eldiario.es

9

La cárcel de Picassent registró diez agresiones o intentos de agresión a funcionarios en el segundo semestre de 2018

El sindicato Acaip denuncia que en entre el 1 de julio y el 31 de diciembre se registraron 778 incidentes "graves o muy graves"

Exterior de la prisión de Picassent

Exterior de la prisión de Picassent

El sindicato de funcionarios de prisiones Acaip revela que se produjeron 778 incidentes graves o muy graves en el Establecimiento Penitenciario de Valencia, la cárcel de Picassent, durante la segunda mitad de 2018, lo que suma un total de 1.586 incidentes de estas características a lo largo de todo el año.

Según el informe que Acaip ha hecho público este jueves, diez de esos 778 incidentes entre julio y diciembre han sido agresiones o intentos de agresión a trabajadores del centro, dato con el que el sindicato ha denunciado la falta de recursos y trabajadores en la prisión.

Estos están por debajo de los servicios mínimos establecidos por la Administración en caso de huelga, según Acaip, quienes añaden que el centro penitenciario valenciano cuenta con 32 internos en primer grado, los "más peligrosos", a pesar de que el máximo asignado es de 24.

Asimismo, critica que el módulo que alberga a la mayoría de estos internos en primer grado "tiene gran cantidad de deficiencias estructurales en materia de seguridad y supone un riesgo añadido para los trabajadores", razón por la que "no reúne las condiciones necesarias para albergar a este tipo de internos".

Algunos de los trabajadores agredidos han resultado lesionados y otros han tenido que permanecer una temporada de baja, con una fractura en varios dedos de la mano de uno de ellos, por ejemplo.

Un centenar de agresiones entre internos

También han tenido lugar 104 agresiones entre internos, 121 casos de amenazas graves, coacciones o insultos graves a trabajadores, ocho ocasiones de resistencia activa y violenta al cumplimiento de órdenes o de la normativa del centro y 228 veces en las que un interno se ha resistido de forma pasiva.

Además, se incautaron 163 objetos prohibidos, como teléfonos móviles o drogas; se dieron 54 casos de amenazas y coacciones graves entre internos; 18 internos se autolesionaron, en dos ocasiones gravemente, y un mínimo de 37 ocasiones se ha producido un deterioro grave de mobiliario.

Se registraron 10 intoxicaciones graves por consumo de drogas y otras sustancias, 10 casos de sustracción de objetos personales entre internos y ocho internos que quebrantaron su condena al no regresar de un permiso, según los datos de Acaip.

También, en menor medida, hubo sustracciones de material del centro, intentos de instigar plantes o desórdenes colectivos, un suicidio y un interno en huelga de hambre.

Reducción del 20% de la plantilla en cuatro años

El sindicato añade que en los últimos cuatro años el centro ha perdido más de un 20% de su plantilla y las vacantes no se reponen, con lo que faltan más de 100 trabajadores sobre el número mínimo previsto por la Relación de Puestos de Trabajo del centro.

La falta de personal habría obligado a reducir el número de trabajadores que pueden irse de vacaciones de forma simultánea y a restringir el ejercicio de permisos en caso de enfermedades de familiares, lo que significa que "a los trabajadores del Centro Penitenciario de Valencia no se les aplican los mismos criterios que a otros funcionarios", según el sindicato de prisiones.

Durante la primera mitad del año 2018 se produjeron 808 incidentes graves o muy graves en Picassent, entre ellos nueve agresiones o intentos de agresión a funcionarios "con diversa gravedad", según informó entonces Acaip.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha