eldiario.es

9

Los creadores de la webserie: “Para ver ‘Retales’ hay que estar dispuesto a revisarse”

La webserie contra la violencia machista, escrita y dirigida por alumnos de Comunicación Audiovisual de la Universitat Politècnica de València, visibiliza actitudes como los celos, la violación de intimidad o la manipulación

Clara y Manu son dos jóvenes que se conocen en su primer año de universidad, comparten grupo de amigos y empiezan a tener una relación donde los celos, el control y la manipulación están más que presentes. Ellos son dos de los protagonistas de Retales, una webserie sobre un grupo de amigos que se conocen en el primer curso del grado de Comunicación Audiovisual y donde se visibilizan situaciones “normales” o, más bien, normalizadas, en las que se reproducen actitudes machistas de acoso y maltrato psicológico.

La webserie, que se estrenó el pasado 11 de septiembre en Youtube, ha sido creada por Nacho Milán García (Almería, 1996) y Lucía Gómez Megías (Almansa, 1996), dirigida por él y escrita por ambos junto a Laura Martínez García. Los tres estudiaron el grado de Comunicación Audiovisual del campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Fue después de un verano, justo antes de empezar el tercer año del grado, cuando decidieron formar un grupo con más compañeros de clase y de otros cursos con la idea de tratar este tipo de situaciones que tanto detectaban en sus entornos, también cercanos y dentro de las aulas de la universidad. De hecho, parte del guión está basado en experiencias propias.

Así, juntaron a un equipo de unos veinte estudiantes de Comunicación Audiovisual y comenzaron esta aventura. “En la serie sobre todo tratamos de poner el foco en el acoso físico, la vejación, el abuso emocional o la violación de la intimidad. Pensamos que forman parte de esas conductas que están normalizadas y la gente acepta como ‘naturales’ cuando no debería ser así. O algunas que se califican como romanticismo”, explica el director de Retales, Nacho Milán.

La serie consta de seis capítulos de aproximadamente veinte minutos, cada uno de ellos contado desde el punto de vista de un personaje distinto que adopta roles diferentes. “Por ejemplo está Julia,  amiga de Clara, que tiene la visión feminista y se da cuenta enseguida de que algo va mal, u otro, que representa al amigo del maltratador, no quiere ver lo que está pasando y justifica sus actitudes diciendo que la quiere mucho o que está borracho”, apunta Lucía Gómez Megías.

A través de situaciones cotidianas de la vida universitaria el espectador ve la evolución de esta relación tóxica y de sus consecuencias. “Hay un producto que se nos ha intentado vender que es el amor romántico que implica no dejar espacio a tu pareja, controlar sus movimientos, sentir que eres su dueño y nosotros queremos decir que eso no es así (…) Cada uno puede vivir la relación como le dé la gana, pero sobre todo siempre libre de maltrato y de abuso”, afirma Nacho Milán.

Para impulsar el desarrollo de la serie se sirvieron de una campaña de crowdfunding donde consiguieron unos 2.000 euros para hacer la postproducción. Ahora el objetivo de estos jóvenes creadores que ya han terminado la carrera es presentarlo a diferentes festivales y, sobre todo, conseguir que se proyecte en institutos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha