eldiario.es

9

"El PP convirtió la Fundación Jaume II el Just en un centro de colocación para asesores y afines al partido"

La socialista Carmen Martínez lamenta que después de casi cuatro años lejos del Gobierno valenciano, los populares "siguen protagonizando nuevos casos de corrupción"

Carmen Martínez, vicepresidenta de las Corts Valencianes.

Carmen Martínez, vicepresidenta de las Corts Valencianes. JESÚS CÍSCAR

"La desfachatez del Partido Popular no tiene ni ha tenido límites; después de casi cuatro años lejos del Gobierno valenciano siguen protagonizando nuevos escándalos de corrupción". Con estas palabras se ha referido la vicepresidenta de las Corts, la socialista Carmen Martínez, a la información publicada por eldiario.es en la que se desvela que la fundación Jaume II el Just, impulsada por el expresident Francisco Camps, sirvió para 'colocar' a diecisiete personas vinculadas al Partido Popular.

"Hoy podemos comprobar que el PP no sólo utilizó la Fundación Jaume II el Just para enriquecerse personal y orgánicamente, sino que la convirtieron en un centro de colocación para asesores y afines al partido a los que había que buscarles acomodo", ha apuntado Martínez, para quien, "mientras los valencianos de a pie pateaban la calle entregando currículos, ellos saltaban de una administración a otra sin despeinarse".

El que fuera "centro espiritual de todos los valencianos", según Francisco Camps, "se convirtió en el centro de empleo de exalcaldes, diputados autonómicos y asesores en paro". "Y no sólo esto -prosigue la diputada socialista-, los excesos y el despilfarro no se limitaron a las empresas vinculadas a la trama Taula, de los documentos facilitados a la comisión encargada de investigar estas contrataciones, podemos deducir que algunos profesionales externos facturaron cantidades desorbitadas sin una justificación, a priori, clara".

A juicio de Martínez, la sociedad valenciana tiene derecho a saber "qué se hizo con su dinero y por eso, en el marco de la comisión de investigación, no descartamos citar a declarar a nuevos testigos o trabajadores que nos expliquen cuánto y porqué se gastaba tan alegremente".

"Desgraciadamente parece que nos queda mucho de lo que escandalizarnos; descubrir que Aquilino Medina, asesor de Isabel Bonig en su etapa de Consellera de Infraestructuras, también estuvo contratado por la Fundación, nos advierte que la regeneración del PP aún tardará en llegar", concluye Martínez.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha