eldiario.es

9

Compromís planteó al PSPV el impago de los 12.000 millones de deuda del Consell con los bancos

Esta propuesta, que fue rechazada por los socialistas valencianos, afecta al 32 por ciento del total de la deuda de la Generalitat (37.500 millones de euros)

Prosiguen las negociaciones a tres bandas -PSPV, Compromís y Podemos- y bilaterales de cara a alcanzar un acuerdo para formar gobierno en la Comunitat Valenciana

PSPV, Compromís y Podemos ven avances en la negociación para la Generalitat

Los líderes de Podemos (Antonio Montiel), PSPV (Ximo Puig) y Compromís (Mónica Oltra)

La coalición que dirige Mónica Oltra, Compromís, ha planteado al PSPV -en el marco de las negociaciones que mantienen junto con Podemos para alcanzar un acuerdo de gobierno en la Comunitat Valenciana- que no se pague la deuda que la Generalitat tiene adquirida con los bancos y que acabará el año en unos 12.000 millones de euros, el 32 por ciento de la deuda total que es de 37.500 millones de euros en su conjunto, según informaron a Europa Press fuentes de la negociación. Sin embargo, los socialistas valencianos han rechazado este planteamiento.

El primer encuentro de los equipos negociadores se produjo el pasado miércoles y a él acudieron representantes del PSPV, Compromís y Podemos. Sin embargo, en esa reunión se avanzó poco ya que uno de los planteamientos que Compromís puso encima de la mesa fue el de no pagar la deuda que la Generalitat valenciana mantiene con el sistema financiero, que será de 12.000 millones a finales de año (el 32 por ciento de la deuda total).

Ésta ha sido uno de las propuestas que ha realizado Compromís durante la campaña, el no pagar la deuda que consideren ilegítima. Un planteamiento que los socialistas valencianos no aceptaron el pasado miércoles y que quedó "parado" en la negociación, según las fuentes consultadas. No obstante, las conversaciones continúan y los equipos negociadores se están intercambiando documentos con las diferentes propuestas.

37.500 millones de euros de deuda

Precisamente este viernes, el responsable de Hacienda de la Generalitat, Juan Carlos Moragues, explicó el informe financiero de la Comunidad valenciana, que recoge una deuda de 37.500 millones de euros -un 58 por ciento con el Estado- a 31 de marzo, que a cierre de ejercicio será de un 68 por ciento -por los planes de pago a proveedores y el fondo de liquidez autonómica (FLA)-, y del 32 por ciento correspondiente a vencimientos de valores y de deuda a largo plazo con banca nacional y extranjera ya renegociados, "no hay que hacer nada con los vencimientos de deuda durante 2015".

Auditoría y reestructuración de la deuda

La auditoría y reestructuración de la deuda de las Administraciones Públicas ha sido también una de las medidas que Podemos ha defendido desde sus orígenes, si bien desde su primer programa electoral, con el que concurrieron en los comicios europeos de mayo de 2014, el partido morado ha ido rebajando el carácter de esta propuesta.

Así, mientras que en el programa europeo se hablaba de la necesidad de llevar a cabo una "auditoria ciudadana de la deuda pública y privada para delimitar qué partes de éstas pueden ser consideradas ilegítimas para tomar medidas contra los responsables y declarar su impago", en la resolución aprobada sobre este asunto en la asamblea fundacional que la formación celebró en octubre se especifica que "el objetivo no es no pagar la deuda".

Finalmente, en el documento elaborado por los catedráticos Vicenç Navarro y Juan Torres, que servirá de base elaborar el programa económico de la formación, se habla ya de una "reestructuración lo más ordenada posible".

En el programa marco presentado por Podemos para las elecciones autonómicas se incluyó la propuesta de hacer una "evaluación de la deuda de la Administración Pública y de las empresas con participación pública en capital, consorcios e institutos públicos", con el objetivo de analizar "las posibles responsabilidades sancionables tanto económicas como legales de gobiernos anteriores".

Este análisis pormenorizado que propuso la formación morada, y que recoge en los mismo términos el programa que Podemos presentó en la Comunitat Valenciana, pretende servir también para estudiar "caso por caso" los costes y beneficios de los servicios públicos externalizados para iniciar después "procesos de negociación con acreedores".

Asimismo, añaden que "en los casos de colusión o mala fe, se abrirán procesos de reestructuración de la deuda en las instancias correspondientes y en virtud del Estado de derecho", lo que podría suponer abrir la puerta al impago de las cantidades que consideren ilegítimas.

Estas conversaciones entre el PSPV, Compromís y Podemos se abrieron tras el primer encuentro mantenido el pasado lunes 1 de junio por el dirigente del PSPV y candidato a presidir la Generalitat valenciana con Mónica Oltra, de Compromís y Antonio Montiel, de Podemos. Una reunión que acabó produciéndose a instancias del partido de Iglesias.

Puig continúa los contactos

En ese momento, según las fuentes consultadas, no se abordó quién sería el presidente de la Generalitat valenciana, pero Podemos sí deslizó que preferían que fuera Mónica Oltra. Un planteamiento que entra dentro de su estrategia de cara a las próximas elecciones generales y que los socialistas valencianos han rechazado de plano por entender que, después de que el PP declinara formar gobierno, esta tarea les corresponde legítimamente a ellos como segunda fuerza política y primera más votada de los partidos de izquierda.

No obstante, Ximo Puig también ha mantenido un encuentro con la candidata de Ciutadans, Carolina Punset, ya que el apoyo de este partido también puede ser una opción en la formación de Gobierno. De hecho, el dirigente socialista valenciano ha expresado públicamente su interés en no hacer frentes en su región y de mantener buenas relaciones con todos los partidos. Y las fuentes consultadas explican que Punset sí se mostró abierta a un apoyo al PSPV sin entrar en el Gobierno, aunque para ello sería necesaria la abstención del PP.

Con quien Ximo Puig aún no ha mantenido un encuentro a solas ha sido con la líder de Compromís, Mónica Oltra, aunque se prevé que se produzca la próxima semana y que también sigan las conversaciones con la representante de Ciutadans.

En cualquier caso, los socialistas valencianos rechazaron el pasado miércoles la posibilidad de alternar la pesidencia de la Generalitat valenciana con Mónica Oltra, quien aseguró que esta opción se había puesto encima de la mesa. Desde el PSPV, su secretario de Organización, Albert Boix, dejó claro que eso ni se había hablado, ni se contempla por entender que la presidencia es una cosa demasiado seria como para un planteamiento de esas características.

Además, este sábado una reunión del Comité Nacional del PSPV donde los representantes de este partido abordarán la política de pactos y las condiciones en las que estos deben producirse. Se trata de un encuentro en el que el secretario general podrá recoger las distintas opiniones de sus compañeros de cara a concretar las reuniones que previsiblemente tendrán lugar a principios de la próxima semana, ya que el propio Ximo Puig aseguraba esta mañana en Telecinco que estaba "convencido" de que antes del jueves habrá acuerdo de gobierno en Valencia y veía "razonable" que él sea presidente.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha