eldiario.es

9

La Generalitat no dejará urbanizar los PAI parados por el pinchazo inmobiliario

Todos los partidos excepto el PP aprueban devolver la condicion de rústico al suelo convertido en urbanizable durante la burbuja pero nunca desarrollado

Felipe Espinosa, en 2008, a la izquierda en la firma de un convenio.

Felipe Espinosa, en 2008, a la izquierda en la firma de un convenio.

El gobierno valenciano ha recibido el mandato de les Corts Valencianes para reclasificar como suelo no urbanizable parte de la superficie incluida en planes urbanísticos o PAI que se quedaron sin desarrollar tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Todos los partidos, excepto el PP, que se ha abstenido, han apoyado la propuesta de Ciudadanos (C´s) en el parlamento autonómico. El grupo liderado por Carolina Punset asegura que en la Comunitat Valenciana hay 50.000 hectáreas de suelo clasificado como urbanizable donde se podrían construir algo menos de dos millones de viviendas.

Gran parte de ese suelo está parado ante la situación de casi colapso del sector de la construcción, por lo que C´s ha propuesto que el suelo donde hoy se puede levantar viviendas vuelva a su clasificación legal anterior, habitualmente la de rústica (o uso agrícola).

En opinión de Punset, el cambio de calificación del suelo servirá para combatir la especulación, mejorar la calidad del territorio y ayudar así a la industria turística valenciana y sentar las bases del “nuevo modelo productivo”, que no debería basarse en la especulación ligada a la revalorización del suelo.

PSPV-PSOE y Compromís, los miembros del Consell, y Podemos, su apoyo parlamentario, han apoyado la iniciativa de C´s tras negociar algunas modificaciones. En resumen, la Generalitat debe articular ahora con los ayuntamientos un sistema para revertir a su estado anterior aquellos suelos urbanizables que no vayan a ser desarrollados a medio plazo y cuyo cambio de status no implique indemnización alguna.

La proposición no de ley también exige que el Consell y los ayuntamientos se conduzcan por ”criterios de crecimiento urbanístico sostenible, de acuerdo con la legislación ambiental y urbanística, sin excepciones”. Los gobiernos locales, además, deberán perseguir a los promotores incumplidores por tres vías: registrándolos en un fichero en el que estarán las empresas que, por causas diversas, no podrán contratar con la administración y finiquitar las actuaciones urbanísticas paradas o nunca desarrolladas.

'Shame on you!', Elisa

Punset se ha felicitado por el acuerdo de Les Corts Valencianes. “La Administración tiene potestad para volver a ordenar el territorio de acuerdo con las nuevas circunstancias. Hay que recuperar lo que es salvable, eso sí es hacer patria y sí es una seña de identidad”, ha dicho, antes de mantener un rifirrafe con Elisa Díaz, diputada del PP. Ésta llamó “ignorante” a la líder de C's tras reprocharle alguna de sus actuaciones como concejal de urbanismo en Altea (Alicante). Punset recurrió al inglés -"Shame on you", “me averguenzo de ti”- para criticar su postura y, en general, la responsabilidad del PP en los excesos urbanísticos en la Comunitat Valenciana.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha