eldiario.es

9

València y la FAO abren en la Marina su centro de estrategia para luchar contra el hambre y el cambio climático

El edificio cuenta con zonas para exposiciones y debates y permitirá a los vecinos de València y alrededores participar en todas las actividades divulgativas y de puesta en común de iniciativas que se vayan organizando

El CEMAS trabajará en la captación, recopilación, catalogación e impulso de las iniciativas destinadas a poner en marcha sistemas alimentarios locales en todo el mundo

El centro fue presentado el pasado 19 de febrero en Nueva York ante la Asamblea General de Naciones Unidas por el alcalde de València, Joan Ribó

València es ya el epicentro mundial de la lucha contra el hambre y el cambio climático. Este será el principal objetivo del Centro Mundial de València para la Alimentación Urbana Sostenible (CEMAS) que acaban de poner en marcha el Ayuntamiento y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) en el edificio La Base de la Marina de València.

El equipo humano inicial, personal del Ayuntamiento de València, con el que comienza a funcionar se ha incorporado ya y su espacio está prácticamente listo.

El Centro "se constituye para servir de impulso y difusión a todas las iniciativas relacionadas con las buenas prácticas alimentarias en zonas urbanas, siempre con el apoyo técnico de FAO", tal y como explica a eldiario.es el alcalde de València, Joan Ribó, quien presentó el proyecto el pasado 19 de febrero en Nueva York ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

El CEMAS llevará a cabo una actividad permanente distribuida en dos líneas de actuación. Por una parte, captación, recopilación, catalogación e impulso de las iniciativas destinadas a poner en marcha sistemas alimentarios locales en ciudades de todo el mundo.

Por otra, se trabajará también en actividades de divulgación y sensibilización en estas cuestiones: alimentación saludable, lucha contra el hambre, cambio climático y sistemas alimentarios locales sostenibles, tanto en Valencia como en cualquier parte del mundo.

El edificio de la Marina se convertirá así en un espacio físico y tecnológico donde compartir ideas, políticas y acciones sobre nutrición, alimentación saludable y de proximidad, desperdicio alimentario o cambio climático.

Fuente municipales aseguran que personalidades y entidades de reconocido prestigio en el mundo científico y social, además se han interesado ya por el CEMAS y han mostrado su buena disposición para participar en las actividades que se programen.

La sede del Centro Mundial de València para la Alimentación Urbana Sostenible (CEMAS) en la Marina de València

La sede del Centro Mundial de València para la Alimentación Urbana Sostenible (CEMAS) en la Marina de València

Estas actividades tendrán una vertiente internacional, para compartir, debatir y difundir todas las iniciativas que se llevan a cabo a nivel mundial, y una vertiente más local y regional, que permitirá a las ciudades del entorno y a los habitantes de València, participar en todas las actividades divulgativas y de puesta en común de iniciativas que se vayan organizando.

La Base, el recinto en el que se ubica en el puerto de València, es un espacio idóneo para ello, con grandes posibilidades de proyección internacional, zonas para exposiciones y debates.

El CEMAS es una iniciativa conjunta del Ayuntamiento de València y la FAO. En octubre de 2016, la ciudad de València y la organización firmaron un Memorándum en Roma para fijar líneas de colaboración entre ambas, dirigidas a potenciar sistemas alimentarios urbanos sostenibles.

Esta colaboración se extiende tanto a cuestiones de investigación y asesoramiento técnico como a temas de difusión y comunicación.

"Abarca, por tanto, temas relacionados con la agricultura, la actividad pesquera, el desarrollo, el cambio climático, la economía rural, la promoción de la sostenibilidad de los sistemas alimentarios y la educación para una alimentación sana", defiende Ribó.

Recientemente se ha dado a conocer en el ámbito científico un informe por la revista The Lancet en el que se pone de manifiesto que once millones de fallecimientos anuales son debidos a una alimentación desequilibrada.

De ellos, la mitad, se atribuye a un exceso de sal y a una falta de frutas y cereales integrales, por lo que cada vez más se impone la necesidad de intercambiar experiencias para fortalecer y difundir sistemas alimentarios sostenibles, especialmente en entornos urbanos.

La preocupación por los problemas de la alimentación en zonas urbanas se visualizó en octubre de 2015 con la firma del Pacto de Milán. La ciudad de València fue sede de la cumbre de ciudades firmantes del pacto en octubre de 2017.

Ese año, en el que València ostentó la capitalidad mundial de la alimentación sostenible, se llevaron a cabo numerosas actividades que trasladaron a la ciudadanía la preocupación por cuestiones como los mercados locales, el pequeño productor, las dietas saludables y de proximidad o el cambio climático, entre otras.

La puesta en marcha del CEMAS, cuyo consejo rector se constituyó el pasado mes de febrero, "es un nuevo paso que sitúa a València en la cabeza de las iniciativas relacionadas con las cuestiones alimentarias a nivel mundial", destaca Ribó.

El Centro es un órgano administrativo desconcentrado del Ayuntamiento de València, integrado en la Concejalía de Agricultura y con el apoyo técnico permanente de FAO.

Su consejo rector lo preside el Alcalde de València y está integrado por representantes del Ayuntamiento, de la Generalitat, del Ministerio de Asuntos Exteriores y del Consorcio de la Marina.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha