Penélope Cruz y Goya Toledo, las más esperadas, han acaparado una gran ovación del público reunida en el exterior y de los flashes de los medios gráficos congregados en el Centro de Congresos Príncipe Felipe.

Si Cruz ha optado por un palabra de honor de Oscar de la Renta, de corte clásico, en azul noche y tapizado con pedrería de tonos blancos; Toledo, nominada esta noche, ha prefiero al libanés Elie Saab, en tono negro degradado y también cuajado con pedrería.

Otra veterana, Nieves Álvarez, ha confiado de nuevo en su amigo Stephane Rolland, con un diseño de ajustada silueta y larga cola de tul, que jugaba con las transparencias y el binomio blanco-negro.

Si las veteranas han dejado el listón alto, una joven Blanca Suárez tampoco ha defraudado, con un elegante diseño de Zuhair Murad, en tono lila, que combinaba un cuerpo de manga larga transparente cuajado de abalorios, y una frondosa falda que la dificultaba el movimiento.

"Este año, me apetecía un vestido más contundente", ha señalado la actriz a los periodistas, que el año pasado optó por un diseño completamente traslucido, y que con sus andares y poses ha demostrado que domina el lenguaje de la alfombra como la soltura de una veterana.

La moda española también ha desfilado por la alfombra. Macarena Gómez con un diseño de Lorenzo Caprile de transparencias en rojo carmesí, con el que lucía embarazo; Ingrid Rubio del tándem The 2nd Skin Co, y Natalia Tena, de Ana Locking, ambas con vestidos largos hasta los pies cuajados de lentejuelas.

Inma Cuesta y Leticia Dolera, con un traje con estampado de flores y rematado con una larga cola, han confiado en Dolores Promesas. Mientras que Bebe ha optado por la etiqueta destinada a los hombres, con un estilizado y favorecedor esmoquin de Juan Duyos.

Nerea Barros, una de las ganadoras de la gala, ha llegado tiritando y manteniendo el tipo, con fiebre, y un vestido palabra de honor gris perla muy acertado de Oscar de la Renta -fallecido este año-, al que ha dedicado un beso mirando al cielo. "No sé si es por la fiebre, pero estoy en una nube", ha señalado.

Esta silueta, el palabra de honor, ha sido una de las opciones seguras de las actrices, y también los tonos claros. Barbara Lennie se ha decantado por el tono crudo de un diseño de Cavalli Atelier y Elena Anaya, ha cautivado a los asistentes con un Sybilla de tono claro, con escote de infarto y abrigo sobre los hombros.

Aunque mucho se esperaba de los hombres, la mayoría han ido escogido el camino fácil y la apuesta segura del esmoquin, salpicado por alguna pajarita colorida. Antonio Banderas se ha decidido por un clásico Hermenegildo Zegna y Paco León, muy favorecido con un traje del español Lander Urquijo, en tono oscuro, con chaqueta estampada.

Uno de los nominados, Karra Elejalde, ha seleccionado un elegante traje de Adolfo Domínguez en terciopelo negro, y una pajarita de alegre color, que no le terminaba de convencer. "Se me cae la pajarita, debe ser por la edad", ha señalado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha