eldiario.es

9
Menú

La prohibición al himno de España divide a un pueblo de Castellón

La alcaldesa de Almassora suprime la melodía en la procesión del Roser para “discernir lo que es religión de lo que es Estado”

La decisión de Susanna Nicolau, de Compromís, abre una brecha con el socio de gobierno, el PSPV-PSOE, contrario al veto

Me enteré cuando se produjo y no lo comparto. Pienso que fue desafortunado y me desvinculo del tema”, asegura la socialista Merche Galí

- PUBLICIDAD -
La alcaldesa de Almassora Susanna Nicolau, de Compromís, en su despacho

La alcaldesa de Almassora, Susanna Nicolau, de Compromís, en su despacho

Almassora se ha convertido estos días en inesperado protagonista del debate público. La decisión de su alcaldesa de prohibir el pasado domingo el himno de España en la procesión en honor a la patrona del pueblo, la Mare de Déu del Roser, ha dividido a los vecinos y ha provocado incluso una crisis de gobierno. Tanto es así que Susanna Nicolau, de Compromís, ha tenido que salir al paso de las críticas para aclarar su decisión. “El tema surgió en una reunión con miembros de la Unión Musical La Esmeralda y se acordó que no había necesidad de que sonara en las procesiones para discernir lo que es la religión y el Estado”, según ha explicado en la Cadena Ser.

El problema es que la munícipe no informó de la medida a su socio en el ayuntamiento, el PSPV-PSOE, cuya portavoz, Merche Galí, se sorprendió como un vecino más al no escuchar la melodía nacional en el repertorio de la banda durante la comitiva. “No fui conocedora de ello. Me enteré cuando se produjo. Entiendo que fue una decisión desafortunada y no la comparto. Me desvinculo del tema”, ha declarado. De hecho, cuando asuma la alcaldía en junio de 2017, por el pacto de gobierno con Compromís, levantara el veto que actualmente ha impuesto la formación nacionalista.

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha abierto un expediente informativo por lo sucedido, ya que entiende que la decisión de Nicolau va contra la ley. Por su parte, el principal partido de la oposición en la localidad (PP) ha lamentado que “en pleno siglo XXI haya formaciones políticas con responsabilidad de gobierno incómodas con la bandera de su país o el himno nacional”.

Así las cosas, la alianza del bipartido en Almassora no corre peligro. No obstante, los socialistas han pedido a sus compañeros mayor transparencia en aquellos asuntos que puedan resultar polémicos. Para que esa fluidez vaya en una doble dirección, Galí ya ha pedido en la junta de gobierno que La Esmeralda vuelva a incluir el himno de España en el repertorio musical para las fiestas de Santa Quitèria en mayo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha