eldiario.es

9

División en el Botànic: el PSPV intenta eludir el informe ambiental de la ampliación del Puerto y Compromís insiste en reclamarlo

Los socialistas consideran suficiente la renuncia del Puerto al dragado y a la prolongación del dique de abrigo para no tramitar otra evaluación ambiental, pero los valencianistas la exigen al estar "caducada" la de 2007

Imagen aérea del puerto de València

Imagen aérea del puerto de València

El anuncio realizado este jueves por el presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, relativo a la renuncia de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) a incluir en el proyecto definitivo de la ampliación del Puerto el dragado del canal de acceso a 22 metros de profundidad y la prolongación del dique de abrigo en 500 metros, lejos de calmar las tensiones con sus socios de Compromís, ha acrecentado la división existente entre ambas formaciones al respecto del proyecto.

Ambas cuestiones recogidas en el anteproyecto de julio de 2018 estaban entre las más polémicas al incumplir las condiciones de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de 2007 y al considerarse, especialmente en el caso del dragado, que podía contribuir a dañar aún más las playas del Saler y poner en riesgo la Albufera.

Sin embargo, el resto de cambios introducidos en el anteproyecto con respecto al proyecto inicial del año de 2001 y que tampoco están amparados por esa DIA de 2007 sí que se mantendrán en el proyecto definitivo, como la eliminación del actual contradique o el traslado a los astilleros de Boluda (junto al barrio de Natzaret) de la terminal de cruceros que ha supuesto una compensación para el empresario,.

Además, el cambio de configuración de los muelles implica el uso de 4 millones más de metros cúbicos de material de relleno de lo que establece la evaluación ambiental de hace 13 años.

Tampoco prevé ese informe ambiental la construcción de un acceso norte para camiones para el que la APV ya ha encargado un estudio informativo.

Pese a todo, para el PSPV la eliminación del dragado y de la prolongación del dique es suficiente como para no renovar la DIA de 2007, pese a que la ampliación norte implica un nuevo muelle de 137 hectáres y 2 kilómetros lineales de atraque que duplicará la capacidad de almacenaje y movimiento de contenedores, con las externalidades que ello conlleva en cuanto a aumento de emisiones tanto de tráfico marítimo como terrestre.

Su portavoz en las Corts Valencianes, Manolo Mata, aplaudió "la solución Puig" de "no sacrificar intereses que pueden ser compatibles", destacando que "desde el minuto uno dijo que el apoyo al puerto se debe mantener sin poner nunca el riesgo el medio ambiente".

Una afirmación que sorprende cuando precisamente lo que se pretende con la renuncia al dragado y a la prolongación del dique es eludir una nueva DIA que avale que la ampliación, con las modificaciones que se mantienen, no tendrá efectos nocivos.

Por contra, la diputada de Compromís Papi Robles hizo hincapié en que "la DIA de 2007 está caduca y lo dice la propia normativa", por lo que ha exigido una nueva declaración para que el proyecto sea respetuoso con las playas. "El anuncio de Puig que querríamos es que se va hacer una nueva DIA", ha subrayado.

Según Mata, la espera de lo que diga Valenciaport, la caducidad de la DIA de 2007 "es algo que está meditándose" y que "si el dique de abrigo y el dragado se ajustan a esta declaración no haría falta una nueva". "Si el daño se hizo, ya está hecho: el abrigo ha afectado a las playas del Saler y el sur de València y no hay ninguna novedad", ha recalcado.

Llama la atención también la posición ambigua de Podem. Su diputado Ferran Martínez entiende que "camina en la dirección" de no dañar el medio ambiente. Así, pidió "resetear el debate y poner negro sobre blanco qué se estaba haciendo" y, sobre todo, "ver el conglomerado de intereses empresariales y saber exactamente los costes y beneficios" para que Podem fije su posición, siempre "escuchando a vecinos y organizaciones ecologistas".

Ribó prefiere esperar y Gómez se muestra satisfecha

El alcalde de València, Joan Ribó, ha celebrado hoy la decisión de la Autoridad Portuaria, que según le ha comunicado personalmente su presidente, Aurelio Martínez, renunciará a parte del diseño original de la nueva terminal, en concreto a la construcción del dique de abrigo y al dragado del canal de acceso del proyecto, "dos acciones que impactaban gravemente y afectaban negativamente a las playas del Sur de la ciudad", según los informes técnicos.

El alcalde ha pedido conocer en profundidad los cambios planteados para saber si jurídicamente las obras ya tramitadas por el Puerto necesitan de una nueva Declaración de Impacto Ambiental: "Es evidente que la decisión tomada por la Autoridad Portuaria es un paso importante en cuanto a la disminución de los impactos sobre el territorio que exigían una DIA, pero hay que estudiarlo con rigor".

La vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, ha considerado este jueves una "magnífica noticia" que Valenciaport renuncie a la ampliación del dique de abrigo y al dragado del canal de acceso del proyecto de ampliación norte del puerto de esta ciudad.

Así, ha indicado que estas decisiones muestran que "es posible trabajar por el crecimiento económico de la mano de la sostenibilidad, del respeto y de la integración medioambiental".

La vicealcaldesa ha agregado que esto "pone de manifiesto que es posible trabajar por el crecimiento económico de nuestra comunidad y de nuestra ciudad de la mano de la sostenibilidad, del respeto y de la integración medioambiental".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha