eldiario.es

9

La declaración de la Sierra de Santa Pola como Paraje Natural Municipal por parte del Consell, a un paso

Durante 45 días las personas o entidades interesadas o afectadas podrán presentar alegaciones y aportaciones

El cabo de Santa Pola

El cabo de Santa Pola

La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha publicado este lunes el decreto por el que se declara Paraje Natural Municipal la Sierra y el Cabo de Santa Pola, dentro del término municipal de Santa Pola (Alicante).

Este es el último trámite antes de la declaración definitiva. A partir de este martes se encontrará en exposición al público y durante un plazo de 45 días las personas que se consideren interesadas pueden realizar las alegaciones y aportaciones que consideren oportunas. El Ayuntamiento notificará a las personas con propiedades en la zona afectada.

Cuando se declare definitivamente, el Ayuntamiento contará con seis meses para convocar el Consejo de Participación del Paraje Natural en el que se reunirán miembros del consistorio, Conselleria, y representantes de la ciudadanía, entre otros. Además, habrá dos años para redactar la ordenanza de gestión del paraje donde se establecerán los usos permitidos, acorde con lo hablado en el Consejo.

Con esta declaración, por primera vez la Sierra y el Cabo de Santa Pola tendrán una figura de protección. Además, la capacidad de decisión de todo lo relacionado con el paraje recae en el Ayuntamiento de Santa Pola y a su vez en la ciudadanía, que podrá decidir qué usos y actividades son las más adecuadas para este enclave. Asimismo, el Ayuntamiento podrá acceder a subvenciones y recursos económicos con los que mejorar y poner en valor este entorno.

Arrecife fósil

La Sierra de Santa Pola es conocida por su formación acantilada que se eleva a 144 metros sobre el nivel del mar. En su punto más alto se encuentra la Torre Vigía Atalayola, el actual Faro rodeado de fauna y vegetación.

Por el contrario, en su base se encuentra un singular edificio de principios del siglo XX, el antiguo Cuartel de Carabineros, conocido como la Torre d’en Mig, en el que se alojaban 9 familias de carabineros. Este cuerpo tenía como misión la vigilancia de las costas y las fronteras y fue creado "para hacer la guerra al contrabando, para prevenir o atacarlo vigorosamente en sus puestos de generación y perseguirlo en todas las direcciones hasta su exterminio". Actualmente, su uso es el de Centro de Investigación Marina (CIMAR).

Con respecto al Cabo de la villa marinera, fuentes municipales recuerdan que supone un espacio “de gran relevancia ambiental, ya que es uno de los pocos ejemplos de arrecife fósil del litoral mediterráneo”. Es, asimismo, “un ejemplar único en Europa de arrecife coralino fósil de la era messiniense, formado principalmente por restos de corales del género porites, estromatolitos y algas halimedas”, añaden.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha