eldiario.es

9

'Mafia salud S.A.', tragicómico retrato de la privatización de la sanidad valenciana

Llega a nuestras librerías Mafia salud S.A., una novela que aborda con humor cómo se ha gestado la privatización de los servicios sanitarios en nuestro país a manos de empresas rendidas ante una cuenta de resultados

Hospital de Dénia, gestionado por Marina Salud.

Hospital de Dénia, gestionado por Marina Salud.

Tras haberse pasado sesenta años reflexionando sobre el humor, primero gráfico y escrito, luego en platós de televisión, cine y sobre los escenarios, Miguel Gila creía saber bastante bien en qué consistía el chiste con el que se había ganado la vida. Cuál era su naturaleza: por qué nos reímos cuando nos reímos. "He llegado al convencimiento de que la risa se produce porque la gente se siente estafada. El humor es una estafa cerebral", escribió al final de su carrera.

Ahora que se cumple el centenario del nacimiento del genial humorista, su figura resulta más actual que nunca. Ante unas inminentes elecciones, el auge de la extrema derecha, la omnipresencia de las fake news y la constatación de cómo se mercadea con las esperanzas y voluntades, el humor se nos antoja un escudo imprescindible.

Bien lo sabe Francisco Sánchez García, que ha recurrido a la sátira para narrar algo que conoce muy bien: la progresiva privatización de la sanidad valenciana en manos de empresas más preocupadas por cuadrar cifras y maximizar beneficios que por cuidar de la población a la que se deben. Su novela Mafia Salud S.A., publicada por Ediciones Ende y adquirible en su web, constata la estafa de la que hablaba Gila para hacernos sonreír a la vez que nos abre los ojos ante una realidad tan preocupante como cercana y real.

Un relato contra el mercadeo de nuestra salud

En 2018, el último informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), situó a la valenciana como una de las comunidades autónomas con peores servicios sanitarios del país, junto a Canarias y Cataluña. Se trataba de una evaluación que analizaba la demora en las listas de espera quirúrgica y consultas de especialista, así como atendía a indicadores de calidad como el gasto per cápita, la media de camas y quirófanos por cada 1.000 habitantes, el número de urgencias atendidas en hospitales, el gasto farmacéutico y la privatización sanitaria.

No era de extrañar que llevase nueve años figurando entre los últimos puestos del documento, pues según contaba Mariano Sánchez Bayle, autor del libro La contrarreforma sanitaria editado por Catarata, "la desinversión y el elevado grado de privatización" habían provocado una "situación crítica" en el territorio.

Ocho libros para leer este 8M que no van sobre feminismo

Esa misma es la situación que ahora Francisco Sánchez narra en Mafia Salud S.A., un texto entre la no-ficción, la sátira y la novela picaresca clásica que repasa el devenir de la sanidad en nuestro entorno. Que atiende a los acontencimientos, los hechos y sus protagonistas, pero los reinterpreta con ingenio humorístico. Disfrazando de carcajada una denuncia crítica. Construyendo desde la reivindicación un ágil estudio de la importancia de lucha social y sindical en la defensa de los derechos del ciudadano y el trabajador.

Sánchez nació en Valencia en 1964. Es licenciado en Geografía e Historia, cursó Estudios Avanzados en Filología Inglesa por la UNED e investigó la novela histórica postmoderna, pero cuando decimos que sabe de lo que habla en materia sanitaria, no lo decimos por eso. Nos referimos a su trabajo diario, a su labor como técnico de Gestión de Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social, delegado de Intersindical Salut y su experiencia como antiguo Presidente de la Junta de Personal del Departamento de Salud de Dénia.

Lleva años luchando -ya fuere en los despachos o a pie de calle-, por la sanidad pública, la reversión de los centros privatizados, y por los derechos del paciente en la gestión de su salud. Su discurso y su voz son conocidos en la Marina Alta, debido a su labor frente de la Plataforma per la Defensa de la Sanitat Pública durante mucho tiempo y su actividad sindical desde el hospital de La Pedrera.

En 2017 publicó un ensayo, prologado por el portavoz de Compromís en el Congreso de los Diputados Joan Baldoví, llamado La socialdemocracia ha muerto, ¿qué hacemos con el neoliberalismo? Un texto reflexivo y reposado en el que analizaba cómo el signo de los tiempos había devaludado el concepto de democracia que solemos entender. Su prosa, siempre dispuesta a la contagio de la necesidad de cambio, era entonces más divulgativa. Aunque en aquella obra ya estaba la semilla de esta.

"He vivido todo el proceso de la privatización, y esa es mi trinchera contra el neoliberalismo", decía en una entrevista realizada en este mismo periódico. Desde ahí se escribe su nuevo libro. Pues según él y por poner un ejemplo, Marina Salud, la empresa que presta el servicio sanitario en la comarca alicantina de la Marina Alta es "neoliberalismo puro y duro".

El hospital de la Ribera, en Alzira.

El hospital de la Ribera, en Alzira. JESÚS CÍSCAR

Un grito de esperanza

El año pasado, el Hospital de Alzira, símbolo del modelo de privatización sanitaria del Partido Popular valenciano, volvió a ser público de nuevo. En los próximos años podría volver a serlo también el Hospital de la Marina: Ribera Salud facilitaría la reversión si conserva Elche y Torrevieja. Pero la cuestión no tiene fácil solución: aunque desde el Gobierno se hable de aplicar el ahora conocido como 'modelo Alzira', la concesión del Hospital de la Marina no concluye hasta abril de 2024.

Mafia Salud S.A. se escribe desde el conocimiento de causa y con sensatez pero mucho humor. En su prosa se filtra la esperanza en la protesta, la efectividad de la pataleta en el momento y en el lugar adecuado. Y plantea la lucha por la sanidad pública, como una lucha clave en una sociedad que se autodenomine democrática. 

Por eso, Francisco Sánchez alude en su novela a la lucha sindical y a la dignidad de una población que se niega a que se enriquezcan con sus males. Y lo hace a través de una historia de enredos llena de comicidad inherente a la gravedad de la situación. Narra la contienda llevada a cabo por la que él llama la Plataforma 4Gats -trasunto de la verdadera Plataforma per la Defensa de la Sanitat Pública-.

De ahí que, aunque se pueda leer como repaso irónico y ciertamente ocurrente del proceso de privatización sanitario en nuestra tierra, o como crítica de los tejemanejes y los modus operandi de las empresas que en su día recibieron las adjudicaciones su relato, en última instancia, se reivindica como otra cosa.

Mafia Salud S.A. nos cuenta cómo la protesta puede ser el vehículo de la transformación. Nos cerciora de que hay esperanza si hay indignación. Si resiste viva en nosotros una chispa de inconformismo y somos conscientes de que las cosas pueden ser mejor. Y de que nuestros derechos no responden a una cuenta de resultados, mucho menos nuestra salud. Pero que con conocimiento, la sonrisa también puede ser revolucionaria.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha