eldiario.es

Menú

Las multas por aparcar en carril bus de València se cuadruplican por las mañanas y caen por las noches

Las sanciones por estacionar por las mañanas en el carril de la EMT y taxi pasaron de las 435 tramitadas en 2016 a las 1.773 en el año 2017.

En cambio, la prohibición de aparcar por las noches en este espacio se ha traducido en solo 72 denuncias el año pasado, por las 123 de 2016 puestas en los carriles con prohibición.

- PUBLICIDAD -
Coches aparcados por la noche en el carril bus en Valencia.

Coches aparcados por la noche en el carril bus en Valencia.

El estacionamiento momentáneo de coches en el carril bus forma parte del paisaje urbano habitual de València y es uno de los factores que más dificulta y lastra las frecuencias de paso de las diferentes líneas de la EMT.

Este es precisamente el motivo que ha llevado a la Policía Local a poner el foco sobre esta infracción con el objetivo de dotar de más fluidez la circulación de los autobuses y de evitar que estos tengan que esquivar los coches aparcados, una maniobra complicada y que también afecta al resto del tráfico rodado.

Así, fuentes policiales han informado que durante el año pasado las sanciones por este aspecto, que alcanzan los 200 euros, se cuadruplicaron pasando de las 435 tramitadas en 2016 a las 1.773 del pasado ejercicio.

Por su parte, la prohibición de estacionar por las noches en el carril reservado a los buses de la EMT y los taxis que  entró en vigor el 15 de mayo del año pasado se ha respetado en gran medida, a pesar de la polémica que levantó, con desencuentros sonados en el seno del equipo de Gobierno municipal.

Así se desprende de los datos facilitados desde la Policía Local, según los cuales, desde que se puso en marcha la medida tan solo se han puesto 72 denuncias, por las 123 puestas de un año antes en las escasas calles en las que estaba expresamente prohibido usar el carril bus para aparcar por las noches.

Desde la EMT son plenamente conscientes de que este es uno de los problemas a solucionar para mejorar las frecuencias de algunas de sus líneas y para ello han anunciado diversas medidas.

La primera de ellas es la instalación de separadores en el carril bus, algo que ya se ha hecho en las calles Colón, Matías Perelló y Centelles y que la entidad tiene la intención de ampliar a otras calles y avenidas.

Por otra parte, se anunció la implantación de un sistema por el que  los inspectores de la EMT podrían denunciar a los coches aparcados en el carril bus mediante una aplicación informática conectada a la Policía Local que, tras fotografiar al infractor, incorpora reconocimiento de matrículas, sello del tiempo y a continuación genera un fichero para determinar en qué ubicación exacta (con coordenadas X/Y y dirección postal) se encuentra el vehículo. Sin embargo, de momento este sistema finalmente no se ha puesto en marcha.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha