eldiario.es

9

La gestión medioambiental, asignatura pendiente en las grandes ciudades: Alicante, Castellón y València suspenden

Un informe de la Sindicatura de Cuentas analiza las actuaciones en materia de meido ambiente llevadas a cabo en las mayores urbes valencianas y concluye: "Buenas intenciones no avaladas por hechos"

Contenedores de recogida selectiva de residuos.

Contenedores de recogida selectiva de residuos.

"Buenas intenciones no avaladas por hechos". Así califica la Sindicatura de Cuentas las actuaciones en materia medioambiental llevadas a cabo en los ayuntamientos valencianos de más de 10.000 habitantes en su informe relativo a los ejercicios de 2017 y 2018. Según el documento elaborado por dicha institución, de las ocho entidades analizadas en profundidad ninguna supera el 50% en la realización de las medidas analizadas: contaminación atmosférica, lumínica, acústica y tratamiento de residuos urbanos.

El grado medio de consecución de las medidas analizadas ha sido del 37,1%, siendo la recogida selectiva de residuos la que presenta una mayor sensibilización al adoptar los ayuntamientos un mayor número de iniciativas (62,5%). En este caso, Valencia ha implementado el 100% de las ocho medidas auditadas. En conjunto, la contaminación lumínica es el área en la que menos medidas se han aplicado.

El análisis se ha centrado en ocho ciudades valencianas, las de mayor población por provincia (Castellón, Vila-real, Alicante, Elche, Torrevieja, València y Torrent) y un municipio al azar entre los de menor población mayores a los 10.000 habitantes (Alzira). Entre estas localidades, las de mayor cumplimiento son Elche y Valencia (48,6% de las medidas analizadas) mientras que la de menor es Torrevieja (apenas un 17%), "presenta poca conciencia medioambiental", subrayan. Castelló se sitúa a la cola de las ciudades más grandes, aunque el informe resalta que "ninguna aprueba".

La Sindicatura detalla que la mayoría de ayuntamientos "apuesta por comprometerse con el medio ambiente", sin embargo matiza que esta apuesta "se queda en una mera declaración de intenciones", como demuestra el "muy bajo" porcentajes de municipios "realmente comprometidos".

Entre otras cuestiones, lamenta que las entidades locales "no han utilizado adecuadamente los recursos de planificación medioambiental puestos a su disposición por organizaciones internacionales".

Análisis previo

En una primera fase se realizó un análisis global de actuaciones en los 97 ayuntamientos valencianos mayores de 10.000 habitantes en el que se constata, entre otras cuestiones, que el 73'2% de los consistorios se adhirió a la Agenda 21 (todos los mayores de 100.000 habitantes), aunque sólo el 6,2% culminaron el proceso previsto con la elaboración de una declaración medioambiental (L'Eliana, Elche, Mutxamel, Pilar de la Horadada, Oliva y Sagunto), mientras que otros municipios, como Elda, Orihuela o Torrevieja no realizaron "ningún tipo de planificación".

También reseña la institución que apenas el 23,7% de los municipios dispone de un sistema de gestión medioambiental (SGM) y sólo tres de ellos (Benidorm, Cullera y València) lograron una declaración medioambiental. Entre los que no establecieron un mecanismo de estas características sobresalen las ciudades de Alicante, Castelló y Elche.

El 59,8% de las entidades analizadas ha aprobado una normativa específica; el 51,1% ha llevado a cabo acciones medioambientales en su funcionamiento interno; el 68% ha adoptado medidas de difusión y sensibilización; sólo se destinó el 0,8% del gasto a políticas medioambientales; y únicamente el 17,5% concedió ayudas o subvenciones para la protección y mejora medioambiental.

Recomendaciones

Como consecuencia de este análisis, la Sindicatura anima a los ayuntamientos a completar el proceso derivado de la adhesión a la Agenda 21, realizando un diagnóstico, definiendo planes específicos de acción ambiental y estableciendo programas y proyectos de actuación, asi como un plan de seguimiento o que se doten de sistemas globales de gestión medioambiental.

Insta a las entidades locales a actualizar sus ordenanzas municipales a las nuevas circunstancias en materia medioambiental; a que dispongan de personal técnico especializado y departamentos específicos en esta materia; a minimizar el impacto ambienata y la huella ecológica de su actividad; o a pontenciar la inspección y el control para detectar infracciones, entre otras cuestiones.

Recomienda a los municipios implementar acciones concretas en cada uno de los apartados analizados (contaminación atmosférica, lumínica, sonora y recogida selectiva de residuos): elaborar ordenanzas en cada una de estas materias, la creación o revisión de mapas zonificados de contaminación y planes de acción, la puesta en marcha de estaciones o puntos de medición de contaminación, mejorar la eficiencia de las acciones que se desarrollan... En definitiva, la Sindicatura de Cuentas otorga un suspenso general y constata que todavía queda mucho trabajo por hacer en el ámbito municipal en materia medioambiental.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha