eldiario.es

9
Menú

“El IVAM tiene que ser un museo con identidad, no debería ser un museo más”

José Miguel García Cortés, director del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), plantea el 30 aniversario del centro artístico como una oportunidad de reformular en el siglo XXI su vocación de “gran museo”

- PUBLICIDAD -

Cuando el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) se inauguró era único. De hecho, abrió camino a toda una nueva generación de museos. Ahora se prepara a celebrar a lo largo del año 2019 el 30 aniversario de aquella irrupción y su director, José Miguel García Cortés, lo plantea como una oportunidad de reforzar la idea de que “el IVAM tiene que ser un museo con identidad y no debería ser un museo más”.

En un mundo en el que se acentúa la homogeneidad que hace que encuentres en todas partes “las mismas tiendas o la misma comida, y las mismas obras de arte”, esa identidad del IVAM se basa en una concepción de la modernidad que entiende que “la creación artística tiene que servir para descubrirnos nuevos mundos, para descubrir realidades que están a la vista de todos pero que pocas personas son capaces de ver”. Y, al mismo tiempo, en la “conexión con un tiempo y un entorno”, mediante la apuesta por una mayor presencia de la mujer en el arte y una “mirada hacia el sur”, hacia el Mediterráneo.

Si Tomás Llorens hizo “la gran aportación teórica” a la creación del IVAM como un museo que “construyó una colección antes que un edificio”, en opinión del actual director del centro artístico valenciano, la recientemente fallecida Carmen Alborch “fue la directora que supo abrir el museo a la sociedad”. El IVAM “fue un gran museo del siglo XX y tiene que serlo del siglo XXI”, resalta García Cortés.

Fernand Léger y Jean Dubuffet centrarán dos de las principales exposiciones de la programación del trigésimo aniversario del IVAM, pero su director destaca también la que protagonizará, dentro de la apuesta por el lenguaje del cómic,  el dibujante valenciano Paco Roca a partir de un cuadro del Equipo Crònica, así como la de la argelina Zineb Sedira, que se acerca en su creación a temas como el de la migración, o la que recuperará la figura de Susana Solano, escultora en buena medida heredera de la línea de abrió Julio González, artista cuya obra conforma precisamente el núcleo de la colección del IVAM.

Como en los orígenes del museo valenciano, según García Cortés, hay que mantener “una actitud abierta, plural, de investigación” y entender que “el arte es conocimiento, pero también placer”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha