eldiario.es

Menú

Rivas-Vaciamadrid, el modelo de Ribó para convertir Valencia "en amiga de los animales"

Fuentes de la concejalía de Bienestar Animal afirman que la nueva ordenanza sobre la tenencia de animales se inspirará en la aprobada en la ciudad madrileña y regulará la venda de éstos en tiendas

El reglamento de Rivas-Vaciamadrid comprende la prohibición de las atracciones feriales en las que participen animales o la exhibición en escaparates de tiendas de mascotas

- PUBLICIDAD -
Un perro en la calle

Un perro en la calle

Con la creación de la concejalía de Bienestar Animal, el tripartito de izquierdas que gobierna Valencia -integrado por Compromís, PSPV-PSOE y València en Comú- quiere que la ciudad "se convierta en amiga de los animales" y se respeten sus derechos. Y por eso plantea una nueva ordenanza de tenencia de animales con el objetivo fundamental de que éstos pasen de ser considerados objetos a seres vivos con unos determinados derechos. 

Fuentes de la concejalía que dirige Glòria Tello (Compromís) indican que la nueva normativa se inspira en la aprobada en el municipio madrileño de Rivas-Vaciamadrid. "En ella se va a regular mucho la venta de animales en las tiendas de mascotas y se impedirá que se hagan espectáculos con animales, en consonancia con la moción aprobada hace unos meses en el pleno municipal", indican desde el departamento. "Queremos evitar que los animales realicen tareas que no son propias en ellos. No pueden ser un simple entretenimiento humano". 

El modelo de la ciudad gobernada históricamente por la izquierda se aproxima a ese "cambio de paradigma" que defiende el gobierno municipal. De hecho, en su reglamento se incluye la  prohibición de que los circos utilicen animales como espectáculo, tal y como aprobó el Ayuntamiento de Valencia con la moción presentada por Glòria Tello.

Esta normativa va más allá. Prohíbe las atracciones feriales en las que participen animales, los concursos y exposiciones en las que participan animales con mutilaciones estéticas y la exhibición de animales en escaparates de tiendas de mascotas. Además, no  permite la instalación de palomares en zona urbana residencial y se contempla la posibilidad de acceso de mascotas a lugares de ocio, aunque el permiso de entrada queda a opinión de los propietarios de los establecimientos. El tripartito, de momento, ha avanzado en este sentido que habilitado la playa de Pinedo para que puedan entrar perros y otras mascotas. 

Considerada como una las ordenanzas más avanzadas en los derechos de los animales, se definen en ella los procedimientos para la obtención de la licencia municipal para su tenencia y para el registro municipal de los mismos así como para el censo municipal. Así, para tener mascota se precisará de licencia municipal, si se adopta este detalle del modelo en el que se inspira el ejecutivo liderado por Joan Ribó (Compromís). 

El modelo madrileño contempla también la implantación de colonias felinas autorizadas y su control por el Ayuntamiento en colaboración con las asociaciones de protección animal del municipio. Una iniciativa que la concejalía de Binestar Animal en Valencia ya ha empezado. La normativa en la que se basa Tello recoge la creación de una oficina y un observatorio de protección animal. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha