eldiario.es

Menú

Puig y Ribó desbloquean un 'parking' clave para el nuevo urbanismo sin coches en el centro de Valencia

El alcalde y la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, firman el convenio por el que el Ayuntamiento asume invertir 11,3 millones de euros en acabar el aparcamiento de la plaza de Brujas, junto al Mercat Central

- PUBLICIDAD -
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, junto a la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, durante la firma del convenio

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, junto a la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, durante la firma del convenio

Lleva casi una década empatanado burocráticamente y también materialmente, ya que el parking subterráneo de la plaza de Brujas, en Valencia, corrió la misma suerte que una estación contigua para la línea T2 del metro: se abandonaron las obras sin acabar el proyecto. Ahora, un convenio firmado este miércoles por el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, desbloquea el proyecto. Como consecuencia del acuerdo, el Ayuntamiento se compromete a invertir 11,3 millones de euros para acabar el estacionamiento, que dará servicio a los compradores del Mercado Central y formará parte de la estrategia municipal para peatonalizar el entorno de la Lonja, dentro del nuevo urbanismo sin coches que promueve el tripartito que gobierna la ciudad para el centro de Valencia.

"Partidos diferentes hemos demostrado que se puede hacer mucho más rápido", ha señalado el alcalde de Valencia, tras la firma del convenio en el Palau de la Generalitat. Joan Ribó, que aludía al hecho de que él pertenece a Compromís y la titular de Obras Públicas al PSPV-PSOE, ha recordado que la exalcaldesa Rita Barberá fue "incapaz" de ponerse de acuerdo con una consellera de su propio partido, en referencia a la actual presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig. "El Ayuntamiento se hace cargo de un proyecto", ha resaltado Ribó, "que es fundamental para el Mercat Central y para todo el conjunto de la zona centro".

Según el alcalde, "para todos los planes de movilidad y de pacificación del tráfico en la zona centro de Valencia", que ha calificado como "un elemento fundamental de la política del Ayuntamiento", resultan "claves" los aparcamientos de la plaza de Brujas (que ahora se acabará) y de la plaza de la Reina (que ya existe, aunque ha de ser objeto de reformas). Ribó no ha querido poner fecha a la culminación del proyecto, pero ha apostado por que el parking de Brujas "pueda tener coches lo más pronto posible".

Por su parte, el presidente de la Generalitat ha recordado que el proyecto que ahora se desbloquea lleva una década empantanado. Su situación, ha dicho "es consecuencia del campo de minas que han dejado los gobiernos anteriores". Y ha añadido que la política "para las personas" que promueve el Consell demuestra tener capacidad de acuerdo con otras administraciones. "Hay una voluntad común", ha dicho Ximo Puig, que ha apuntado la recuperación del barrio de El Cabanyal y la promoción de vivienda social como ejemplos "de la capacidad de diálogo permanente" de la Generalitat con el Ayuntamiento de Valencia.

El convenio firmado reconoce que el aparcamiento subterráneo de la plaza de Brujas es propiedad de la Generalitat, pero establece que el Ayuntamiento asuma el coste de 11,3 millones que costará acabarlo. La conselleria se reserva la supervisión y aprobación de los proyectos de acceso al estacionamiento y de adecuación del vestíbulo y conexión con el sótano del Mercado Central, que se ejecutarán "conjuntamente con las obras exteriores de urbanización".

Precisamente, la urbanización de la zona de la plaza de Brujas forma parte del objetivo del Ayuntamiento de peatonalizar el entorno de la Lonja y el Mercado Central, una actuación incardinada en una política general de restricción del tráfico de vehículos en el distrito de Ciutat Vella.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha