eldiario.es

9

‘Chucho’ estrena el ciclo de compañías valencianas de Sala Russafa

La obra de teatro de la formación valenciana La Zafirina trata sobre “la dificultad de entenderse, el reto de quererse y la comicidad de vivir”

Esta comedia fue finalista en 2019 a la Mejor Autoría Revelación en los Premios Max y al Mejor Texto en los Premios de las Artes Escénicas del Instituto Valenciano de Cultura

Chucho

Por noveno año consecutivo, Sala Russafa inicia su ‘IX Cicle de Companyies Valencianes’ con una selección de varias de las piezas más interesantes de las artes escénicas valencianas que el teatro programa hasta el 24 de mayo.

Del 17 al 26 de enero, la primera propuesta, Chucho, llega de manos de la formación de València La Zafirina, creada por Mafalda Bellido. Esta comedia resultó finalista en 2019 a la Mejor Autoría Revelación en los Premios Max y al Mejor Texto en los Premios de las Artes Escénicas del Instituto Valenciano de Cultura, además de ganar en 2018 el Premio Teatro Autor Express SGAE.

El proyecto surgió en 2017, cuando Bellido participó en el II Torneig de Dramatúrgia Valenciana. “Vimos cómo la gente conectaba enseguida con esta historia, cómo se identificaba con estos personajes puestos al límite por la pérdida de su perro. Es una pareja que ya está muriendo y que tiene las mismas discusiones que hemos tenido todos alguna vez”, explica Bellido.

A partir de ese galardón, el texto fue creciendo hasta convertirse en una pieza de larga duración donde el público asiste a la batalla que se desata cuando Bea visita a Toni para reclamarle dónde está su perro, del que comparten custodia. “Se está hablando de muchas pérdidas, no solo la de Chucho. Y se hace desde un humor en el que cabe cierto punto del dolor que todos hemos sufrido alguna vez por amor. Es como una montaña rusa de emociones y situaciones”, comenta la autora de esta pieza en la que ella misma interpreta a la protagonista, Bea, junto a Jordi Ballester, que da vida a Toni.

La tercera pata del proyecto es Xavier Puchades, director del montaje. “El teatro es una amalgama del talento, de las aportaciones de mucha gente. Y, cuando funciona, cuando todo encaja, es mágico”, señala la actriz, productora y dramaturga.

Bellido forma parte de una generación que está desarrollando proyectos escénicos y en la que se integran María Cárdenas, Maribel Bayona, Sonia Alejo, Begoña Tena o Guadalupe Sáez, entre otras autoras. Pero no destaca la cuestión del género: “Sería absurdo que hace unos años le hubieran preguntado a un hombre si había una ‘escena masculina’ porque entonces mayoritariamente escribían y estrenaban ellos. Creo que lo que nos une a las y los dramaturgos de mi generación es que hemos tenido la suerte de que excelentes autores valencianos decidieran dedicarse a la enseñanza de la escritura teatral. Esos referentes nos han inspirado mucho”, comenta Bellido sobre una escena que tilda de efervescente y para la que desearía mayor proyección, tanto dentro de la Comunidad Valenciana como fuera, pudiendo mostrar sus trabajos a otros públicos.

Por el momento, la pieza estará dos semanas en Sala Russafa, como arranque de su ‘IX Cicle de Companyies Valencianes’. Una apertura que habla sobre la dificultad de entenderse, el reto de quererse y la comicidad de vivir.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha