eldiario.es

9

Dos años del cambio en València: políticas en marcha y asignaturas pendientes del nuevo modelo de ciudad

El equipo de Joan Ribó ha logrado desbloquear proyectos paralizados durante años como el aparcamiento del Mercado Central, la reforma de la plaza de la Reina o el Parque Central.

La cruz son los retrasos en la ejecución de inversiones, los problemas de convivencia en el Cabanyal, o la falta de solución a la expansión de terrazas y del botellón.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó. JESÚS CÍSCAR

Han pasado dos años desde que los valencianos apostaron por el cambio en las pasadas elecciones municipales del 24 de mayo de 2015.

Tras 24 años con Rita Barberá al frente del Ayuntamiento de València, el PP, asediado por sonados casos de presunta corrupción (Taula, Imelsa, Emarsa, etc...) perdió la mitad de sus concejales (cayó de 20 a 10).

Compromís, se convirtió en la segunda fuerza más votada subiendo de tres a nueve ediles, e inició así la legislatura del cambio con el alcalde Joan Ribó al frente, y con el apoyo del PSPV (cinco ediles) y de València en Comú (tres concejales). El PP pasó a la oposición junto a Ciudadanos, que logró seis escaños.

En pleno ecuador de la legislatura, estos son los logros de las políticas en marcha y las asignaturas pendientes más destacados del gobierno del Pacto de la Nau.

Políticas en marcha

Aparcamiento del Mercado Central. La finalización de este aparcamiento subterráneo de 413 plazas ubicado en la plaza Ciudad de Brujas estaba bloqueada desde el año 2008. En mayo del pasado año, el alcalde, Joan Ribó, y la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, firmaron un convenio por el cual el Ayuntamiento asumía la propiedad del parking a cambio de los 11,3 millones de euros del coste de la obra ejecutada. Además, el Consistorio invertirá otros 4,5 millones de euros en la finalización y puesta en marcha de la obra, proyecto que está en fase de licitación y cuyas obras deben arrancar este año.

Reurbanización de las plazas de la Reina, Ciudad de Brujas y Mercado. Tras un completo proceso participativo, la futura reforma de la plaza de la Reina ya cuenta con un equipo de arquitectos formado por Miguel del Rey, Íñigo Magro, Antonio Gallud y María Teresa Santamaría, encargado de redactar el proyecto de peatonalización, cuyas obras arrancarán el año que viene con un presupuesto estimado de 5 millones de euros. Curiosamente, será prácticamente el mismo equipo que en 1999 ganó un concurso internacional de ideas para reurbanizar este emblemático espacio, pero que Rita Barberá nunca llegó a ejecutar. Del mismo modo, la Conselleria de Obras Públicas ultima el proyecto de reurbanización de las plazas del Mercado y Ciudad de Brujas, que ejecutará el Ayuntamiento.

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado por los portavoces del tripartito

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado por los portavoces del tripartito

Soterramiento de los accesos ferroviarios en el marco del Parque Central. La reunión del consejo de administración de la Sociedad Parque Central, entidad formada por el Ministerio de Fomento, el Ayuntamiento de València y la Generalitat para desarrollar el soterramiento de los accesos ferroviarios a la ciudad y  una gran zona verde en el espacio liberado por las vías, acordó el pasado 6 de mayo encargar la redacción del proyecto del canal de acceso, un túnel de un kilómetro que supondrá la eliminación de las actuales vías que dividen la ciudad entre Malilla y la calle San Vicente, la creación del bulevar ajardinado Federico García Lorca y la demolición del actual puente de Giorgeta. En una segunda fase se ejucutará el túnel pasante. El proyecto, uno de los más importantes para el futuro de València, llevaba seis años bloqueado.

Rehabilitación de la fachada marítima. Los poblados marítimos han sido una de las zonas más olvidadas de València en los 24 años de dominio del PP de Rita Barberá en el Ayuntamiento. En los dos años de gestión del Govern de la Nau, ha sido uno de las zonas en las que se ha puesto el foco. Así, tras interminables reuniones y procesos burocráticos, se han puesto en marcha las primeras obras de reurbanización en el Cabanyal, en concreto en las calles Barraca, Reina, Doctor Lluch y adyacentes. Además, se han aprobado las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) y un plan de la Conselleria de Obras públicas que supondrá una inversión directa total de 23,2 millones de euros. En el Grao se ha aprobado la remodelación del Mercado del Grao, la creación del Museu del Mar y la construcción de un centro de servicios sociales. Por último, se ha aprobado un acuerdo con la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) que supondrá la cesión de 180.000 metros cuadrados de terrenos portuarios para la creación de zonas verdes y deportivas en Nazaret.

Anillo ciclista. Aunque con varios meses de retraso, el pasado 3 de marzo se puso en marcha el carril bici de 4,7 kilómetros que rodea la ronda interior de València. En un principio generó dudas en algunos sectores por su posible afección en el tráfico rodado en forma de atascos, pero lo cierto es que en poco tiempo se ha convertido en la infraestructura ciclista más utilizada en la ciudad, mientras poco a poco los vehículos privados se van a adaptando mediante la búsqueda de rutas alternativas. En total, se han puesto en marcha más de 20 kilómetros de nuevo carril bici por toda la ciudad.

Nuevas políticas de movilidad. Es una de las áreas en las que más se están notando los cambios. Algunas de las medidas más destacadas en estos dos años de gestión del Govern de la Nau han sido la semipeatonalización del entorno de la Lonja, de las Torres de Serranos, el doble sentido de Barón de Cárcer, la primera fase de la remodelación de líneas de la EMT o los nuevos carriles bici con el anillo ciclista como máximo exponente. La última en entrar en vigor y quizás la más polémica ha sido la prohibición de aparcar por las noches en el carril bus de las líneas nocturnas de la EMT.

Capitalidad de la Alimentación y Fallas como Patrimonio de la Humanidad. El pasdo 14 de octubre, Naciones Unidas, a través de la FAO (Oganización para la Alimentación y la Agricultura), proclamó a València como Capital Mundial de la Alimentación para el año 2017. De esta forma, según Ribó, la ciudad acogerá un carrusel de acontecimientos, talleres y eventos relacionados con la alimentación ecológica y sostenible que tendrá su punto álgido el 16 de octubre, con la celebración de un congreso con motivo del Día Mundial de la Alimentación al que asistirán alcaldes de más de 100 grandes ciudades de todo el mundo. Por otra parte, el pasado 30 de noviembre la Unesco hizo oficial la declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en proceso que, aunque se ha rematado en estos últimos dos años, se inició en el año 2011.

Bonos sociales de la EMT. Una de las primeras inciativas del edil de Movilidad Giuseppe Grezzi fue la puesta en marcha del Bono Social 'Amb tú' de la EMT que permite viajes ilimitados a personas desocupadas con rentas bajas y a sus familias por 10 euros. También la creación del bono infantil que permite viajar gratis a menores de 11 años.

Joan Ribó, en su primer día como alcalde. / Efe

Joan Ribó, en su primer día como alcalde. / Efe

Nuevas zonas verdes. La creación de nuevos jardines y la remodelación de los existentes ha sido una de las banderas del Govern de la Nau. En concreto, se han mejorado 17 parques de barrio, se han hecho reformas en los parques Oeste y Benicalap, se han creado 17 espacios de socialización para perros, se ha presentado el nuevo parque de Malilla y se han proyectado el parque de desembocadura de Nazaret y el de las esculturas del Ivam.

Ayudas sociales: Adiós a los cortes de luz, gas y agua por impagos. El equipo de Gobierno que dirige Joan Ribó ha incrementado en un 47% las políticas sociales. Entre ellas, destacan las ayudas al pago de suministros hasta el punto que ya no se producen cortes de luz, agua o gas a familias sin recursos ecnómicos. Además, se está empezando a empadronar a las personas sin hogar para que puedan recibir las ayudas sociales.

Un Ayuntamiento saneado. En estos dos años de gobierno del tripartito la deuda ha bajado de los 964’5 millones de euros del PP en 2012, hasta los 583’55 millones. Valéncia llegó a superar el máximo establecido por ley, en un 122’14% de sobreendeudamiento, mientras hoy está en el 75’01%. Y el pago a proveedores ha pasado de tenerlo en cotas de 60 días, hasta los entre 2 y 8 días actuales.

Asignaturas pendientes

Retrasos en la ejecución de inversiones. La lentitud a la hora de poner en marcha las inversiones es uno de los talones de aquiles del Govern de la Nau. Solo en lo que a los presupuestos participativos se refiere, aún no se han iniciado las obras de casi la mitad de los aprobados para el año 2016. Otros proyectos como el del carril bici de la avenida del Cid o el Parque Lineal de Benimámet, llevan meses paralizados, aunque en el caso de esta última actuación, las obras acaban de desbloquearse y se retomarán en breve. En el caso del polideportivo de Nou Moles, aunque es una obra de la Generalitat, lleva años paralizada sin que el Consistorio haya logrado dar con una solución.

Problemas de convivencia en el Cabanyal, Orriols, Benicalap... Aunque es verdad que se han puesto en marcha obras de reurbanización en el Cabanyal, no es menos cierto que persisten y hasta han empeorado, según denuncian los propios vecinos, los problemas de convivencia en el Cabanyal como consecuencia de la degradación existente en la llamada zona cero. Música a altas horas, botellón, peleas de gallos y trapicheo de drogas son algunos de los más frecuentes. A ellos se suman las ocupaciones ilegales de viviendas, un problema que también se ha extendido a otros barrios como Orriols o Benicalap, creando problemas de seguridad.

Una vivienda en el barrio del Cabanyal degradada

Una vivienda en el barrio del Cabanyal degradada

Botellón, ruido, terrazas, gorrillas, apartamentos turísticos, limpieza... Tras dos años al frente del Consistorio, lo cierto es que el tripartito no ha acertado a dar con la tecla para atajar los problemas cotidianos que quizás más enervan a los vecinos, aunque también es verdad que se está trabajando para dar respuesta a algunos de ellos. Así, por ejemplo, la invasión de terrazas sigue creciendo y sigue causando quejas. Además, el proceso de pintado para delimitarlas avanza con suma lentitud ya que hasta enero del presente año solo se habían marcado 971 de las 3.476 terrazas autorizadas. En este sentido, el Ayuntamiento trabaja en la modificación de la ordenanza. Por otra parte, los problemas de ruido vinculados al tráfico, al ocio nocturno, al botellón, a los apartamentos turísticos y ahora también a las despedidas de soltero, lejos de disminuir, van a más como han denunciado las asociaciones Russafa Descansa o Amics del Carmen, entidades que han amenazado con llevar al Ayuntamiento a los tribunales por inacción. Tampoco se ha logrado poner coto a la actividad de los gorrillas que tantas molestias causan. En cuanto a la falta de limpieza, el año pasado fue el segundo motivo de queja vecinal más numeroso, si bien es cierto que este año el Ayuntamiento ha incrementado considerablemente la partida destinada a este punto.

Aumento del bonobús de la EMT. El tripartito aprobó a finales del año pasado un incremento del 6% en el bonobús de la EMT, pasando de los 8 euros que valía el pasado año a los 8,5 euros que vale este ejercicio. El aumento ha afectado al 36% de los usuarios de la EMT (87,9 millones en 2015). El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, justificó el incremento en la necesidad de "seguir mejorando el servicio" ante "la nula aportación del Estado un año más, a diferencia de otras ciudades españolas".

Conflicto por la gestión del centro de adopción de animales. Llama la atención que un equipo de Gobierno de marcado carácter ecologista como el de Ribó esté chocando con las protectoras de animales a cuenta de la política de gestión del centro de adopción de animales del Ayuntamiento. Las entidades critican que el concurso público para la gestión del recinto les deja sin opciones de presentarse, lo que dejará a las empresas que gestionan perreras como únicas candidatas. Sin embargo, desde la Concejalía de Bienestar Animal defienden que se va a municipalizar el servicio ya que será un veterinario municipal quien supervise la gestión. De momento, la protectora Modeprán sigue llevando la gestión pese a que el convenio está caducado y el concurso del Ayuntamiento ha quedado desierto. Modeprán ha pedido diálogo para reconducir la situación y poder optar a la gestión.

Impulso del área metropolitana. La reconstrucción de la visión metropolitana de València desarticulada en los años de gestión del PP era una de las grandes aspiraciones y objetivos del tripartito. Sin embargo, en estos dos años se ha avanzado muy poco en este sentido. La Autoridad del Transporte Metropolitana ha sido la única entidad que se ha creado para coordinar las políticas de movilidad, pero aún no ha empezado a funcionar de forma efectiva.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha