eldiario.es

9

EUPV denuncia en Bruselas que el Puerto de València veta el derecho al acceso a la información medioambiental

Critican que la Autoridad Potuaria ha impedido que la Comissió Ciutat-Port consultara documentos relacionados con el proyecto de ampliación del puerto

El Puerto de Valencia recurrirá la sanción de 100.000 euros de la CNC por fijar precios

Puerto de València

Esquerra Unida del País Valencià ha trasladado a la Comisión Europea el posible incumplimiento de la normativa europea de acceso de la ciudadanía a la información medioambiental por parte de la Autoridad Portuaria de València, al haber impedido que la Comissió Ciutat-Port consultara documentos relacionados con el proyecto de ampliación del puerto.

Tal como expresa la asistente local del Europarlamento y concejala de Alboraia Marta Martín, "el Convenio de Aarhus, suscrito por todos los estados miembros de la Unión, garantiza el acceso de la ciudadanía a la información, participación en la toma de decisiones y acceso a la justicia en materia de medio ambiente, y se da el caso de que la Comissió Ciutat-Port ha denunciado recientemente que, transcurrido el periodo para poder presentar alegaciones, la Autoridad Portuaria les ha denegado el acceso a una parte importante la documentación relacionada con el proyecto de ampliación del puerto". Ante esta situación afirma que "se está produciendo una vulneración clara de los derechos de la ciudadanía, y queremos poner en conocimiento de las autoridades europeas para que las valencianas y los valencianos nos jugamos mucho en esta ampliación del puerto".

Así, los eurodiputados de Izquierda Unida Sira Rego y Manu Pineda han registrado formalmente una pregunta a la Comisión Europea en la que remarca el mencionado incumplimiento del Convenio de Aarhus, así como la posible vulneración de la Directiva 2003/4/ CE relativa al acceso público a la información medioambiental. El texto, además, destaca que el proyecto actual se basa en un estudio de impacto ambiental hace quince años que no incluía la ampliación en más de 4 millones de metros cúbicos de hormigón que sí están previstos ahora en un proyecto ampliamente modificado respecto al de 2006.

Por todo ello, Rego y Pineda inquieren si la Comisión Europea instará a la APV a desarrollar una nueva Declaración de Impacto Ambiental, y si advertirá de las posibles irregularidades que pueden estar cometiéndose en vetar el acceso de la sociedad civil a información de relevancia: "El impacto que puede suponer la ampliación merecería tener todo el cuidado posible, la máxima transparencia y todas las vías de consulta, participación y consenso de la obra con los colectivos vecinales y sociales implicados. No entendemos esta postura opaca de la Autoridad Portuaria para denegar el acceso a la totalidad de la información del proyecto. Si tan respetuosa es la ampliación con el medio ambiente y con el entorno como sus impulsores quieren hacer creer, no entendemos por qué niegan el acceso a la información a cualquier persona interesada, especialmente si se trata de vecinas y vecinos afectados o de entidades conservacionistas", subraya Martín.

La asistente europarlamentaria indica además que "desde Esquerra Unida seguiremos trabajando tanto en las instituciones como en la calle para impedir que unos cambios tan importantes y trascendentes para el futuro de València y l’Horta puedan ejecutarse sin un estudio a fondo de su idoneidad medioambiental. No es posible que, en plena emergencia climática, permitamos el desarrollo de una obra de estas características que, sin garantías suficientes, puede provocar un impacto irreversible sobre nuestro territorio".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha