eldiario.es

9

Puig propone una nueva financiación que garantice el mismo nivel de recursos

El president de la Generalitat considera que no es suficiente con un nuevo modelo de financiación, sino que también se debe abordar la reestructuración de la deuda

Puig explica que los retos a los que se enfrenta el Consell son en clave económica, territorial, democrática y de reputación en un momento "apasionante"

Puig promete un gobierno implacable contra la corrupción y la discriminación

El president de la Generalitat, Ximo Puig, interviene en las Corts Valencianes

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha presentado este lunes la propuesta del Consell de reforma del modelo de financiación de las comunidades autónomas. Una propuesta planteada en base a un acuerdo entre los expertos de la Comunitat, dirigidos por el IVIE, y que aborda este asunto de manera global para el conjunto de las autonomías.

Una propuesta para reformar el modelo de financiación no únicamente de la Comunitat Valenciana "sino que está pensada para el conjunto de las comunidades autónomas". Una propuesta que, ha dicho, el Consell espera que sea valorada y discutida ya, sin demoras, y sin que el hecho de estar al final de legislatura suponga un motivo para aplazar este debate.

"Nosotros tenemos un modelo que planteamos en base a un acuerdo básico entre los expertos de nuestra comunidad y que creo que es un modelo positivo que se puede y se debe estudiar", ha explicado.

Ximo Puig ha detallado esta reforma en la conferencia que ha pronunciado en el Desayuno Informativo de Europa Press, donde ha explicado que se trata de un modelo que se articularía entorno a tres tramos de recursos. El primero, un tramo de garantía del mismo nivel de servicios públicos fundamentales puesto que como asegura el president, "no es posible que para los grandes servicios públicos haya una financiación tan absolutamente dispar y tan injusta". Respecto a los otros dos ejes de este modelo, propone un segundo tramo de suficiencia competencial y un tercer tramo de autonomía "para que cada territorio pueda corresponsabilizarse fiscalmente".

El president Puig ha señalado que el primero de los tramos debe garantizar el acceso de todos los españoles al mismo nivel de servicios en sanidad, en educación y en prestaciones sociales. El segundo habría de dotar con suficiencia financiera al resto de competencias autonómicamente establecidas en los estatutos como son el impuso económico, el medio ambiente, las infraestructuras, la cultura, la vivienda. Y el tercero de ellos debe permitir a las diferentes comunidades autónomas un espacio fiscal propio para decidir los niveles impositivos "y es ahí donde los gobiernos tienen que retratarse con sus ciudadanos", ha añadido Puig.

Reestructuración de la deuda

Sin embargo, ha asegurado que no es suficiente con un nuevo modelo de financiación para las autonomías sino que apuesta por abordar también la reestructuración de la deuda.

"Durante más de una década -ha añadido el jefe del Consell- hemos estado en un espacio profundo de infrafinanciación y ahora cuando la segunda conselleria en gasto de la Generalitat es el servicio a la deuda, con 5.000 millones este año, -la conselleria de Sanitat cuenta con 6.000 millones- es necesario una reestructuración de la deuda".

Puig considera que ambas vertientes -el nuevo modelo de financiación y la reestructuración de la deuda- "son soluciones justas para nuestra tierra pero también para el resto de comunidades" porque en su opinión, "si los valencianos tenemos peores servicios, si la economía valenciana no puede contar con las políticas industriales y de impulso económico adecuadas, no es sólo un problema valenciano es un problema para toda España".

Retos económico, territorial, democrático y de reputación

De este modo, Ximo Puig ha resumido los retos -económico, territorial, democrático y de la reputación- a los que se enfrenta el Consell y lo ha calificado como "un momento apasionante".

Sobre la recuperación del Estado de Bienestar, Puig ha recordado que su Gobierno ha luchado desde el primer día "por la fractura social que frena nuestra competitividad provocada por la crisis y austeridad. Equidad y eficiencia pueden y deben de ser complementarias", ha indicado Puig en este sentido, que ha recordado que el Consell ha devuelto la tarjeta sanitaria a 30.000 inmigrantes porque "era una situación de justicia y de decencia y salud pública", ha paralizado los desahucios a personas en riesgo de exclusión social a través del diálogo con las entidades financieras y ha aprobado la gratuidad de los libros de texto para más de 500.000 niños.

Para el president éstas y otras iniciativas han conseguido que se esté cambiando la imagen de la Comunitat, "levantaremos entre todos los valencianos la hipoteca reputacional y dejar ya ese paradigma de la corrupción, de aeropuertos sin aviones, de edificios gaseosos sin uso y de eventos ruinosos".

En cuanto al reto territorial al que se enfrenta España, para el President "el Estado autonómico ha sido una historia de éxito pero que ya hace tiempo que se ha agotado" y ha pedido "recomponer un nuevo consenso más amplio y duradero para reordenar un nuevo modelo territorial".

En clave económica, Ximo Puig ha repasado alguna de las primeras decisiones que su Consell ha tomado con vistas a impulsar una "segunda generación de política industrial" que olvide la devaluación salarial y la competencia empresarial en precio para generar un modelo que se base en el diseño y la innovación.

Para ello, el Consell ha apostado por "resetear" la red de institutos tecnológicos con la creación de la Agencia de Innovación "para que las empresas y los investigadores puedan relacionarse y transmitirse información de forma más eficaz"; además se trabaja para fomentar la colaboración con el sector privado para atraer inversiones internacionales "y sacar el máximo provecho a nuestras universidades, a nuestros investigadores y a nuestros centros de innovación".

Puig ha recordado también el trabajo que se está llevando a cabo para "refundar" el Instituto Valenciano de Finanzas con el objetivo de que su crédito se dirija a las empresas y no a las administraciones y también ha resaltado la apuesta del Consell por nuevas empresas en nuevos sectores de vanguardia.

"Apostaremos por reforzar nuestra gran industria del automóvil y sus componentes, por las energías renovables y el avance de la tecnología fotovoltaica y eólica combinado con una buena regulación y que reduce los niveles de contaminación. Queremos que Valencia vuelva a ser líder de la dinámica empresarial e innovadora", ha resumido.

Finalmente Puig ha vuelto a pedir al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que autorice el proyecto el Gobierno Valenciano "Esperanza del Mediterráneo" para que 1.100 refugiados sirios que están en las islas griegas puedan venir a la Comunitat "donde los valencianos queremos acogerles". "Somos una sociedad solidaria y ahora no podemos permitir que el Presidente del Gobierno nos prohiba la solidaridad", ha reclamado.

Ximo Puig ha concluido su discurso con una descripción de la Comunitat Valenciana que el Consell que preside ambiciona construir, "quiero que la Comunitat Valenciana deje de ser invisible, quiero que deje de aparecer en las páginas de sucesos y tribunales, quiero que deje de estar en el furgón de cola de la financiación y que pueda ser la locomotora que abría y va a abrir caminos a la economía española, quiero recomponer el Estado del Bienestar tan devaluado los últimos años. Quiero que la Comunitat Valenciana sea un puente, un punto de encuentro, esa comunidad amable, abierta, acogedora para todos, que sume, que cosa".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha