eldiario.es

9

Valencia, ¿la primera alcaldía que se disputen Ciudadanos y Podemos?

El ayuntamiento apunta al pleno más plural y con el voto más repartido, con C's como segunda fuerza y Valencia en Comú como tercera

El Ayuntamiento de Valencia se prepara para el pleno más atomizado de la democracia

El Ayuntamiento de Valencia se prepara para el pleno más atomizado de la democracia

A raíz de la encuesta publicada este domingo por el periódico El País en la que se pronostica una explosión de partidos con el voto muy atomizado en el Ayuntamiento de Valencia, esta podría ser la primera plaza importante en la que los partidos emergentes Ciudadanos y Podemos podrían ser algo más que un partido bisagra, de momento ya les sitúan como segunda y tercera fuerzas municipales.

Con más partidos que nunca en la historia de la democracia en Valencia (se vaticinan hasta 6 en el pleno) pero con los votos muy repartidos (entre los 8 del PP y Ciudadanos y los 2 de Esquerra Unida), las combinaciones son múltiples para conseguir un acuerdo que sume un mínimo de 17 concejales que es la cifra que marca la mayoría absoluta.

En un principio a PP y Ciudadanos (8 ediles cada uno) no les llega para un pacto de gobierno y necesitan a una tercera fuerza, y de entre los progresistas se ve más que difícil que se quiera ayudar a Rita Barberá a que continúe de alcaldesa, cargo que ocupa desde 1991. Por lo tanto una alcaldía en manos del PP podría estar ya casi descartada.

Las siguientes dos fuerzas en el pleno muncipal son Ciudadanos (con los 8 concejales mencionados) y València en Comú, la marca en la que está integrada Podemos (con 6 conejales), que estan encabezados respectivamente por Fernando Giner y Jordi Peris. ¿Cuáles son las combinaciones posibles?

Si los dos partidos emergentes llegan a un acuerdo todavía necesitarían el apoyo de PP, PSPV o Compromís, y puede que esta tercera fuerza en discordia fuera la que decantara la balanza en favor de un alcalde u otro.

Pero también cabría la posibilidad de que ambas fuerzas reclamaran la alcaldía. Así Jordi Peris, de València en Comú, necesitaría el apoyo de PSPV, Compromís y EU, que matemáticamente le proporcionaría el resultado justo. Por su parte Fernando Giner en todo momento necesitará el apoyo de alguna fuerza progresista porque no le alcanza con el PP. Así, del mismo modo que parecería remoto un apoyo socialista a que continuara Barberá, cabría preguntarse si PSPV y PP votarían juntos por un cambio 'suave' apoyando ambos a una alcaldía de Ciudadanos.

El resto de partidos políticos estan muy mermados en representación como para exigir a su conaidato como alcalde: el PSPV tras perder 3 concejales se quedaría en 5, y pese a que Compromís gana 1 sólo llega a los 4, y EU se mantiene con 2.

El Ayuntamiento de Valencia ha pasado así del bipartidismo perfecto al que se llegó en la legislatura 2007-11, con 21 concejales del PP (récord absoluto de la democracia) y 13 del PSPV, al "batiburrillo" de partidos al que teme la alcaldesa Rita Barberá, y que seguramente la desahuciará de la alcaldía.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha