eldiario.es

9

El Consell cederá suelo a promotores para que construyan viviendas en régimen de alquiler asequible

Vivienda prepara un pliego para establecer las condiciones de cesión de las parcelas donde se construirán los inmuebles que, transcurrido un plazo de tiempo, pasarán a ser de titularidad pública

La primera fase de este fase de este plan prevé la cesión de terrenos a cooperativas sin ánimo y el plazo para que las entidades presenten sus propuestas está abierto hasta el 28 de febrero

Las parcelas que se han incluido en este primer concurso están en Gandia, Alzira, Torrent, Alicante, Alcoi, Sant Joan y Torrevieja y se estima que se podrán construir un total de 160 viviendas

La compraventa de viviendas en Navarra crece un 17,9% en junio en tasa interanual

Una promoción de viviendas

La Conselleria de Vivienda, a través de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVha), puso en marcha a medidos de 2018 un proyecto de cesión de suelo a cooperativas sin ánimo de lucro para que construyan viviendas públicas y cederlas en régimen de alquiler a particulares. Una vez transcurrido el periodo de explotación, establecido en 75 años, los edificios volverán a ser de titularidad pública.

Mientras finaliza el plazo para la presentación de ofertas a este concurso que finaliza el próximo 28 de febrero, desde Vivienda ya trabajan en una segunda fase que consistirá a ceder suelo público a promotoras privadas con el mismo objetivo.

Por ello, fuentes de Vivienda han informado de que ya se está preparando otro pliego para establecer las condiciones de cesión de las parcelas que en todo caso se destinarán a la construcción de viviendas destinadas a alquiler asequible. Pasado un plazo de tiempo por determinar, los inmuebles pasarán a ser de titularidad pública.

En el caso de las cooperativas, la cesión de suelo público por parte de la Generalitat constituye una alternativa innovadora para conseguir alquileres asequibles para acceder a la vivienda mientras se mantiene la titularidad pública del suelo. Además, favorece un marco estable y duradero para los arrendatarios.

Este proyecto fue uno de los compromisos que el Consell adoptó en el Seminari de Govern-Hivern 2018 en materia de vivienda. Tal y como explicó la consellera de Vivienda, María José Salvador, esta fórmula de cooperación entre el sector público y el privado es de gran utilidad para afrontar la necesidad de vivienda asequible, una necesidad prioritaria para el actual Consell.

Las parcelas propiedad de EVha que se han estudiado y encajan en este concurso están ubicadas en Gandia, Alzira, Torrent, Alicante, Alcoi, Sant Joan y Torrevieja y se estima que se podrán construir un total de 160 viviendas.

El cooperativismo de vivienda está teniendo un nuevo impulso como una interesante alternativa de acceso a la vivienda bajo la etiqueta de cohousing. Esta fórmula se usa con éxito en ciudades como Barcelona y otros países como Francia y Austria ya que permite dar respuesta a la necesidad de vivienda pública, sin coste para la administración.

Para dar a conocer y detallar los puntos de este concurso, la Conselleria, junto los ayuntamientos correspondientes, han organizado charlas informativas en los municipios en los que se ofrecen parcelas.

Destaca, entre otros, la implicación del Ayuntamiento de Gandia en esta iniciativa, que junto al Colegio de Arquitectos de Valencia, trabaja para impulsar el desarrollo de una cooperativa para construir un edificio de 35 viviendas, con trasteros y garajes, de diferentes dimensiones y tipología, destinadas a jóvenes en régimen de concesión.

En este municipio, EVha propone un solar de 1.000 metros cuadrados de superficie, en el distrito de Santa Anna, junto a la futura Ciudad de la Justicia. El Colegio de Arquitectos ha organizado un concurso de ideas para elaborar el proyecto.

Características del concurso público en marcha

El acceso a las siete parcelas destinadas a cooperativas se realiza a través de un concurso público con unas características muy especiales.

Por ejemplo, la cooperativa será la titular del derecho de superficie por un plazo máximo de 75 años y cederá a los socios el uso de la vivienda para uso de domicilio habitual y permanente. Al finalizar dicho plazo, tanto el suelo como la edificación revertirán en la Generalitat, con lo que ésta no pierde patrimonio ni la propiedad de suelo.

El 50% de los socios cooperativistas deberán pertenecer a colectivos preferentes como víctimas de violencia de género, mayores de 60 años, menores de 35 años u unidad de convivencia con algún menor a su cargo.

Los cooperativistas deben cumplir unos mínimos requisitos: destinar la vivienda a domicilio habitual y permanente; disponer de una renta no superior a 4,5 veces el IPREM; la cuota mensual a abonar a la cooperativa no podrán superar el 30% de sus ingresos; no podrán enajenar la vivienda pero sí podrán transmitirla por herencia hasta el total de los 75 años de la cesión, entre otros.

El precio del canon anual que pagará la cooperativa a la Generalitat se abonará en especie, es decir, en metros cuadrados útiles. En todo caso, al menos se materializará en una vivienda.

En los criterios de valoración para la adjudicación se tendrá en cuenta de manera especial la calidad del proyecto desde el punto de vista arquitectónico y de integración urbanística, su adecuación medioambiental y tipología de las viviendas y del edificio a los colectivos a los que va destinado.

También se valorará la propuesta colaborativa o de vida en comunidad, teniendo en cuenta los servicios y actividades que la cooperativa preste o posibilite que se presten en espacios comunes habilitados.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha