eldiario.es

9

Ximo Puig anuncia una conselleria de Igualdad en un gobierno paritario

El secretario general del PSPV cree que "no sólo es una cuestión de derechos y de justicia social, sino de necesidad"

El líder de los socialistas valencianos ha asegurado que el cambio en la Comunitat Valenciana "o será feminista o no será"

El candidato del PSPV insiste en que la "inmensa mayoría" de los valencianos "sabe que su futuro no puede estar adosado al PP"

Marga Sanz, coordinadora general de EU; Ximo Puig, líder de los socialistas valencianos y Enric Morera, coportavoz de Compromís, en las Corts Valencianes

Ximo Puig (PSPV) junto a Marga Sanz (EU) y Enric Morera (Compromís)

El secretario general del PSPV y candidato a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado hoy que "el cambio o será feminista o no será" al tiempo que ha anunciado, si es presidente autonómico, una Conselleria de Igualdad en un gobierno de la Generalitat paritario. A juicio del líder de los socialistas valencianos, "se habla mucho de los cambios que necesita la sociedad valenciana", por lo que "en estos momentos la inmensa mayoría sabe que el futuro no puede estar adosado al PP y lo están expresando en las encuestas".

De esta manera, ha insistido en que el PP "ha fracasado por su modelo político y económico pero sobre todo, ha fracasado absolutamente en el modelo de convivencia", porque "nunca ha sabido diferenciar entre las convicciones y morales propias con el fundamento de la ley que tiene que ser para todos".

En este sentido, Puig ha asegurado que "evidentemente, necesitamos el cambio económico, pero fundamentalmente necesitamos ese cambio cultural, moral, que nos haga entender la vida desde valor de la igualdad, un valor clave y esencial", para continuar explicando que "decimos que el feminismo es una cuestión que afecta a las raíces del socialismo pero realmente afecta a las raíces más profundas de la democracia" y añadir que "como decía nuestra María Cambrils: no se puede ser socialista sin ser feminista; pero demos un paso más con Clara Campoamor: no se pude ser demócrata sin ser feminista".

"Ante la igualdad radical no todos somos iguales. ¿Cómo va a ser igual el partido que hizo la ley de Igualdad y el partido que acabó con esa ley?", ha planteado Puig para argumentar que "no somos lo mismo el partido que hizo posible el derecho a decidir de las mujeres y el partido de Rajoy, Gallardón y Fabra, que quieren acabar con ese derecho y consideran que en tiempos de crisis la igualdad es un lujo".

El candidato socialista ha remarcado que cada vez hay "más partidos políticos en el tablero pero sólo el PSOE habla de igualdad, sólo el PSOE propone medidas para conseguirla de forma efectiva" mientras, ha alertado, mientras que "en el resto sólo hay un silencio atronador".

Gobierno paritario

En este sentido ha anunciado una Conselleria de Igualdad y ha insistido en que "el gobierno progresista de la Generalitat asumirá, y yo como presidente, asumo el compromiso de hacer el primer gobierno paritario de la Generalitat" al tiempo que ha apuntado que "nuestro reto, más allá de los grandes discursos de tener en cuenta las mujeres, será tener la igualdad de género como política transversal, con una política económica con perspectiva de género, una política educativa con perspectiva de género y una política de empleo con perspectiva de género".

"La igualdad volverá al Palau de la Generalitat", ha dicho Puig, porque "no sólo es una cuestión de derechos y de justicia social sino de necesidad: la salida de la crisis necesita esa visión y esa forma de hacer feminista" al tiempo que ha indicado que luchará "sin cuartel contra la violencia de género, la peor de las desigualdades".

Finalmente, Puig, ante una posible reforma legal sobre la custodia compartida ha considerado "positivo" el marco normativo actual y ha afirmado que "no hay que generar polémicas absurdas. Estamos por favorecer la convivencia", lo que "significa que los derechos de las mujeres se respeten".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha