eldiario.es

9

Vox da aliento a PP y Cs y permite aprobar el presupuesto municipal de Alicante

PSOE y Compromís, que se abstuvieron en la votación inicial, optan por rechazar las cuentas por ser “ineficaces” para luchar contra la crisis sanitaria y económica

Luis Barcala preside de forma telemática el pleno del Ayuntamiento de Alicante.

Luis Barcala en el salón de plenos del ayuntamiento de Alicante.

Sin sorpresas, la ultraderecha de Vox ha permitido al bipartito de Alicante, formado por el Partido Popular y Ciudadanos, sacar delante de manera definitiva el presupuesto municipal tras ser aprobadas inicialmente el pasado 30 de marzo. Con la abstención de sus dos regidores, la capital de provincia podrá estrenar cuentas nuevas casi a mitad de año. PSOE y Compromís ya habían avisado de que iban a cambiar el sentido de su voto, de la abstención al ‘no’, en consonancia con la postura de Unides Podem, al entender que el presupuesto no responde a la situación actual de crisis sanitaria y económica.

Después de solventar los problemas técnicos iniciales, el Pleno Extraordinario celebrado por segunda vez de forma telemática se ha iniciado en la mañana de este viernes con el debate y posterior rechazo las alegaciones presentadas, aprobando finalmente las cuentas del consistorio para este ejercicio y que ascienden a 262 millones de euros, unos 4,3 millones más que el ejercicio anterior.

Para el equipo de gobierno, las cuentas permitirán a Alicante luchar contra la crisis ocasionada por la pandemia en las familias y en la ciudad, con medidas como la reducción del IBI de más de cinco millones de euros o la realización de inversiones financieramente sostenibles por 17,3 millones de euros dirigidas a la recuperación social y económica. El alcalde y presidente del pleno, Luís Barcala, del Partido Popular, también ha recordado el paquete de medidas comprometido para la recuperación social y económica de 13 millones de euros anunciado por su gobierno.

Luis Barcala ha manifestado, al finalizar la sesión, su "felicitación por aprobar estos presupuestos, que son una herramienta indispensable para seguir avanzando en la situación en la que nos encontramos de crisis social y económica por la pandemia", al tiempo que ha anunciado "diálogo y consenso imprescindibles para seguir avanzando para sacar a las alicantinas y alicantinos de esta situación". "No hay otra prioridad que superar esta crisis a todos los niveles, sociales y económicos. Acabar con el crack que esto produce en la sociedad alicantina, debe ser prioritario", ha dicho.

Menos dialogante se ha mostrado la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez, de Ciudadanos, quien ha atacado a la oposición de izquierdas por no apoyar las cuentas. “De nada sirve abstenerse hace un mes si a la hora de la verdad votan en contra cuando hay que ejecutar las medidas contra la pandemia, demostrarán que su lealtad institucional es una mera fachada, que poco o nada les importan que podamos poder llevar adelante las medidas fiscales, las ayudas a autónomos y pequeñas empresas o el apoyo al turismo y al comercio, que poco o nada les importa que se siga generando empleo o regenerando la economía o poniendo en marcha el nuevo Plan General de Ordenación Urbana”, ha señalado. “Ustedes son el fiel reflejo de sus compañeros en el Gobierno de España cambiando de opinión cada cinco minutos", ha afirmado en alusión al ejecutivo de Pedro Sánchez.

Las buenas palabras tampoco han sido  las protagonistas en la intervención de la concejala de Hacienda, Lidia López, quien ha criticado a la oposición que hayan presentado alegaciones. “Lo único que han conseguido con sus alegaciones es un retraso imperdonable en la aprobación de un presupuesto vital para los vecinos de nuestra ciudad, un retraso de mes y medio que lo único que ha conseguido es alimentar sus egos personales y perjudicar gravemente a la ciudad y a este Ayuntamiento. Votar en contra es darle la espalda a esta ciudad. Han antepuesto sus intereses particulares a los intereses de Alicante. Han cambiado su voto por intereses ideológicos y partidistas", ha espetado.

Críticas

El grupo municipal socialista ha rechazado los presupuestos de 2020 “por la profunda indiferencia que demuestra el equipo del señor Barcala ante la pandemia y la crisis económica que está sufriendo la ciudadanía, pero especialmente las personas que confían en la política para no hundirse en la miseria”, ha dicho su portavoz Paco Sanguino.

El PSOE considera “inaceptable” que no haya sido contemplada ninguna de las alegaciones aportadas por los diferentes colectivos ciudadanos, “lo que demuestra una falta de voluntad política del actual equipo de gobierno”. El concejal socialista Miguel Millana, en su intervención ha culpado a Barcala de “abandonar a su suerte a las personas damnificadas por la pandemia. No hay liderazgo del gobierno municipal para paliar la emergencia social. Las asociaciones y personas que conocen la angustia de sus vecinos, se movilizan, compran alimentos, canalizan donaciones, todo ello sin apoyo eficaz del ayuntamiento”.

Millana ha afirmado que el PSOE detectó desde un primer momento una falta de ambición y de espíritu de mejora de los graves problemas estructurales que tiene la ciudad, después de veinte años de gobiernos del Partido Popular con alcaldes muy cuestionables en sus formas demagógicas y engañosas de administrar. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha