eldiario.es

9

El ‘Aquarius’ generó más de 100.000 piezas informativas durante el mes de junio

CEAR-PV y la Unió de Periodistes Valencians ponen en marcha ‘Sense tópics’ un observatorio para analizar el tratamiento informativo en los medios escritos valencianos sobre la migración

La periodista Teresa Díaz presenta el primer informe del Observatori donde se analizan las informaciones publicadas durante el verano de 2018 y elabora siete conclusiones sobre la cobertura mediática

El volumen de información que generó la flotilla del 'Aquarius' en todo el mundo fue de casi 102.500 piezas, según recoge el informe Sense Tòpics basándose en el resultado de búsqueda de la plataforma My News Media

Un grupo de inmigrantes rescatados por el Aquarius desembarca en Valencia.

Un grupo de inmigrantes rescatados por el Aquarius desembarca en Valencia. Kenny Karpov

¿De qué hablamos los medios de comunicación cuando hablamos de migraciones? ¿Generamos (todavía más) prejuicios? ¿Se enfocan bien los temas? ¿Somos conscientes de los estereotipos que llevamos en la mochila? ¿Cuál es la incidencia del discurso mediático en la población? La Comissió d’Ajuda al Refugiat del País Valencià (CEAR-PV) sabe de la importacia de los medios de comunicación en las sociedades actuales y de su capacidad para influir en la opinión pública. Es por eso que, dentro del proyecto ‘Alça la teua veu contra el racisme i la xenofòbia’, se decidió poner en marcha un observatorio de medios de comunicación valencianos para analizar el tratamiento informativo de los temas relacionados con la entrada de personas migradas. La intención no es señalar y perseguir las malas prácticas, sino facilitar el ejercicio de los periodistas y luchar contra todas las (des)informaciones que se generan para crear alarma, destruir la convivencia y la cohesión social o difundir miedo.

El observatorio, cuyo nombre es ‘Sense Tòpics’, se ha estrenado este martes con un primer informe  elaborado por la periodista Teresa Díaz donde se analiza en profundidad el tratamiento mediático que hicieron los medios de comunicación valencianos durante el verano de 2018. Desde CEAR-PV quieren dotar a los periodistas de herramientas para informar de forma correcta sobre el fenómeno migratorio y detectar cuáles son los errores que más se repiten. En este primer paso del Observatori Sense Tòpics se ha estudiado la cobertura informativa de la llegada de 629 personas en los barcos de la flotilla del Aquarius en el puerto de València -donde había más de 600 periodistas acreditados de todo el mundo-, pero también de la entrada de personas por costas andaluzas y valencianas; y un tercer análisis sobre las noticias relacionadas con la valla de Melilla y Ceuta.

“Pusimos en marcha este proyecto porque ya sabíamos que el número de llegadas por costas iba a aumentar durante este verano”, recuerda Jaume Durà, coordinador territorial de CEAR-PV, que relaciona este aumento de llegadas con causas como “la política de cierre de puertas de Salvini, la externalización de fronteras sobre todo en Turquía y Grecia, y desde Libia a Italia y Malta, sumado a las revueltas al Rif y el uso que Marruecos hace de las migraciones como elemento de presión”. De hecho, CEAR llevaba años avisando de que las rutas migratorias virarían hacia la frontera sur española durante este verano.

En la presentación del informe, disponible ya en la web sensetopics.org, se han enumerado algunos de los errores más frecuentes como el uso abusivo de las fuentes institucionales -cifrado en un 55% de las veces- y por tanto la invisibilidad de la voz de las personas migradas, la reproducción de estereotipos, la ausencia de la responsabilidad histórica de Europa en los movimientos migratorios, el poco uso del término ‘persona’, la difusión de mensajes xenófobos a través de discursos de cargos políticos o líderes de opinión o la deshumanización de las personas a través de las fotografías, entre muchos otros.

Miquel Ramos, periodista y técnico de CEAR, ha incidido durante la presentación a los medios de comunicación en las “(des)informaciones que se presentan en formato periodístico pero que en realidad son noticias falsas orientadas a crear opiniones desfavorables hacia determinados colectivos”. “Las organizaciones xenófobas y sus ideólogos saben bien cómo hacerlo y dedican grandes esfuerzos a la promoción de estas webs y a difundir sus propios mensajes”, explica Ramos. La (des)información o también llamadas fake news suelen destacar la nacionalidad, la religión o la etnia de las personas con la intención es “fomentar los estereotipos, promover el racismo y dañar la convivencia”.

“Los medios somos altavoces de una realidad que se puede explicar de dos maneras: para reforzar o para destruir los valores democráticos. Por eso tenemos que saber esquivar el ruido de las fábricas de odio creadas por la extrema derecha”, añade Ramos. De la misma manera, la presidenta de la Unió de Periodistes Valencians, Noa de la Torre, ha remarcado hoy durante la presentación la responsabilidad de los medios de comunicación y apunta que “existe una necesidad de no fomentar el discurso del odio y analizar qué es lo que estamos haciendo para no caer en estereotipos”.

El foco mediático en el 'Aquarius'

El Aquarius fue el ejemplo de cómo con voluntad política se podía acoger y gestionar en un solo día la llegada de 629 personas un sistema de acogida con garantías jurídicas, sanitarias o lingüísticas. Sin embargo, durante los mismos días llegaban casi mil personas a las costas andaluzas sin contar con los mismos derechos y sin la mirada de 600 periodistas -como sí pasó con la cobertura del Aquarius-. Llegadas que continuaron repitiéndose durante los meses de julio y agosto, en los que se volvieron a leer titulares con metáforas alarmistas propias del discurso del miedo como “avalancha”, “oleada” u otras palabras como “asalto a la valla”, “ataque” o “invasión”.

El volumen de información que generó la flotilla del Aquarius en todo el mundo fue de casi 102.500 piezas, según recoge el informe Sense Tòpics basándose en el resultado de búsqueda de la plataforma My News Media. La tarea del observatorio se centra en lo que corresponde a los medios de comunicación valencianos y por eso se utilizaron como referencia ediciones digitales de cabeceras impresas valencianas. Los resultados de la investigación muestran que los medios de comunicación analizados generaron 872 noticias durante el mes de junio, 483 durante el mes de julio y 455 en agosto, sumando un total de 1.850 noticias. “La sobreexposición informativa provoca una impresión distorsionada sobre la realidad, de hecho tuvo un reflejo en la subida de ocho puntos de la preocupación de los ciudadanos por la inmigración”, asegura la autora del informe, Teresa Díaz, basándose en el informe del CIS del mes de julio.

De todas ellas la periodista dedicó una especial atención y análisis a 102 publicaciones según criterios temáticos (el Aquarius, llegadas por costas andaluzas y valla de Ceuta y Melilla), piezas que hablan sobre menores y mujeres, y también otras según la buena práctica periodística. También se ha hecho una selección y análisis de 50 imágenes publicadas en prensa. “Solo entre el 16 y el 18 de junio recogimos un total de 192 piezas informativas y analizamos ese fin de semana 26 noticias. Solo siete de ellas se refieren a las 1.000 personas que llegaron a Andalucía y el resto corresponde a la llegada del Aquarius”, explican en el informe. Es decir, un 73% de la información sobre migración se centró en la llegada de 629 personas a València, mientras mil personaes llegaban a costas andaluzas con una cobertura mediática del 27%. “Somos conscientes del componente de proximidad, pero estas cifras deberían hacernos reflexionar sobre cómo nos hemos acostumbrado a no prestar casi atención a las llegadas por costas en verano”, apunta Diaz en el informe.

Según sus conclusiones, el tratamiento del Aquarius “permite, en parte, una humanización del fenómeno migratorio y acerca historias personales”, sin embargo “no tuvo una continuidad en el tiempo”. “En casi el 60% de los titulares son protagonistas las personas migradas, no obstante sólo el 8% de las veces son fuentes informativas”, asegura. En el informe, Diaz también ha querido incluir la perspectiva de género en las informaciones, por eso apunta que “la mujer ni está ni se la espera”. “Las mujeres migrantes solo aparecen citadas expresamente en el 10’78% de los titulares. Tampoco se les da espacio como fuente informativa, ya que no llega ni al 35% del total”, asegura la autora del informe que apela a la responsabilidad compartida de los medios de comunicación en la lucha contra el racismo y la xenofobia.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha