eldiario.es

Menú

Llinares sobre la investigación al PSPV y al Bloc: "La prescripción impide la condena, pero no absuelve al implicado"

El director de la agencia antifraude valenciana afea a los partidos investigados que se escuden en el archivo de la causa para eludir sus responsabilidades políticas

- PUBLICIDAD -
El director de la agencia valenciana antifraude, Joan Llinares

El director de la agencia valenciana antifraude, Joan Llinares

La prescripción de un posible delito no exime a un representante político de asumir responsabilidades. Las responsabilidades políticas no se limitan a los autos y sentencias que dictan los tribunales. Es de primero de separación de poderes y un principio básico que los representantes políticos deberían asumir. 

Durante las últimas semanas, el PSPV y el Bloc, dos partidos sobre los que revolotea la sospecha de financiación irregular, se han escudado en el archivo de la causa por un juzgado de Valencia -hay otros cuatro juzgados en Gandia, Benidorm y Madrid a los que se han enviado aspectos suceptibles de investigación que aún no se han pronunciado- para no tomar medidas con los asesores que aparecen en los papeles que el PP aportó a la denuncia. Cierto es que ambas formaciones han anunciado comisiones internas para esclarecer los hechos y que su socio parlamentario les instó a facilitar la información en poco menos de un mes para esclarecer el asunto, pero, para algunos dirigentes, todavía es insuficiente.

Este jueves se ha pronunciado sobre esta cuestión el director de la Agencia Antifraude valenciana. Joan Llinares, tras acudir a las Corts Valencianes a presentar la memoria de actividad del pasado año, ha afeado a los dirigentes de ambas formaciones que se escuden en el auto de archivo. "La prescripción es una institución diabólica en el ámbito de la corrupción", ha considerado Llinares, quien ha recordado que desde las entidades que persiguen el fraude y las malas prácticas se solicita una ampliación en las fechas de caducidad de estos años.

Por tanto, el director considera que la prescripción no justifica la elusión de responsabilidades. "La prescripción impide la condena, pero no absuelve al implicado", ha señalado, además de solicitar a los partidos que no dejen margen a ninguna duda sobre su honradez en la gestión de los fondos públicos.

Es ahora cuando aparecen delitos de 2007 y 2008, ha apreciado Llinares, también en referencia a la trama Gürtel.  "Las campañas electorales de esos años eran brutales. Yo me preguntaba de dónde sacarían tanto dinero los partidos políticos. Ahora se está comprobando todo", reflexionaba el responsable antifraude. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha