eldiario.es

9
Menú

ENTREVISTA | Salvador Mestre (Podemos)

"Podemos se ha diseñado de manera uniforme, centralizadora y vertical"

Salvador Mestre, concejal en Silla, presentará en Vistalegre 2 una propuesta para que el partido recupere el "espíritu multitudinario y diverso, plural y enriquecedor" que nació con el 15-M

- PUBLICIDAD -
Salvador Mestre, concejal de Podemos en Silla.

Salvador Mestre, concejal de Podemos en Silla.

Salvador Mestre es profesor de piano, fue fundador del 15-M en Valencia y ahora es concejal en Silla (Valencia) por Podemos. Junto a otros compañeros de partido de toda España, presentará en Vistalegre 2 su propuesta para mejorar el funcionamiento de la formación: Profundización Democrática. El documento, aunque a enorme distancia de los de Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y los anticapitalistas, que sumaron el 90% de los votos, fue el cuarto más apoyado en la última consulta.

¿Se ha desconectado Podemos del espíritu del 15-M?

Sí y no. En el primer congreso fundacional decidimos mayoritariamente dotarnos de una estructura muy férrea para afrontar un sprint de dos años. Esta fue la tesis que prevaleció, la opción “Claro Que Podemos” (CQP) de Íñigo Errejón y Pablo Iglesias apoyada por más del 80% de las personas inscritas en Podemos. Esto, traducido a lo organizativo, implicó un diseño verticalizado cuya máxima prioridad ha sido la eficacia y una tendencia a la uniformización en detrimento de otros valores. Por lo tanto, desde el punto de vista interno, se desconectó conscientemente un tanto del espíritu 15M aunque, eso sí, sin renunciar a algunas cosas fundamentales: en Podemos hemos consultado directamente a las bases cuestiones cruciales como la decisión sobre el pacto con PSOE-Ciudadanos y, por otro lado, no podemos evitar el mantener permanentemente debates sobre las cuestiones relevantes porque, precisamente, muchos venimos de las plazas donde discutíamos de todo con todo el mundo.

Ahora bien, si en lo interno se hicieron renuncias, en la proyección externa hacia el país no se ha desconectado para nada del espíritu 15M. Podemos propone líneas programáticas que marcan cambios profundos en lo político y en lo económico con profundas repercusiones en lo social. Cambios necesarios que recogen el clamor del 15M. Y todo ello con una nueva forma de comunicar más acorde a los tiempos, alejado de identitarismos marginales y minoritarios respondiendo así al sentir mayoritario de nuestra sociedad, donde somos muchos los que no nos identificamos con símbolos y discursos prefabricados. Y es que, como suele decirse, ni en el 15M ni en la PAH se preguntaba a las personas si eran de izquierdas o de derechas, algunas venían de una sensibilidad política u otra y la gran mayoría de ninguna, siendo lo importante la movilización por la defensa de los derechos sociales y el cambio democratista. Muchas de las personas que hoy en día formamos parte del cambio, tanto dentro como fuera de Podemos, nos hemos politizado o repolitizado desde lugares no identitarios. Izquierda, derecha, centro, liberalismo, comunismo, socialismo, etc., son cajones que se nos quedan muy estrechos.

Así que hemos vivido un tiempo de cierta dualidad entre horizonte político y realidad interna marcada por la extrema coyuntura de la agenda electoral. En «Profundización Democrática» diferimos en su momento de aquel diagnóstico que exigía poner la democracia en suspenso para construir una máquina de guerra electoral, porque ya entendíamos, al igual que ahora, que la eficacia no estaba reñida con la integración de la diversidad y la pluralidad en la organización encarnando con ello el espíritu 15M.

¿Qué dice del partido la batalla entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón?

Es una consecuencia de la propia lógica CQP. Cuando se intenta uniformizar, se produce fricción entre las diferencias y los matices, que siempre existen, y necesariamente surge una división, como reacción confrontativa entre lo diverso. Nosotros en Profundización Democrática ya advertimos de que esto podía pasar. Estaba todo cifrado en el diseño organizativo de CQP, tendente a la uniformización y a la verticalización, con sistemas de voto mayoritarios y una gran concentración del poder. Iba a ser muy difícil ser plenamente coherentes en la reivindicación de filiación con el 15M con un diseño interno como ese, a pesar de las líneas programáticas y propuestas de país que pudieran hacerse (y que se hacen). La apuesta CQP pasaba por asumir el reto de esa dualidad y otro reto más complicado quizá: la capacidad de revertir las tendencias verticalizantes, centralizantes y uniformizadoras cuando se considerase necesario (tras el largo sprint electoral). Ahora estamos todos en ese reto, y «Profundización Democrática» creemos que podemos aportar mucho en esta tarea.

Apuestan porque Podemos recoja el "espíritu multitudinario y diverso, plural y enriquecedor" de la organización. ¿Cómo?

Contando con la multitud diversa y plural para orientar la dirección de Podemos y aplicando, para ello, inteligencia en el diseño organizativo. «Profundización Democrática» es el resultado de una enorme cantidad de energía activista muy diversa y plural acrisolada alrededor de un documento. Nosotros somos los redactores, pero el documento emana de muchísimo acervo activista desde las plazas hasta las personas que se implicaron en aportar ideas y mejoras en Plaza Podemos, online. Ahí fuimos los más valorados, de largo. Tras 3 años, hemos actualizado y mejorado la propuesta contando de nuevo en abierto con aportaciones de todo el mundo. En total, unas 60 aportaciones concretas y muchas ideas de mejora. Es normal, por tanto, que trabajando de forma multitudinaria, plural y diversa se obtenga un resultado muy rico, muy potente, que integre precisamente a la multitud y la diversidad en la organización.

El resultado es un diseño orgánico inteligente que incorpora separación de poderes en los órganos internos  y que atribuye diversidad, pluralidad y proporcionalidad por un lado a un poder legislativo, deliberativo y propositivo mientras que, por otro lado, conforma un núcleo de poder ejecutivo más uniforme y cohesionado. Así se combina eficacia y multitud. Cada órgano debe elegirse por separado desde la Asamblea Ciudadana y los sistemas de votación deben ser con sistemas preferenciales (VUT o Borda Dowdall) para maximizar la democraticidad de la decisión y para minimizar o eliminar el efecto lista que tanto favorece la formación de familias contrapuestas. Las listas para el Consejo Ciudadano o la Comisión de Garantías y los sistemas mayoritarios simples son atroces si queremos potencia democrática real, porque generan tensiones innecesarias e incoherencias a la hora de transformar en decisiones los apoyos de cada idea. Las listas solo las planteamos para el Equipo Ejecutivo, porque ahí sí que tiene sentido presentar equipos compactos basados en la cohesión de la confianza.

Además, es absolutamente imprescindible una Comisión de Garantías completamente autónoma e independiente, con recursos humanos y materiales para que sea eficaz y no se sature. La hemos trabajado con expertos en la cuestión para diseñarla con garantismos de todo tipo para tener la absoluta certeza de que cuando surjan conflictos y problemas las resoluciones no vengan marcadas por afinidades con la dirección. Todo el mundo conoce la frustración de que los recursos lleguen al Tribunal Supremo o al Constitucional para que digan lo que le conviene al PP. Eso no nos puede pasar dentro de Podemos. Es fundamental. Todo esto se podía haber hecho ya en 2014 y se puede hacer ahora. Y ahora, además, lo podemos hacer mejor todavía, porque tenemos mucha más experiencia acumulada y sabemos mucho más.

Quieren "revitalizar los círculos". ¿Están desmovilizadas las bases?

Obviamente. Es el efecto secundario directo de una organización concebida de forma vertical y con una secretaría de organización dedicada a uniformizar. Cuando ves que no cuentan contigo en un proyecto que te ilusiona, lo normal es que te desmotives. Se ha generado mucha frustración que a duras penas compensaba la posibilidad de conquistar la moncloa. Hemos vivido tiempos difíciles dentro de PODEMOS por cómo ha gestionado el modelo CQP la encrucijada entre la batalla electoral exterior y las ansias de participación de todos. Yo no estoy de acuerdo con quien dice que esa verticalidad organizativa era un mal necesario. Creo que podría haberse hecho todo de otra manera. En Profundización Democrática estamos plenamente convencidos. Pero ni yo puedo demostrarlo ni quienes defenden la necesidad de CQP pueden demostrar que era necesario. No podemos saber qué habría pasado si las cosas se hubieran hecho distintas. Formará parte siempre del debate entre compañeros y compañeras. Ahora lo que tenemos que hacer es avanzar juntos refundando PODEMOS para que quepamos todo el mundo y nos multipliquemos en potencia democrática.

"Los procesos del día a día deben ser transparentes y vinculantes". ¿Es opaca la organización liderada por Iglesias?

Desde luego que no. Podemos ha dado una lección de transparencia en España. A todos los niveles. Esto es incuestionable. Incluso se dice que hay “demasiada” transparencia, porque los debates internos se manejan demasiado externamente. Además, en este sentido hay algo que deberíamos cambiar completamente. Se trata de los procesos internos: deberíamos prohibirnos hacer campaña, que es la dinámica instaurada ahora mismo. Las distintas corrientes no tienen lugares de debate pausado e integrador con todo el mundo. Esto no se organiza ni se concibe así. En su lugar, se arman campañas mediáticas con su consiguiente coste económico y personal. Es algo aberrante. El objetivo de los procesos internos no puede ser la confrontación para vencer a los demás, sino que deberían intentar potenciar al máximo el diálogo, el debate pausado y la generación de consensos amplios dentro de la organización, antes de lanzarse a votar sin tiempo para nada.

El debate previo a Vistalegre 2 está marcado por las propuestas de Iglesias, Errejón y los anticapitalistas. ¿Qué singularidad ofrece Profundización Democrática? ¿Cuantos apoyos puede obtener?

«Profundización Democrática» es la opción democratista para recuperar el espíritu 15M en Podemos. Así de sencillo. No somos una corriente organizada ni actuamos coordinadamente dentro de PODEMOS y, sin embargo, hemos demostrado una enorme capacidad de presentar propuestas innovadoras y potentes. Esto es así porque venimos del activismo 15M, basado en el conocimiento, el estudio, la reflexión y el debate, con un estilo abierto sin miedo al trabajo en red donde siempre se integran todos los aportes y se multiplican las energías. Ese estilo lo trasladamos siempre a nuestra acción dentro del partido, generando siempre que podemos los espacios de debate y diálogo que la organización, por desgracia, no programa con la duración y la intensidad que serían necesarias desde un punto de vista democratista. Ya hemos realizado dos debates con representantes de otras propuestas mayoritarias, uno en Madrid y otro online y vamos a realizar un tercero, como mínimo, antes de las votaciones finales. Este debería ser un talante compartido por todas y todos dentro de PODEMOS.

Con respecto a los apoyos, ya he comentado que fuimos la opción más valorada en Plaza Podemos en ocasión de Vistalegre I, y ahora en las últimas votaciones hemos sido la primera opción detrás de las 3 mediáticas. Es evidente que en un contexto más sensato donde el proceso de refundación no se diera en clave de sprint y de campaña electoral, sino en clave de reflexión conjunta y durante un tiempo pausado de varios meses, nuestra propuesta tendría una repercusión muy grande, porque en Podemos primamos los que no nos etiquetamos de ninguna forma y nos inspira el espíritu 15M.

¿Hay crisis interna en la organización valenciana de Podemos?

Hay malestar con respecto a la organización interna. Es uno más de los problemas derivados de la estructura vertical y centralizada que instauró la lógica CQP. Esto ha sucedido en mayor o menor grado en todas partes. Ahora bien, hay que diferenciar claramente las cosas. No es lo mismo la organización interna y el uso de los recursos del partido que la actividad del grupo parlamentario. Cada cosa debe ser evaluada independientemente. En cualquier caso, es un consenso amplio que la refundación estatal de la organización deberá comportar acto seguido las refundaciones autonómicas dentro de una perspectiva descentralizada y federal. Ese será el momento de replantearse Podemos en la Comunidad Valenciana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha